15 productos mexicanos que tienen Denominación de Origen

Los más conocidos son el mezcal y el tequila pero te sorprenderá conocer otros productos de Denominación de Origen de México.

Con las políticas del comercio internacional, surgieron necesidades para diferenciar los productos hechos a base de tradiciones particulares, o bien, que cuentan con cualidades especiales en comparación con el resto del mundo.

De esta necesidad nació la Denominación de Origen, que hoy en México es otorgada por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, creado desde 1993. La más antigua de estas denominaciones le fue otorgada en este país al tequila, la más conocida de las bebidas nacionales, en 1974. Según la Secretaría de Economía:

Las denominaciones de origen son el mecanismo ideal para resguardar la creatividad que implica la elaboración de productos a partir de métodos tradicionales, vinculados a las costumbres de zonas geográficas delimitadas y que se caracterizan por contener una importante carga histórica y cultural.

 

Hasta hoy existen 15 productos mexicanos con Denominación de Origen en México y son los siguientes:

 

 

Alimentos

Arroz del estado de Morelos: las condiciones climáticas del estado le han conferido una calidad casi incomparable.

El cacao Grijalva:  su grano sigue un proceso de fermentado que ancestralmente se ha utilizado en la región Grijalva de Tabasco.

Café de Grijalva, Veracruz: de un cuerpo y aroma muy fino, reconocido en todo el mudo.

Café de Chiapas: se trata de un café que se cosecha una sola vez al año, una tradición que inició en el estado desde 1846. En doce regiones del estado se cultiva este café. Se ubica entre el cuarto y quinto productor mundial.

Chile habanero de la Península de Yucatán: se trata de uno de los chiles más picosos del mundo. El calor y humedad de la zona le provee de un sabor único y delicioso.

Mango Ataúlfo, del Soconusco, Chiapas: nacido en Tapachula a mediados del siglo pasado. De un color amarillo intenso, casi 70% de su volumen es pulpa, y su sabor es reconocido en todo el mundo.

Vainilla de Papantla: Se dice que es la mejor vainilla del mundo. De un trabajo manual impactante; los trabajadores las polinizan a mano, “toman una por una con cuidado y conecta los órganos femeninos y masculinos después de rasgar la protección que cubre a los segundos”.

 

Bebidas

Bacanora: bebida producida en el estad de Sonora, extraída de un tipo de maguey muy peculiar: el Agave angustifolia haw. Tarda de 10 a 12 años en producirse. Hay bacanora blanco, reposado y añejo.

Charanda: se trata de un aguardiente hecho a base de caña de azúcar y con un tipo de agua que se considera especial, limpísima. Es de Uruapan, Michoacán.

Mezcal: de Oaxaca, Guerrero, Zacatecas, San Luis Potosí, Michoacán y Tamaulipas en sus diversos modos de producción.

Sotol: se trata de un destilado de la planta de sotol, que crece en las zonas áridas del norte de México.

Tequila: fue el primer producto de México con denominación de origen reconocida, en 1974, es la bebida mexicana más conocida en el mundo, se obtiene luego de extraer, fermentar y destilar los jugos extraídos a un maguey.

 

Artesanías

Talavera: la hermosa cerámica pintada de un blanco lechoso, con intrincados y elegantes patrones donde resalta el azul. De Puebla y Tlaxcala.

Olinalá:  madera trabajada de linaloe (copal) pintada con meticulosos patrones con flores. Lo más tradicional son las hermosas caijitas, aunque también puede trabajarse hasta una recámara. La madera es picada cuidadosamente con espinas de maguey para luego rellenarla con impresionantes pigmentos naturales.

Ámbar de Chiapas: desde el 2003, para el ambar extraído de todo Chiapas.

 

Conoce más de estos productos en este link.

 

*Fuente: Secretaría de Economía.

*Imagen: diariopresente.com.mx

 

La antigua leyenda de cómo nació la vainilla

Los antiguos habitantes de Papantla, Veracruz, honraron a la vainilla desde su mitología.

Pocos lo saben: la vainilla, sutil aromatizante, delicado saborizante, delicatessen mundial, es de origen mesoamericano. La más famosa de México es la vainilla de Papantla, que figura como uno de los 15 productos mexicanos que tienen denominación de origen en el mundo.

Precisamente en estas tierras, en Papantla, Veracruz, sus antiguos habitantes transmitieron una leyenda sobre el origen de la vainilla, tan importante en su cosmovisión por ser un elemento tan generoso de su entorno, modo de vida, cultura.

 

Te compartimos la leyenda del nacimiento de la vainilla en la versión  de la publicación Orgullo de México:

 

Según los antiguos habitantes de Papantla, Teniztli, tercer señor de El Tajín, tuvo con una de sus mujeres una hija de excepcional hermosura: la princesa Tzacopontziza. Una niña tan bella que el padre, al mismo tiempo que se enorgullecía de ella, vivía preocupado. ¿Qué hombre, pensaba, será digno de tener semejante tesoro? Ninguno, concluyó. No hay hombre en esta tierra que tenga los atributos que se necesitarían para disfrutar de semejante belleza. Dicho lo cual, ordenó Teniztli que su hija fuera llevada a una de las montañas cercanas, donde se levantaba el templo dedicado a la diosa Tonacayohua, y se quedara en el grupo de doncellas consagradas a su culto. Tzacopontziza se encaminó al templo de la diosa madre, protectora de la siembra y la cosecha. Durante algún tiempo aceptó su destino, quizá con alegría y devoción, quizá sólo con resignación. Hasta que un día, de la nada, apareció en las cercanías del templo un joven. Era Xcatan-oxga, quien en uno de sus paseos había visto de lejos a Tzacopontziza y, como era previsible, había quedadoprendado de ella.

Xcatan-oxga se acercó a la hija de Teniztli, habló con ella y, sin más, se la llevó consigo. Aunque no tenían la menor idea de adónde se dirigirían, lo primero era alejarse del templo, ¡y pronto! Sin embargo, sólo habían andado unos pocos pasos cuando un monstruo les cerró el paso. No había modo de escapar. Intentaron seguir un nuevo camino, pero entonces toparon con los sacerdotes de Tonacayohua. Sacrilegio, dijeron. Sin pedir explicaciones tomaron a la pareja, les cortaron las cabezas, extrajeron sus corazones y luego los lanzaron, con todo lo demás, al fondo de un barranco.

En el barranco, la vegetación comenzó a mostrar cambios inexplicables. Primero, todas las plantas y las hierbas se secaron. Después, comenzó a crecer un arbusto, uno solo, y pronto se llenó de hojas. A su lado creció una orquídea y, a los pocos días, se enredó en torno al arbusto, abrazándolo delicadamente. Cuando ambos alcanzaron su tamaño definitivo, las flores amarillas se transformaron en vainas oscuras, que despedían un aroma exquisito, incapaz de ser definido a cabalidad. Los sacerdotes dijeron que los corazones de Xcatan-oxga y de Tzacopontziza eran los responsables del prodigio y declararon que, por eso mismo, la planta era sagrada. La llamaron xanath o flor recóndita. Es la vainilla.

 

*Imagen: aprendeespanol.net/la-vainilla

Los mercados de la Ciudad de México son declarados como Patrimonio Cultural Intangible

La ciudad hoy guarda hasta 329 mercados públicos, una conservada herencia de época prehispánica.

De acuerdo a la mitología mexica, Huitzilopochtli ordenó a esta sociedad que se dividiese en los 4 rumbos del mundo. Según el Códice Mendocino, entonces Tenochtitlán quedó dividida en 4 grandes barrios Cuepopan, Moyotlan, Zoquiapan y Atzacualco

En estos 4 cada uno contaba con grupos de casas llamados calpulli, los cuales disponían de su propio templo, escuela y jefe de barrio, también de sus mercados. Estos últimos fueron siempre un eje fundamental de la vida social y económica en mesoamérica, en derredor de ellos no solo se gestaba un gran intercambio económico, también cultural sobre técnicas agrícolas, mejorías de especies, formas de entender el mundo desde la distinta relación con la naturaleza de los distintos grupos.

En Tenochtitlán el mercado más grande e importante, y que dejó atónitos a los españoles, fue el de Tlatelolco, que había transformado a esta parte de la ciudad en una comercial, dinámica, a donde llegaba mercancías de muchas partes de mesoamérica.

Los mercados, así, han sido eje medular del urbanismo y cultura en la Ciudad de México desde hace más de 700 años. Hasta hoy perviven, incluso, a contracorriente con una globalización que integra grandes supermercados, la mayoría de origen extranjero. Aún así, las cifras muestran que el 46% de la población en la Ciudad de México continúa, afortunadamente, abasteciéndose en el mercado, hoy existen hasta 239.

Por ser estos un eje ineludible de cultura, en estos días por primera vez los mercados de la Ciudad de México han sido nombrados como Patrimonio Cultural Intagible por parte del gobierno de la ciudad. Este nombramiento tendrá el efecto de la implementación de un Plan de Salvaguarda por medio de una Comisión de Patrimonio Cultural Intangible. Esta Comisión estará integrada por las Secretaría de Cultura y la Secretaría de Desarrollo Económico.

 

*Imagen: @mediatrover

 

El Archipiélago de Revillagigedo, mira por qué fue nombrado Patrimonio Mundial por la UNESCO (FOTOS)

Formado por cuatro islas, un auténtico sistema montañoso submarino, este tesoro mexicano ha sido reconocido por la UNESCO.

En el mundo existen paisajes únicos, que además de su importancia biológica, son legados estéticos irrepetibles. La belleza en este sentido es también riqueza que debe preservarse.

Por formar parte de un paisaje único conformado en el Pacífico, la UNESCO ha nombrado este 17 de julio al archipiélago mexicano de Revillagigedo como Patrimonio de la Humanidad (ubicado en el estado de Colima, entre 720 y 970 km al oeste de Manzanillo). 

Antes, en 1994 este grupo conformado por cuatro islas fue declarado Área Natural Protegida; en 2008 fue catalogado como Reserva de la Biósfera.

Sobre sus especiales cualidades este grupo de islas es considerado un auténtico sistema montañoso submarino, cuyas cimas se asoman como las islas que conocemos: Isla San Benedicto, Isla Socorro, Isla Roca Partida, Isla Clarión.

“Es un lugar absolutamente excepcional y prácticamente aislado, pero tiene un significado para completar un esfuerzo común de toda la fachada Pacífica de las Américas.” Declaró para Efe Nuria Sanz, directora de la oficina mexicana de la UNESCO.

La incorporación del archipiélago completará un arco de islas patrimonio de la humanidad que comienza en las Galápagos, pasa por la isla colombiana de Mapelo y la costarricense de Cocos.

Este conjunto de islas es muy famoso por las formaciones rocosas que hace en la inmensidad del mar, como arcos o esculturas que de pronto forman cañones en medio de la elegante vastedad del agua.

 

 

 

*Imagen: México Desconocido