¿Sabías que el tequila nació clandestinamente y con influencia árabe?

Los colonizadores habían prohibido las bebidas embriagantes pero ello no consiguió que se comenzaran los destiladas del generoso maguey.

La fecha exacta de la creación del tequila se desconoce. Se cree, sin embargo, que para mediados del siglo XVI, muy pocos años después de la llegada de los españoles, había comenzado a producirse. Los españoles, sobre todo los de origen andaluz, conocían la destilación del aguardiente de la uva, y se cree que añoraban una bebida con un sabor fuerte.

Aunque a partir del maguey los habitantes mesoamericanos habían preparado milenariamente el pulque, el proceso de destilación del aguardiente no se hacía como tal (aunque algunas teorías refutan lo anterior). Se piensa que este método traído por los españoles por una anterior influencia árabe, devino en la creación del tequila y el mezcal.

Sin embargo el uso del tequila no fue tan popular sino hasta el siglo XVIII. Ello porque incluso recién inaugurada la colonia existían ya intereses corporativos y se pretendía que los españoles continuaran consumiendo los aguardientes europeos. También  porque la corona buscaba apaciguar a los indígenas y se les prohibía el uso de bebidas alcohólicas como apunta José M. Muria en su libro El Famoso Tequila:

Para apaciguar a los habitantes hubieron muchas prohibiciones, entre ellas el consumo de embriagantes entre cuyos castigos estaban desde imponer una multa o un arresto hasta la desposesión de todos los bienes, e incluso, el cadalso.

Una de las fábricas indígenas más antiguas encontradas fue hallada cerca de Amatitán, Jalisco, en la barranca del Tecuane, aunque no ha habido modo de asegurar que estuvo activa antes de la llegada de los españoles.

Por ello el tequila es considerada como la bebida mexicana por excelencia, pues fue la perfecta simbiosis de el querido y arraigado maguey, representada por Mayahuel, diosa de los 400 pechos para alimentar de pulque a sus 400 hijos, con el gusto de los destilados por parte de los españoles.

Para el maguey prácticamente todas las culturas mesoamericanas tenían acepciones: metl en náhuatl, guada en otomí, atocamba en purépecha o tarasco, kaku`yste por los wirrárikas; ki en casi todas las variantes del maya o vitzo para los ópatas. No es extraño que de este haya nacido la bebida mestiza por excelencia: el tequila.

 

*Fuente: El Famoso Tequila/ José M. Muria, 1ª ed. México D.F., Miguel Ángel Porrúa,2015

*Imagen: vitivipedia.com

¿Por qué Tequila podría convertirse en uno de los destinos culturales más excitantes de México?

Esta comunidad está destilando su realidad para transformarse en un vibrante referente cultural.

La bebida nos ha inspirado a muchos, pero el destino, está forjando creadores, en todos los sentidos. Hablamos de Tequila, el precioso rincón en Jalisco, que detrás de su pinta impecable de pueblo mágico, está destilando su realidad, para transformarse en vibrante referente cultural en México.

Todos los elementos que ensamblan Tequila — el clima perfecto, paisaje generoso, rica historia multicultural, tradiciones duraderas y, por supuesto, el amor por el agave— resultan en una preciosa convergencia que se manifiesta en ricas expresiones de cultura multidimensional y en la promesa de indelebles experiencias de vida.  

En Tequila, sostenibilidad es la palabra clave

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

¿Pero por qué Tequila se está moviendo en este ritmo? Todos los rincones de México han sido privilegiados con riquezas al estilo Jalisco, sin embargo, la forma en que este destino se está ensamblando es muy peculiar y, sin duda, destacable. Sostenibilidad es la palabra clave.

Administraciones, comunidad y sector privado de Tequila han logrado organizarse para el bien común. Un actor muy relevante en ese sentido es la Fundación José Cuervo, que a través de distintas acciones se ha dedicado a convocar la participación de muchos en el terreno de lo social, la economía local, la ecología y la cultura.  

Cuando todos estos sectores y temas de interés se combinan y encuentran la manera de ayudarse en lugar de desplazarse, la magia ocurre. Lo interesante es que estas buenas intenciones, concretadas ahora en formas de vivir, no solo se disfrutan por la comunidad local, también han transformado a Tequila en un destino cultural excitante. Aquí la naturaleza tiene su lugar, igual que el patrimonio, las tradiciones vivas, la tecnología, la paz social y una vida que sabe muy bien.

¿Dónde vivir la excitante cultura de Tequila?

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

Las opciones son infinitas. “Pueblar” es solo el principio. Aunque las callecitas de esta zona son perfectas para caminar, la comida es deliciosa y la bebida sublime, hay sitios excepcionales que puedes explorar.

Si quieres darte el tour del tequila, puedes subirte al José Cuervo Express, un tren de pasajeros que te lleva desde Guadalajara al encantador destino y ya ahí, visitar la Hacienda Centenario y la Fábrica Rojeña.

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

Si prefieres la visita más cultural, tienes que conocer el Centro Cultural Juan Beckmann Gallardo, un espacio dedicado a conservar el patrimonio y a enamorar a locales y viajeros del arte mexicano de nuestro tiempo.

Con un poco de suerte, puedes asistir al Festival Cultural y Gastronómico de Tequila, una fiesta magnífica que se trata de la pura indulgencia de los sentidos. Comida deliciosa para el gusto, tequila para el olfato (y la mente), música increíble, arte, artesanías y, por supuesto, visitas a las fábricas de tequila y a los hipnotizantes campos de agave.

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

La música, por cierto, es cortesía de los locales y es un auténtico agasajo, pues casi todos los que se presentan son egresados de la Escuela de Música de Tequila, ligada a la Fundación José Cuervo, un espacio que ha formado a más de 600 alumnos, entre instrumentistas y cantantes.

Este proyecto, además de potenciar el talento de los chicos y chicas locales, está cambiando el tejido social del sitio, pues se presenta como un espacio para verter la propia energía creativa y extraer cosas positivas, que relajan el ambiente, que vuelven la vida cotidiana más amena, muy pacífica. Es una forma muy linda de hacer comunidad.

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

Y bueno, por si te faltaban cosas que experimentar, Tequila celebra otras ferias y encuentros artísticos, gastronómicos, de sustentabilidad y culturales en general, incluyendo el Encuentro de Productores Locales, el Encuentro de Bordadoras de Tequila y un encuentro de cocineras tradicionales y productores de alimentos, todos organizados por la Fundación José Cuervo y otros miembros de la comunidad local.

Al final, la vida en Tequila es tan rica, que no vas a querer irte.

*Imágenes: 1 y 3) México Desconocido; 2) Brandon Explores; 4) NTR Guadalajara;  5) Dónde ir; 6) Forbes México.

9 beneficios del tequila para tu salud

Para el sistema cardiovascular, digestivo, bajar de peso, tomar tequila en cantidades moderadas es excelente para tu salud.

En los años 90 el tequila se volvió, definitivamente, una moda internacional. Hoy, las bebidas mexicanas como el pulque y el mezcal están en auge, pero el tequila continúa siendo una bebida posicionada. Como todas las bebidas alcohólicas, en exceso causa estragos a la salud, pero en pequeñas dosis el tequila ofrece múltiples beneficios para la salud. Entre ellos, sus propiedades probióticas, que favorecen la proliferación de bacterias sanas en los intestinos. A este mundo microscópico, últimamente la ciencia lo ha considerado como el segundo cerebro, ya que múltiples enfermedades emocionales, incluso, están vinculadas con la salud del microbioma.

El tequila es muy popular por su sabor y efectos, sus propiedades para la salud son menos populares aunque sorprendentes, te compartimos algunas de ellas:

Es un probiótico

En el 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS), definió a los probióticos como “ los microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador”. Así, los probióticos son alimentos que nos proveen de bacterias benéficas que viven en los intestinos, y en gran parte, son responsables del bienestar de nuestro sistema inmunológico. Está comprobado que el tequila contiene fructanos que suministran de estas bacterias benéficas.

 

Es prebiótico

Además de aportar bacterias benéficas para el intestino, el tequila provee también de prebióticos, los cuales generan las condiciones óptimas para que vivan las bacterias benéficas. Se trata de la cuna por excelencia para que las bacterias amigables, e imprescindibles para la salud, prosperen.

 

Mejora tu digestión

Es verdad, como el tequila acelera el ritmo de la digestión (acelerando el metabolismo), y también es un aperitivo (abre el apetito) es un combo excelente para la digestión, sobre todo en torno a la comida más grande del día.

 

Reduce el azúcar en la sangre

Por ello es bueno para los diabéticos. El azúcar que proviene del agave, la agavina, acelera la producción de insulina en el cuerpo, y por ello reduce el azúcar en la sangre.

 

Ayuda a dormir

Sus propiedades relajantes hacen que tus músculos se “suavicen”, además, reduce la temperatura en el cuerpo, lo que hace que te de sueño.

 

Para bajar de peso

El tequila ayuda a eliminar toxinas y reduce el colesterol.

 

Mejora el sistema cardiovascular

Como habíamos dicho, el tequila, con moderación, mejora las funciones cardiovasculares, sobre todo porque disminuye el colesterol.

 

Favorece la absorción de calcio

Tus huesos estarán más sanos, ya que su componentes propician una mayor absorción del calcio.

 

Antigripal

En la cultura popular se sabe que un “caballito” es bueno para tratar los resfriados, pues, no es un mito. Debes hacer una mezcla de tequila con jarabe de agave y jugo de limón.

Imagen: elsiglodedurango.com.mx

¿Cómo distinguir un tequila de muy buena calidad?

Aprende a catar el tequila y asegúrate, con estas medidas, que es auténtico y de buena calidad.

El tequila, sobre todo desde su auge en la década de los 90´s, es de las bebidas más consumidas en todo el mundo. De una rica historia que mezcló los conocimientos indígenas, y el árabe, por medio de la influencia española, este tipo de mezcal es de un sabor y efectos que embonan en circunstancias tanto gastronómicas como de vida nocturna y culturales.

En lo general, sabemos que el verdadero tequila debe llevar la denominación de origen, que indica que fue producido en Jalisco, Tamaulipas, Michoacán, Guanajuato o Nayarit. Sin embargo, para saber si realmente estás consumiendo un tequila de calidad, te contamos algunas de las cualidades que debes conocer, tanto por medio de la revisión de la etiqueta como por la cata misma.

 

Saber las generalidades

Para conocer si tu tequila es de buena calidad, primero debes reconocer qué tipo de tequila es. Existen 6 tipos según su tiempo de añejamiento:

Tequila blanco: su color debe ser transparente o casi transparente. Se trata del tequila más joven, que no está añejado.

Tequila joven y oro/gold: este es una mezcla de tequila blanco con tequila reposado (añejado).

Tequilas reposados: son tequilas añejados en barril, aunque poco tiempo, puede ser desde dos meses.

Tequila añejo: de un color ámbar oscuro, se trata de tequilas con mínimo un año de añejamiento en barril.

Tequila extraañejo: con una maduración de alrededor de 3 años. Su sabor suele ser más hacia la madera, miel o vainilla.

Reserva: es el que se ha añejado por más de 8 años, su color y sabor son mucho más intensos, y entra en la categoría de los grandes licores.

 

En la etiqueta

como saber buen tequila calidad catar

Buscar la denominación de origen: esta es la que certifica que el tequila es auténtico, elaborado con el agave azul, solo de los estados de Jalisco, Tamaulipas, Michoacán, Guanajuato, y Nayarit.

El porcentaje de agave: según la norma, un tequila puede llamarse as, si está elaborado a base de entre el 51 y el 100% de agave azul. El que está hecho con 51% de agave, puede contener azúcares de diversas procedencias. Así que, un buen tequila, y como intuirás, es mucho más tequila si está elaborado 100% con agave azul. Esta información debe contenerla la etiqueta.

 

Catar

Lo mejor para catar el tequila es una copa ancha, y no el famoso caballito.

Observa el color: el blanco debe ser transparente o casi transparente, el joven u oro debe tener un color ámbar o dorado (de allí su apodo de oro); reposado, su color es pálido; el añejo debe ser de un color ámbar oscuro, y el reserva, su color es más intenso. 

El cuerpo: este se refiere a la viscocidad del tequila. Así puedes medir la cantidad de agave y reposamiento de la bebida. Agita la copa, mientras más viscocidad tienen las gotas que caen, quiere decir más agave y tiempo de añejamiento.

Aroma: debes oler al centro de la copa, donde se agrupan los aromas. Mientras más añejo debe oler más a fragancias como madera, miel o vainilla.

Saborear: inhala y deja ese oxígeno en los pulmones, ahora toma y mantén la bebida en tu boca de entre 8 a 10 segundos, haz que el líquido recorra toda tu lengua hasta antes de la garganta, traga y ahora suelta el aire. Así podrás degustar los sabores según el tipo de tequila que elegiste, y los olores-sabores que quedan al final del trago y reconocer su calidad.

Imágenes: 1) amuraworld.com; 2) elbarzon.mx