Emociónate con estos 5 flash mobs muy mexicanos (VIDEOS)

De pronto, en distintas partes del mundo comienzó a escucharse una trompeta y en cuestión de minutos se forma un ambiente mexicano a partir de elusivos flash mobs.

Como una escena fantasiosa en la vida real, en 2003 el primer flash mob exitoso sucedió en la tienda de Macy´s en Nueva York. Al menos cien personas se reunieron al rededor de una alfombra carísima, y en una escena cómica y algo absurda, cuando los empleados preguntaban a este grupo sobre sus intenciones, estos respondían que habían ido ha comprar la alfombra del amor.

Con el tiempo los flash mobs comenzaron a volverse más musicales, tal cuál, como una escena fantástica donde de un momento a otro todo se convierte en acordes, baile, sorpresa y sincronía. El antecedente más viejo de este quizá se encuentra en los Happenings iniciados en los 50´s, un movimiento de arte, agrupado en la rama conocida como performance arte, donde se reunían personas para hacer una escena, muchas veces sin público; la fugacidad y el arte por el arte fueron sus principales cualidades.

Los flash mobs cada vez son más elaborados. Incluyen musicalización en vivo, baile, y el lidiar con la sorpresa como inspiración creativa. En el mundo se han realizado muchos donde el protagonista ha sido la cultura mexicana; y con estos atisbos, las personas de distintas partes del mundo se han sentidos conmovidas, baste ver las reacciones.

 

En Madrid, España

En los Ángeles

En Colombia

 

En  el centro de la Ciudad de México

 

En Dolores Hidalgo, Guanajuato

En Tlaxcala

 

Fantásticas voces de ópera irrumpen este mercado mexicano (VIDEO)

Hay algo en los sonidos que emite esta música que sugiere suspender hasta el más caótico entorno…

Los mercados aparecen caóticos. La ópera se presume elegante. En el mercado pregonan con tonos chillones los marchantes. En la ópera sopranos, tenores y otras fantásticas voces ensamblan un delicado panorama sonoro. Los mercados son públicos. La ópera tiene la mala fama de responder sólo a ciertas clases sociales. Pero ambas manifestaciones son coloridas a reventar y en sus peculiares escenografías se desenvuelven las vidas de fabulosos personajes (algunos de ficción y otros “de carne y hueso”). Ahora imagínalos juntos: la ópera suspendiendo, de imprevisto, el flujo intenso del mercado.

#PorqueEsViernesVamos al mercado a escuchar ópera. 😱😃🤗👀🎼¡Da inicio el Programa de Acción Cultural Comunitaria! En el Mercado Río Blanco, delegación Gustavo A. Madero.

Posted by Instituto Nacional de Bellas Artes on Friday, July 20, 2018

Esto sucedió en el mercado Mártires de la Río Blanco en la Ciudad de México, como parte de un curioso proyecto cultural del INBA llamado “Ópera en Mercados”. La idea es armar conciertos a manera de flashmob en los tianguis de algunas de las colonias más “marginadas” (que probablemente significa lejos de los circuitos grandes de consumo cultural) de la ciudad, pero con un formato casual, abierto y bastante espontáneo.

mexico-ciudad-mercados-opera-mercado-flashmob-mexicano

Los intérpretes van vestidos de comerciantes y clientes, con bolsas de mandado, mandiles y hasta atendiendo puestos de carne o verduras. De pronto, la música comienza a sonar intensa en una bocinas y los ruidos del mercado, radios, televisiones, gritos que ofertan, reclaman o piden, chismes y demás, cesan. Las voces, completamente lejanas a las convenciones de este sitio resuenan inmensas y todo se desacelera. Los intercambios de bienes por dinero frenan, también las prisas y las ansias, sobre todo la densidad que a veces marca estos espacios, incluso los pequeños actos violentos que se cuelan en lo cotidiano. Comienza la escena.  

mexico-ciudad-mercados-opera-mercado-flashmob-mexicano

Los cantantes brincan y bailan entre la audiencia dispersa; los tocan e involucran; se suben a las mesas y a los puestos; juegan con las frutas. Sería insólito para un conservador del género. Al mismo tiempo, los rostros de la gente anonadada, que humildemente se deja encantar por esta manifestación que consideraba ajena, son preciosos. Y, en ese momento, francamente da lo mismo si la ópera está diseñada para algunas clases sociales y no otras: aquí la cosa es exponerse siempre a movimientos y piezas que sentimos lejanas, precisamente porque nos dan una lección de humildad o hasta nos hacen sentir empatía por cosas que de antemano habíamos rechazado.

mexico-ciudad-mercados-opera-mercado-flashmob-mexicano

Uno de los cantantes, el fantástico tenor Francisco Pedraza, no solo se dedica a la ópera, también atiende un puesto de zapatos en el Mártires y sabe que sus compañeros se pasan prácticamente todo el día trabajando, así, tienen bien merecido un momento distinto y la posibilidad de encontrarse con otra cosa; de romper los prejuicios y re-ensamblar la vida diaria.

mexico-ciudad-mercados-opera-mercado-flashmob-mexicano

Como dice la escritora Henriette Lazaridis, hay que amar la ópera por lo que nos hace sentir; no por la tradición a la que responde, sino por lo que evoca para cada quien. Frívola, en muchos sentidos, está marcada por la necesidad de explorar las pasiones y eso es algo con lo que todos podemos relacionarnos.

También en Más de México: La primera ópera en lengua náhuatl; escúchala (VIDEO)

Mexicana pega arte callejero y le incrusta inesperados y hermosos bordados (FOTOS)

El resultado es una especie de arte pop que nos invita a un regreso a algo más prístino, más originario.

El bordado es un arte que ha prevalecido entre lo estético, lo terapéutico, utilitario y lo espiritual; el bordado, simplemente, es una de las artes que nos ha acompañado desde el inicio de las sociedades.

Vinculado enormemente a la identidad de los pueblos; los textiles siempre han sido un emblema de la cultura, portadores de signos. Y el bordado no ha desaparecido, por el contrario, muchos artistas y personas comunes están reivindicándolo como una práctica arquetípica, que junto con el tejido, es excelente para tu cerebro, por ejemplo.

Y una mexicana está llamando la atención del mundo con intervenciones de arte urbano en bordado que desde el 2015 ha hecho, primero en las calles de Londres, y ahora en muchos más lugares. Con una preparación entre el diseño, arte y moda, Victoria Villasana, oriunda de Guadalajara, vive desde hace 12 años en Londres.

arte urbano bordados Victoria Villasana

Había empezado a hacer recortes de fotografías e intervenirlos, pero un día cuando caminaba en Londres, encontró recortes de un artista urbano pegados en las paredes de las calles, que curiosamente, resultó ser mexicano: Pablo Delgado.

Se inspiró en su trabajo y entonces se le ocurrió pegar sus intervenciones de fotografías con  hilos. El resultado es una especie de arte pop post-post moderno, que recuerda a un regreso a algo más prístino, más originario.

arte urbano bordados Victoria Villasana

Sin ser del todo político, su arte sí evoca a líderes que Villasana admira, desde una mujer zapatista hasta David Bowie. En entrevista para Vice Creators, comentó:

Siento que todo lo que estoy reflejando en mi arte es una mezcla. De mi experiencia, de mi raíz mexicana y también de vivir en una sociedad tan multicultural como Londres

Yo tengo más respeto por los huicholes y los indígenas, me quito el sombrero. En cuestión de técnica no siento que sea la mejor. Pero en la forma en que combino los colores… siento que está la influencia de lo que trabajé en moda. Siento que estoy vistiendo las fotos”.

Me gusta visualmente esta idea surrealista de que se desparrama algo, que las lagrimas corran por la calle… pero también me encantaba cuando pegaba una pieza en la noche y que al día siguiente pasaba y la veía, el aire movía los hilos y los pegaba, como quedaba cierto pegamento en los hilos… la misma naturaleza los pegaba en diferentes lugares, como que la naturaleza o el medio ambiente terminaba la pieza. Era como una metáfora perfecta de lo que siento que es la vida: la vida es cambio”.

Conoce más de su trabajo en su cuenta de Instagram, aquí.

35 mejores frases de Acción Poética por las calles de México

La pared pintada de blanco simula una hoja; desde hace 20 años Acción Poética conjugó el arte urbano con la poesía cotidiana.

En 1996, en las calles de Monterrey comenzaron a florecer frases envolventes, cargadas de ingenio y una especie de ingenuidad emocional. La mayoría de ellas estaban, y siguen estando firmadas, simplemente firmadas como: Acción Poética.

Este proyecto que nació hace ya 20 años pretende devolver la inspiración a las calles: todos nos sentimos a veces confundidos, enamorados, desencantados, vacíos, o plenos; y la poesía nos recuerda que estamos todos en el mismo barco. Estas frases poéticas nos unen desde los sentimientos comunes, y nos hace sentir más acompañados desde el espacio colectivo por excelencia: la calle.

En estas dos décadas este movimiento literario urbano se ha extendido a más de 30 países y está presente en más de 180 ciudades en México. Su fundador es el poeta mexicano Armando Alanís Pulido, quien en una declaración reciente apuntó:

Acción poética es una recuperación y una revaloración del gafiti literario público, en medio de las obras de carácter plástico, denominadas arte urbano.(…) Decir más con menos es una de las premisas de ese proyecto. Desde la acción provocar una reacción y reflexión. En este caso la reacción ha sido fenomenal.

Incluso, hay Acción poética en braille hecha con corcholatas. Al final de cuentas es la revaloración y apropiación del espacio público, desde la poesía. Es una acción que a veces realizamos sin el auspicio de ninguna autoridad oficial, pues la idea es que la poesía sea parte cotidiana del paisaje público”

Aquí presentamos una compilación de frases que le han ganado a este proyecto ese lugar que ha calado hondo, y de forma preciosa, en el sentir colectivo; a fin de cuentas pocas expresiones más hermosas que enfrentarnos con la poesía desde lo sencillo, lo cotidiano, lo común.

mejores frases accion poetica

 

Para conocer más de este proyecto, visita también su sitio, o su cuenta de Twitter.

*Imágenes: Facebook de Acción Poética