Este genial Pabellón Cultural Migrante ha cambiado miles de vidas

Con su elegante estructura triangular ha recibido a miles de migrantes, quienes participan desde en su costrucción hasta en generar opciones de autosustento.

Cuando uno se encuentra en un momento de supervivencia, pareciera que solo existen prioridades como la alimentación, un techo, y desde luego, al rol del arte y la cultura se les relega.

Aunque lo anterior tiene mucha lógica, el arte y la cultura, y sus enorme cualidades sanadoras,  han probado que en contextos de pobreza, marginación, incluso supervivencia, puede tener un papel vital que asombra. En Oaxaca, por ejemplo, en el barrio de Vicente Guerrero, cientos de jóvenes han escapado de las drogas y violencia gracias a una escuela de música, la cual genera cohesión entre los involucrados, desde los padres de familia hasta los alumnos graduados, o en curso, hasta los vecinos y enterados.

Estos ejemplos abundan, y uno de ellos, que, además formó parte del Pabellón de México en la última Bienal de Arquitectura de Venecia, como parte de una serie de proyectos de diseño con fines comunitarios, es el Pabellón Cultural Migrante creado en el 2014 por el despacho mexicano de diseño Tuux.

pabellon cultural migrante arquitectura social mexico

Esta estructura itinerante y desarmable se diseñó para un proyecto en Tijuana, como encargo para un programa llamado Cultura para la Armonía que atiende a migrantes que están varados en la frontera (hoy sobre todo haitianos), y lo hace desde talleres en los cuales pueden aprender oficios que les permitan sobrevivir mientras se encuentran en su situación. Podría parecer muy simple pero en realidad una estructura como estas,  desde donde se envía el mensaje de que se tiene cabida en la sociedad sea cual sea la condición de la persona genera transformaciones sociales increíbles. Los mismos usuarios erigen el Pabellón, formando parte de su construcción y siendo remunerados por ello. Ahora ya existe otro en Iguala, Guerrero (sí, donde desaparecieron los estudiantes), y está por instalarse otro en la frontera sur; miles de personas han formado ya parte de los talleres.

pabellon cultural migrante arquitectura social mexico

Platicamos con Rodolfo Samperio, quien está a cargo del proyecto, y desglosó para todos sorpresivos datos que dan cuenta del porqué este Pabellón ha llamado la atención del mundo y el por qué la arquitectura social y comunitaria es simplemente necesaria:

El Pabellón se usa principalmente para talleres de esparcimiento y cultura para la población. Puede construirse simplemente a partir de una llave de tuercas y martillo de goma. Así, el primer taller es el levantamiento mismo de la estructura; la gente se siete muy orgullosa en solo un par de días, es sorprendente. Entre los talleres que se enseñan están, por ejemplo, gráfica, fotografía, piñatas, y luego pueden vender lo que hacen. pabellon cultural migrante arquitectura social mexico

Sobre los beneficios del proyecto

Cuando la gente se encuentra en este tipo de circunstancias agradece muchísimo, se les paga por levantarlo. En situaciones de supervivencia las artes parecen un lujo pero no podemos desestimar su poder para salvar vidas, genera fuerzas. Lo que mas nos sorprende siempre es la calidez de la población objetivo, la gente se lo apropia muy cálidamente. También, el hecho de que ellos mismos lo construyen genera una apropiación aún mayor con el espacio público, se hace cohesión, contacto, comunidad.

pabellon cultural migrante arquitectura social mexico Sobre el papel de la arquitectura social en México

Es vital por que es uno de los derechos humanos básicos y está muy violentado. En México no debe haber una misma arquitectura, tiene qué existir una diversidad de opciones que brinden dignidad a la gente. Queremos armar un frente desde el diseño y la arquitectura que de verdad genere beneficios en la persona y la sociedad.

pabellon cultural migrante arquitectura social mexico

 

Imágenes: tuux.mx

 

 

 

Finos retratos de siniestra simetría, cortesía de un arquitecto mexicano

Las casas de interés social proponen un paisaje que evoca extrañeza, pero también un peculiar placer derivado de su singular simetría.

Entre los paisajes fantásticos que hacen de México uno de los lugares más espectaculares del mundo, hay constantes interrupciones de concreto. Algunas son igualmente emocionantes, pero otras evocan una peculiar extrañeza; en el mejor de los casos, remiten al absurdo y en el peor, son llanamente feas o innecesarias.

Las casas de interés social, por su parte, evocan algo verdaderamente siniestro, pero también un extraño placer para la vista que posiblemente deriva de su singular simetría. Estos atributos atrajeron al ojo del brillante arquitecto y fotógrafo mexicano Jorge Taboada, quien dedicó una exquisita serie de imágenes al análisis de estos monstruosos conjuntos de viviendas que se encuentran en las afueras de casi todas las ciudades del país.

Como sucede constantemente con los proyectos gestionados por gobiernos mexicanos, algunos desarrollos se quedan solamente en eso. Inacabados, abandonados, aislados y grises, conjuran una cualidad ciertamente apocalíptica que también es seductora para el ojo de un creador como Taboada.

mexico-paisaje-urbano-imagenes-casas-interes-social-fotografias-drone

También en Más de México: Geniales fotografías de “arquitectura libre” mexicana (GALERÍA)

Y aunque sus imágenes son finísimos retratos de esta infraestructura, también funcionan como evidencia para ejecutar una dura crítica, no solo al proyecto de “interés social”, sino a una manera de entender la función arquitectónica. Nos olvidamos a veces de que el diseño del espacio tiene un poder enorme sobre nuestra cotidianidad. De sus formas dependen nuestros movimientos y posibilidades de habitar.

En ese sentido, la habitación, la “vivienda”, determina las vivencias de quienes la utilizan. Y, sin duda, hay una desconexión fuerte entre lo que suponen sobre la vida quienes diseñan estas casas (todas idénticas a sí mismas, tratando de usar la menor cantidad posible de material y los materiales menos costosos)  y las necesidades reales de las personas que se ven en la necesidad de comprarlas y rentarlas.

Esa misma distancia entre las viviendas como objeto y los usuarios es lo que las vuelve tan enigmáticas. Su falta de “usabilidad” recuerda a las cualidades de muchas obras de arte que están ahí para romper el paisaje de lo cotidiano, para cuestionarlo, pero no para ser habitadas o para facilitar la navegabilidad de la existencia.

“Alta densidad”, la serie de Taboada, toca con cuidado los dos lados. El fotógrafo de arquitectura llama acertadamente a estos conjuntos “paraísos siniestros”. Como explica (según este artículo de la revista WIRED):

Por un lado veo la belleza de esta arquitectura: los paisajes monocromáticos, las formas fractales… Pero luego creo que hay personas que viven allí y que están sufriendo las consecuencias de la despersonalización de la vivienda. Las grandes empresas de construcción, sin las regulaciones adecuadas del gobierno, construyeron parques pequeños o inexistentes y áreas de recreación. Estos son cubos pequeños y concretos, muy caluroso en el verano, y sin patios traseros. Los llamo paraísos siniestros.

Tal vez nuestros gobiernos podrían empezar a imitar las formas del paisaje que el concreto está fragmentando.

Estas fotografías de peculiares edificios mexicanos te robarán el aliento (GALERÍA)

La fotógrafa alemana Candida Höfer retrató algunos hermosos espacios culturales en México de una forma muy especial.

Discretamente, los espacios arquitectónicos modelan nuestra forma de actuar. Hay sitios donde es más evidente; estructuras que no solo nos invitan a admirarlas y portarnos de cierta forma, sino que son inmensamente portentosas y nos hacen sentir; que nos mueven.

México sin duda alberga cientos (o tal vez miles) de sitios con estas cualidades. Nuestra rica historia colonial y de migraciones nos ha dejado una increíble herencia en términos arquitectónicos. Catedrales, conventos, casonas, haciendas, teatros, museos, palacios y demás joyas que edifican, de distintas maneras, nuestra identidad.

Por otro lado, pocas veces tenemos la fortuna de admirarlos por sí mismos, más allá de la forma en que son usados. La fotógrafa Candida Höfer se dedica a construir esta particular experiencia a través de sus hermosas imágenes en gran formato que retratan segmentos de algunos peculiares ejemplos de arquitectura mexicana.

Así, libre de sujetos que dispongan de ellos, se hace evidente cómo los edificios disponen de nosotros, cómo nos hacen suyos, a través de cada uno de sus ricos detalles. En las iglesias y los teatros el juego es muy claro. No se trata solo de los altísimos techos, sino de los colores y una excéntrica decoración que nos recuerda la importancia de lo que cada lugar representa.

Luis Barragán dijo alguna vez que la arquitectura es un arte “cuando uno crea consciente o inconscientemente una emoción estética en la atmósfera y cuando este entorno produce bienestar.” En muchos sentidos, los enormes recintos fotografiados por Höfer son productores de bienestar y eso no se hace visible hasta que pensamos en el espacio por sí mismo.

Te dejamos por aquí las particulares visiones: edificios hechos para hacer público lo simbólico (el arte y la religión, sobre todo) pero, que al estar vacíos pueden transformarse, por lo menos por un instante, en catedrales muy personales.

2 arquitectas mexicanas entre las grandes promesas del arte del espacio

En una escena creativa dominada por la masculinidad, estas dos arquitectas mexicanas lograron posicionarse entre las más relevantes del mundo.

Luis Barragán dijo que “el espacio ideal debe contener elementos de magia, serenidad, hechicería y misterio”.

La afirmación no debería ser tratada por quien resuelve el arte del espacio como un simple llamado a la inspiración, sino como una advertencia: la arquitectura es un acto que conjura elementos y fuerzas materiales y simbólicos con la intención de transformarlos en un refugio para un objeto fascinante, complejo, místico, histórico, sagrado y profano: el cuerpo humano. No cualquiera destaca en esta búsqueda.

El asunto se complica (y mucho más) si eres arquitecta (en femenino). Como muchas otras, la escena de la que hablamos es una dominada por la masculinidad y por una concepción de la intelectualidad y el diseño que continúa haciendo una división primitiva de las labores: el hombre construye la casa y la mujer la habita.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Centro Académico y Cultural San Pablo, Oaxaca. Gabriela Carrillo.

Frente a este cansado absurdo, reflejado constantemente en los medios —que, si bien, reconocen la existencia del problema, se dedican a extenderse sobre él y no a celebrar en gran escala a las arquitectas relevantes que, a pesar de él, destacan— Julia Gamolina, fundadora de Madame Architect, ha compilado una lista de “19 mujeres arquitectas para tener en la mira durante 2019”.

En el “top” solo están incluidas creativas que han sido reconocidas con el premio A+Award de la prestigiosa plataforma Architizer en los últimos 5 años. En palabras de Gamolina  estas mujeres “han demostrado que, aunque a menudo se enfrentan a la marginación, es posible llegar a la cima y hacer que se construyan cosas extraordinarias.”

Dos brillantes mexicanas forman parte de la lista. Te las presentamos:

Gabriela Carrillo

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo

Entre las figuras femeninas más destacadas en la arquitectura contemporánea en México, el nombre de Gabriela Carrillo no puede faltar. Junto a Mauricio Rocha, dirige TALLER Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo, firma mexicana especializada en la disciplina.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Juzgados de Pátzcuaro en Michoacán

Gabriela es reconocida por dos grandes proyectos donde la funcionalidad social se combina con un diseño impecable: el Centro Académico y Cultural San Pablo en Oaxaca y los Juzgados de Pátzcuaro en Michoacán, donde los elementos arquitectónicos pretenden emitir mensajes sobre la forma en que las personas que utilizan el espacio se están relacionando entre sí:  “[…] cómo la luz deconstruye y construye un espacio, cómo la transparencia y las cosas abiertas generan democracia, cómo la arquitectura comienza a hablar…”

Tatiana Bilbao

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo

La arquitecta Tatiana Bilbao es quizá una de las más destacadas en México (entre hombres y mujeres). Por su trabajo en el diseño de viviendas asequibles y sostenibles fue reconocida en los A+Awards 2017. Como señala Julia Gamolina, en este campo Bilbao está “rompiendo paradigmas”. Su proyecto Modelo de Vivienda Sustentable permite realmente construir casas modificables, baratas y estéticamente conmovedoras.

arquitectas-mexicanas-premios-reconocimientos-tatiana-bilbao-gabriela-carrillo
Jardín Botánico de Culiacán en Sinaloa.

Además de este, algunos de sus proyectos más reconocidos son el Jardín Botánico de Culiacán en Sinaloa y la Sala de Exposiciones en Jinhua Architecture Park de Zheijiang en China.

*Imágenes: 1, 5 y 6) Archidaily; 2, 3, 4 y 6) Crédito no especificado.