Vuélveme a contar lo mexicano: el GIF, una probadita de mexicanidad en nuevos medios

Estos artistas están volviendo a imaginar lo cotidiano mexicano a través del arte digital.

Entre la fauna de contenidos digitales, por cierto bastante extensa, los GIF han destacado por su sensibilidad estética, por su coquetería loopeada que nos permite refrescarnos una y otra vez en una pincelada casi aromática de un instante audiovisual. Y México, sus creadores, se han sumergido también en esta faceta del arte digital: como dulces electrónicos que, asociados con cierto tino, representan pixeles de identidad cultural, en su caso mexicana. 

Los memes probablemente no necesitan presentación: son tan populares que hay memes sobre ver memes. Podríamos definirlos como imágenes o textos que sintetizan una situación o evento de dominio popular característica de una forma de sentirse o de ser. Normalmente son chistosos o absurdos y, sin exagerar, son uno de los medios de representación característicos de las generaciones contemporáneas.

Por otro lado, están los GIF. Son muchas las redes sociodigitales que ya permiten enviar archivos GIF (graphic interchange format), y eso definitivamente ha aumentado la popularidad de este formato. Los GIF son pensados comúnmente como una versión sofisticada de los memes, porque tienen una función similar, pero están construidos por una secuencia de imágenes que se repite infinitamente. A primera vista, pueden parecer videos, pero en realidad están conformados de sólo unas pocas imágenes. Podríamos decir que son videos de pocos cuadros por segundo.

Los archivos en formato GIF son utilizados como recurso para ilustrar sitios web desde la década de los 80. Además, desde que existen se han desarrollado como herramienta para los artistas que trabajan con nuevos medios. En México tenemos muestras dignas del uso creativo de este tipo de archivos.

¿Qué es el arte en nuevos medios?

En los años 80, el arte que se producía haciendo uso de las, entonces, nuevas tecnologías (como la computadora y el internet) era tan distinto a las producciones contemporáneas que diversos grupos de creadores decidieron otorgarle su propia denominación. Y aunque es posible argumentar que el arte en nuevos medios no puede ser considerado como un estilo o un movimiento en sí mismo, haciendo su denominación aún más laxa o floja, sí hay algunas posibilidades técnicas inscritas en esta forma de hacer arte que se repiten.

Importa mucho, por ejemplo, que los medios digitales nos permiten descomponer y recomponer desde lo más profundo la programación (a la que nos podríamos referir como “estructura virtual”) de todo objeto digital (imágenes, audio, video, texto, etc), lo que representa una corrupción de los conceptos y sus contextos, que nos invita a reflexionar sobre los mismos, sobre su pertinencia, su significado y sus formas de ser narrados y representados. La parodia que es un ejercicio del que se valen frecuentemente los memes y la intervención podrían ser también característicos de este tipo de arte. A veces la intervención puede ser una forma de confundir a los espectadores de la obra (como es el caso de jordi.org, uno de los primeros proyectos de arte en nuevos medios ligado a lo digital, que constaba de una página web interactiva conformada por una mezcla aparentemente aleatoria de elementos extraídos de otras páginas web, sobre la que el usuario no tenía ningún control).

Otro elemento importante es la interactividad. El espectador se vuelve usuario de la obra, en muchos casos. Y, si la obra no es “interactiva”, como en el caso de los GIF, el usuario puede decidir cómo y hacia dónde distribuirla o si corromperla para generar una obra nueva. Esto último nos lleva a otra característica importante. El arte en nuevos medios está muy ligado a la tendencia de abrir las fuentes de información para que cualquiera pueda reciclar y transformar los elementos que conforman una obra de este tipo. Posiblemente, la misma obra esté compuesta a partir de un proceso de “reciclaje” o “copy paste”.

¿Por qué no ha dejado de ser subversivo?

Muchos ya estamos muy acostumbrados al consumo de lo digital. En muchos sentidos, podríamos decir que ya está institucionalizado. Y aunque los museos y galerías siempre han encontrado maneras de abrazar estas corrientes alternas, aún hay elementos interesantes en los nuevos medios que no han dejado atrás los cuestionamientos hacia la cultura que los está utilizando y produciendo. El “copy paste” , el “remix” y el movimiento por el “copy left”, invitan a una cultura diversa, cuyos bienes simbólicos están abiertos a ser reformulados y cuestionados todo el tiempo. Y no necesariamente desde la tolerancia, también desde la burla, el absurdo, el juego, el albur y la recomposición.

¿Por qué importa el GIF en el arte mexicano?

La forma en la que el GIF, como extensión del meme, se ha posicionado en el imaginario de los usuarios de lo digital, combinado con sus cualidades técnicas, permite retomar eso que reconocemos todos los que nos inscribimos en una cultura y replantearlo. Tal vez sacándolo de contexto o exaltándolo tanto que nos resulte absurdo. En otra tendencia, el GIF puede ser poético y trae los detalles que valoramos de nuestras tradiciones y mitos a una dimensión en donde se vuelven a conectar con su contemporaneidad y su valor simbólico se refresca o se activa.

El bucle, inherente al GIF, puede cumplir la función de volver absurdo un símbolo, por el desgaste visual al que lo somete; o si nos presenta una imagen muy compleja, nos obliga a ponerle atención como nunca antes lo habíamos hecho. La inmediatez, temporalidad en la que se expone mucha de la producción de este tipo de arte, reitera el argumento: lo simbólico importa en su facticidad, pero puede cambiar, puede refrescarse, y también puede olvidarse.

Muchos artistas mexicanos que han trabajando con GIFse valen de los objetos o situaciones que son cotidianos en nuestra cultura, apelando a la identificación nacional, pero dándole vida desde nuevas formas de imaginar lo mexicano y de narrarlo, volviendo sus símbolos accesibles, sin dejar de ser juguetón y experimental.

No dejes de revisar este increíble proyecto narrativo de “The Broken English”, colectivo mexicano que trabaja con arte digital.

Este GIF es de ib_h264, artista emergente mexicano que trabaja con diversas técnicas ligadas al arte en nuevos medios, como el glitch. 

 

LATS es un ex-arquitecto que ahora representa el paisaje en constante deconstrucción de la Ciudad de México de forma digital.

 

 

 

El trabajo de Simon Gerbaud es visualmente elegante y técnicamente sorprendente.

 

 

Chacalall trabaja con motivos muy poéticos, que remiten a culturas de este país poco representadas en lo digital.

 

Yasilslas tiene animaciones simpáticas y muy curiosas, además de la reinterpretación de motivos callejeros de la vida mexicana.

 

 

*Imagen: recortada de la obra de ib_h264

*GIF: 1) Chacalall; 2) Yasislas; 3) ib_h264; 4)LATS

El poético mural que solo se revela si lo toca el agua (y celebra a una antigua cosmogonía)

Esta artista mexicana instaló un ingenioso mural en Campeche que solo puede ser visto cuando entra en contacto con el agua.

Las fascinantes cosmogonías de quienes habitaron estas tierras antes de la conquista, continúan dibujando el horizonte de nuestras creencias y definiendo lo que para nosotros significa lo “divino”. Tal vez no lo hacen con misma potencia de antaño. Tal vez lo que tenemos que esas cosmogonías hoy son interpretaciones contemporáneas.

Pero se mantienen activas, continúan haciendo identidad con nosotros a través de rituales y saberes populares; como si conformaran una antigua brújula indicando coordenadas en un idioma que desconocemos, pero que nos guía por un camino que nos sabe familiar. Así, aunque invisibles, están trazadas de forma indeleble en nosotros.

eva-vale-mural-maya-campeche-arte-contemporaneo-muralismo-mexico

Esta particular sensación es la que evocan los murales de Eva Vale, artista mexicana que utiliza una técnica muy especial. Sus enormes piezas están pintadas con una técnica impermeabilizante en negativo y cuando el agua toca los muros de cemento, se activan espectaculares diseños que evocan este antiguo —pero bien vivo— aspecto de la mexicanidad.

Su más reciente pieza está dedicada a la intrincada cultura maya. Teñida absolutamente por su entorno natural, a la cosmogonía maya pertenecen también la selva, los manglares, el mar y animales y plantas como la ceiba, las tortugas, la serpiente y la flor de loto. Todos estos son representado en “Naturaleza de lo divino”, el mural de 22 metros de largo y 4.5 de alto, situado en el malecón de Campeche.

eva-vale-mural-maya-campeche-arte-contemporaneo-muralismo-mexico

Además, Vale retoma del Popol Vuh a los dioses gemelos que crearon la tierra (Hunahpú e Ixbalanqué), acompañados de la diosa Ixchel (diosa de la luna, amor, fertilidad y trabajos textiles).

En el mural se aprecia la frase “In lak’ech hala ken” que significa “Yo soy tú, tú eres yo”, haciendo una declaración preciosa y necesaria: estas cosmogonías que nos guardamos bajo la piel, pero que se activan frente a ciertos contactos refrescantes y purificadores —como una conversación honesta— podrían transformarse en el punto de encuentro que tanta falta nos hace en esta, la era de la polarización.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La NATURALEZA DE LO DIVINO… Los mayas creían que al meterse el sol, tenía que luchar por su vida para volver a salir… Bajo ese argumento este mural de 22 mts x 4 está ubicado en el malecón, frente a palacio de gobierno… Donde los gemelos que crearon el mundo según el popol vuh (Hunahpú e Ixbalanqué) junto con la diosa Ixchel y la herencia de Campeche le acompañe todos los días. Esta pieza que aparece con el agua busca reconocer la riqueza de campeche… Donde a partir del jade se construye y de construye – calakmul sobre un árbol de ceiba (el elevador de los mortales al Inframundo), quien después se convierte en el cocodrilo y la tortuga (los encargados de traer a los Dioses a la tierra) el espíritu del quetzal, la flor de loto, los números mayas ( el cero) , el búho, la fortaleza de campeche y su ciudad amurallada … La máscara de calakmul de día y las manchas de jaguar como estrellas para la noche encapsulan mi enamoramiento por campeche En mi, solo hay extra agradecimiento al gobernador con dinamita en la sangre y miel en el corazón @alitomorenoc, a mi idea de serenidad @chriscastdemor, al programa @mexicobienhecho de Comex…y a mi todo en la vida @lucilagl…gracias a todos los que forman parte de este proyecto #muralcampeche #evavale #mayas #campeche

A post shared by Eva Vale (@evavale) on

Mira aquí un video que expone cómo se activan las piezas de Eva Vale y descubre más sobre su obra en su cuenta de Instagram.

Trascendiendo el cliché del folclor: la cultura popular viva en la obra de Teresa Barrera

"Es importante reflejar un poco lo que te toca vivir; un poco de lo tu época".

Como todo lo que sucede a nuestro al rededor nos cuenta cosas mucho más profundas, la artista mexicana Teresa Irene Barrea, va por las calles de CDMX con los sentidos aguzados. 

Empezó a pintar por mera casualidad, en algunos talleres de la prepa en el 2002. Luego, ya no pudo dejar de hacerlo, pero sobre todo porque lo que hallaba en las calles, y en la vida cotidiana en general, le llamaba a plasmarlo.

teresa irene barrera artista

Microhistorias marineras

Su arte refleja la cultura popular más no desde el cliché. “Toda cultura y lenguaje tiene que renovarse porque sino se queda para museo, la cultura popular es lo que nos toca vivir”, me dice.

A sus 37 años su obra ha sido expuesta en distintos países y esta creativa muestra un especial interés por lo diminuto. Nos acerca la realidad del caos de la vida mexicana diaria en micro historias enfrascadas o como elementos de los gabinetes de curiosidades clásicos del siglo 19. Objetos que contaban historias, muchas misteriosas, para descubrirlas.

“Pinto sobre la cultura popular que es lo que me toca ver diario. Considero que es importante reflejar un poco lo que te toca vivir un poco de lo tu época, yo estudié historia en la UNAM, y esto que te toca vivir tiene que pasar por tu interpretación,”, cuenta.

Fantasmas del metro

Sus lienzos también pueden ser cajas de cerillos o recortes pintados y puestos al interior de marcos antiguos. También hace murales comunitarios o figuras de papel que pueden reflejarse en la pared inmersa en la noche.

Entre fantasmas del metro, nostalgia huasteca o sonideros en la Santa María de la Rivera, Ibarra sustrae algo muy inmediato que documenta la esencia de eso dinámico, abstracto y cambiante de la realidad mexicana. 

Más allá de lo social, o el folclore, para ella: el relato. 

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Las aspiraciones

teresa irene barrera artista

Tamborilero

teresa irene barrera artista

La dulce fidelidad

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Mexican Pink: una vibrante representación de nuestra tierra (GALERÍA)

Paloma Rincón construye con sus fotografías hermosos mundos llenos de significado…

Cuando decimos que las fotografías de Paloma Rincón son vibrantes, es en serio. En ellas hay algo ineludible que captura el ojo y más que un elemento concreto, ese algo es una sensación que emerge del conjunto: entre colores brillantes, hermosas composiciones y una sospecha de que, lo que ahí se presenta es un mundo cargado de significado.

Te puede interesar: 9 fotógrafos mexicanos para encandilar la mirada

La fotógrafa mexicana ahora vive y trabaja en Madrid, pero en ella y su hacer se manifiesta algo que evidentemente se originó en otro lado. Su estilo definitivamente hace eco profundo con su profesión: la fotografía publicitaria; sus imágenes tienen un acabado impecable y siempre están sugiriendo algo que no termina de concretarse en el encuadre. Ella les llama juegos visuales y sin duda hay una invitación en su obra que apuesta por lo lúdico. Paloma dice:

La fotografía me permite trabajar con elementos del mundo real y descontextualizarlos para formar pequeños universos que de alguna forma representan de manera icónica conceptos o ideas que me gusta explorar.

Y es que su proceso implica mucho más que capturar un momento, Paloma se dedica a montarlo, a ensamblar la escena con lujo de detalles, contruyendo preciosos  —y ya muy característicos de su trabajo— bodegones contemporáneos.

“Mexican Pink” es una serie dedicada a bodegones inspirados en nuestra tierra. Nombrada para hacer honor el mítico rosa nacional, este proyecto es enteramente personal y el resultado final trae a presencia los hermosos colores mexicanos, los sabores, los olores y sin duda también, la rica y fina tradición artesanal local. En palabras de Paloma:

Todo lo que hacemos ahora se nutre inevitablemente del pasado, ya sea de la tradición o de expresiones artísticas anteriores que se van adaptando a las nuevas épocas. Nada es nuevo del todo pero sí se puede aportar una nueva mirada a algo ya existente. Hay muchas maneras de abordar un tema desde un nuevo punto de vista y con ello generar algo diferente.

Es claro que, con su hacer, Paloma está honrando nuestras tradiciones, pero también se permite encuadrarlas desde lugares insospechados, recordándonos que el ingenio es vital en la práctica creativa. Solo a través de la re-creación y la experimentación nos podemos encontrar con nuevas formas de leer e inventar el mundo que nos rodea. En ese sentido, “Mexican Pink” se vuelve también una pregunta por la identidad.

Me intereso mucho por técnicas de todo tipo y sobretodo las que tienen más conexión con lo hecho a mano […] Intento incorporar en mi trabajo formas de trabajar con materiales que aporten algo diferente y que a la vez tengan identidad.

Y la búsqueda termina bien. Aunque en su obra Paloma utiliza elementos típicos, con los que cualquiera de nosotros podría relacionarse o por lo menos puede reconocer, no deja de de-construirlos y re-construirlos, como diciendo que no somos solo los clichés. Es claro: ser mexicano es mucho más que eso. Para Paloma esta identidad es casi una forma de sentir el mundo:

Para mí el ser mexicana tiene asociada una forma de haber crecido, haberme relacionado y estimulado con el mundo de los sentidos a muchos niveles. Es una manera de entender el mundo a partir de las texturas, los olores, los colores y los sonidos. Esa riqueza artística y gastronómica además va acompañada de un gran peso cultural.

Conoce más de su obra en su web, Facebook e Instagram.

También en Más de México: Lecciones de visualidad, belleza y mestizaje, cortesía de una fotógrafa oaxaqueña