Una de las grandes mentes de la actualidad tiene un consejo para los jóvenes creativos mexicanos

México, sus jóvenes y su creatividad, tienen muchísimo que aportar en un mundo globalizado.

México desborda creatividad. Esto puede comprobarse en sus tradiciones, sus técnicas y colores, su historia. Pero por suerte en la actualidad existe, además, una generación de jóvenes mexicanos dispuestos a navegar este linaje creativo y aprovecharlo no solo para dar vida a una boyante industria local, también a llevarlo más allá de nuestras fronteras. 

En un mundo globalizado los discursos creativos que surgen de distintos países y culturas se topan inevitablemente en un mercado e imaginario internacionales. Aquí, además de competir, también interactúan y enriquecen mutuamente. Pero, si consideramos que las iniciativas creativas que nacen en México tendrán que medirse con las del resto del mundo, ¿cómo podemos generar diferenciadores que nos permitan sobresalir ?

douglas-rushkoff-mexico-creatividad

Douglas Rushkoff tiene una respuesta a lo anterior. Se trata de una de las mentes más agudas de la actualidad: es autor de algunos de los libros más influyentes en la formación de nuevos paradigmas dentro de los medios y las industrias creativas, y además de ser consultor de numerosas empresas e iniciativas, es sin duda una de las personas que entiende con mayor claridad de qué se trata el actual escenario mediático y creativo.  

Hace tiempo, cuando Rushkoff visitó México como ponente en un evento de innovación e industrias creativas, y ante la pregunta de un joven ¿Qué ventaja podemos explotar los mexicanos para competir internacionalmente en el campo de la creatividad?, el neoyorquino fue tajante: lo que los jóvenes mexicanos, y en general los creativos de este país, tienen que aprovechar, es el enorme, y único, bagaje cultural que tienen. Es decir, tienen que voltear a ver sus raíces y particularidades culturales, esas que ningún alemán, japonés o estadounidense tienen, y a partir de ahí, combinar esos insumos con innovación y compartirlos con el resto del mundo.

Aunque la respuesta pudiera parecer un tanto obvia, es importante recalcar este recordatorio y tratar de realmente imprimir en nuestros procesos creativos esa esencia cultural mexicana. A fin de cuentas tenemos sublimes técnicas artesanales, modelos milenarios de colaboración, hipnóticos usos y costumbres, y en general una inagotable fuente de inspiración que, por cierto, cientos de artistas extranjeros han aprovechado, y muchos de forma brillante, a lo largo de la historia –por ejemplo estos 10 escritores–.

La globalización es una danza fascinante, casi una orgía de estímulos e insumos. Y que mejor que todos los participantes se tomen la molestia de, antes de asistir a la fiesta, sumergirse en sus respectivas identidades y raíces culturales para así garantizar un intercambio verdaderamente excitante, que enriquezca a todos y que genere unidad a partir de la diversidad. En esta escenario, por cierto, México, sus jóvenes y su creatividad, tienen muchísimo que aportar.  

 

Javier Barros Del Villar
Autor: Javier Barros Del Villar
Editor digital con aspiraciones carpinteras. Mexicano.

Remixeando las raíces mexicanas a través del arte: 5 brillantes ejemplos

En el arte está la posibilidad de imaginarnos distintos y poner en duda la figura que ya representamos.

El arte mexicano contemporáneo es un campo escabroso. Además, es importante decir que no es –para nada– homogéneo. Al contrario, como México mismo, deslumbra por su inmensa diversidad. Y el arte que se atreve a dialogar sobre identidad mexicana, tampoco podría ser guardado con soltura en la misma carpeta.

Tal vez lo que comparte es un tono francamente irreverente; incluso un poco molesto. Pero es posible pensar que todo arte que es abiertamente crítico de sus referentes, viene del enojo. Y es justo. Esto no significa, sin embargo, que el resultado sea la pura molestia o puerta cerrada. El arte plantea la posibilidad de imaginarnos distintos y poner en duda las figuras que ya representamos.

La identidad mexicana, que hemos descrito como diversa (ya más de una vez), sigue guardándose pequeñas anclas, clichés, si se prefiere. Y es importante remixearlos. Lo que vale la pena, afrontará los cuestionamientos con elegancia, se transformará y ampliara. Lo que ya no nos sirve, terminará disolviéndose frente a lo contemporáneo.

Te presentamos 5 brillantes ejemplos en el arte mexicano, que se dedican a preguntar sobre la identidad y dar respuestas insospechadas. Te invitamos a verlos con ojo crítico, pues afortunadamente, sobre la identidad mexicana, nadie tiene la respuesta.

Las masculinidades rosas de Fabian Cháirez

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Si se hiciera una encuesta a todos los mexicanos, notaríamos que muchos de los planteamientos que popularmente nos parecen políticamente correctos no los compartimos todos. Lo que suena más alto, no es siempre una postura “democrática”.

En asuntos de género y sexulidad, los útlimos años han visto un “giro paradigmático”; pero en el día a día mexicano, las nuevas masculinidades y feminidades siguen formando parte de pequeños círculos. No se trata tampoco de homogeneizar lo que es disidente, pero sí de seguirlo trazando.

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Fabián Cháirez es un artista chiapaneco que reutiliza iconografía mexicana para hablar sobre la sensualidad y sexualidad en las figuras masculinas. En un país donde es cliché ver mujeres desnudas en los calendarios, este sujeto replantea el cuerpo como un objeto de deseo, que puede serlo sin seguir lo establecido para su figura.

Mexicano de Dorian López

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Este proyecto sorprendió y encantó a muchos. Con la serie de fotografías López se dedicó a desarticular la idea de belleza genérica, argumentando que existen otras formas en que esta se manifiesta, en su caso, en los cuerpos mestizos. Su premisa es que hay mexicanos bellísimos y sus atributos son “resultado del mestizaje”. Delicadas combinaciones culturales y genéticas suman en un grupo cultural hermoso, que se distingue por la diferencia.

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Es interesante que, a pesar de la inmensa diversidad mexicana, seguimos siendo representados con los rasgos exagerados y caricaturizados de una figura que, francamente, no encuentra su original aquí.

El naturalismo erótico de Daniel Lezama

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Polémico, porque su naturalismo es crudo. Sus figuras desnudas retoman mitos nacionalistas e indigenistas y los destrozan, al conjugarlos con relatos dramáticos de la calle, crimen, pobreza y la violencia. Su erotismo incomoda, porque transgrede nuestros gustos oficiales.

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Él mismo ha declarado que su labor artística es ponernos en frente lo que no está a la vista (en otras palabras, lo que decidimos no ver), porque se nos olvida y alguien tiene que hacernos recordar.

Tierra y libertad de Iván Puig

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Este tipo es puro ingenio. Le encantan los juegos de palabras y, le gusta aún más traducirlos a complejas máquinas o instalaciones. Este ejemplo es fantástico. En Tierra y libertad, Puig expone lo absurdo que resulta el contraste entre las políticas mexicanas sobre el derecho a la tierra y lo que efectivamente pasa.

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Jugando de forma casi cruel con el lema zapatista, el artista nos recuerda que aún la tierra en México no es de quien la trabaja, a pesar de la Revolución y otras tantas luchas. La tierra es un bien comercial que da de comer, pero no es procurada como fuente de vida. Su pieza consta de dos máquinas. Una reparte tierra y la otra la embolsa, para dar con el paquete de 25 gramos que reza “TIERRA Y LIBERTAD”.

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Resonar a cargo de Israel Martínez

mexico-arte-mexicano-contemporaneo-identidad-artistas-ejemplos

Martínez es tapatío y en 2016 coordinó a un grupo de artistas para generar una complejísima pieza audiovisual que habla sobre lo mexicano. El proyecto que se llevó a cabo en el Centro de Cultura Digital quería generar una obra colectiva y usando formatos múltiples. En ella se ensambla una narración sobre la Ciudad de México. En lugar de trazar estrictamente un plano positivo o negativo, se dedicaron a contar la vida, con honestidad. La ciudad es el complejo tránsito, la gentrificación, la lucha de clases y culturas y, por supuesto, la muerte. México no es una línea, es un conjunto de inesperadas convergencias en un plano fragmentado. Ellos se atrevieron a describir su experiencia de vida.

Nebula Humilis: el desierto mexicano en explosiones de color

El increíble trabajo artístico de Lola Guerrera en los desiertos de México reflexiona en la marca humana en entornos naturales.

El desierto puede ser visto como estéril, pero es una mentira. Más allá de las grietas que su tierra abre, la vida salvaje y su tiempo circula. Pronto, la soledad con la que se creía ver los desiertos se desvanece y su visión como un espacio donde el polvo es sinónimo de muerte, ahora se vuelve la reencarnación del color. Así es el trabajo de la artista española Lola Guerrera, quien con la ayuda  de las Residencias Artísticas para artistas iberoamericanos en México, realizó su proyecto Nebula Humilis.

La premisa de Nebula Humilis puede parecer sencilla. Se trata de liberar bombas de color en medio del desierto –teniendo como escenario diversos desiertos del norte de México–. Prácticamente, estas son señales de humo que se liberan en la intemperie y llenan de brillo el ambiente. Aunque, en realidad, revelan los colores misteriosos del desierto. Sólo de esta manera, el espectador es capaz de ver la belleza del desierto mexicano, el arte del minimalismo de su tierra.

El concepto de liberar bombas de humo también sirve para mostrar las fuerzas de la naturaleza. El uso de vívida pintura realza el carácter peligroso e impredecible, tanto de la fauna como los espacios donde habitan. Paradójicamente, el uso de este recurso también resalta la vulnerabilidad de la naturaleza y como esta puede ser alterada tan fácilmente por el ser humano. Aún así, la serie de fotografías de Lola Guerrera muestran algo irrefutable, la belleza del desierto y sus explosivos colores.

Puedes consultar su trabajo aquí.

Broken Reality, el videojuego desarrollado por mexicanos que critica genialmente a Internet

Ingenio mexicano inmerso en un universo metareferencial da como resultado un videojuego que raya entre la ilusión y la distopía.

Los mexicanos destilamos un albur, un chiste, un dicho o una parodia de todo cuanto nos rodea. Pensando en Internet y lo que éste implica para las nuevas generaciones, los creadores mexicanos en Dynamic Media Triad desarrollaron el videojuego Broken Reality, al cual describen como una “parodia de internet”.

Es una burla curiosa, pues se inserta exactamente en aquello de lo cual se pretende burlar –como un movimiento de judo–. Según los creadores, uno de los objetivos es hacer una crítica a los excesos digitales, a sus contenidos constantemente irrisorios y a todo ese legado de posmodernidad internáutica que nos enajena tan terriblemente como, al parecer, nos enajenará Broken Reality.

Porque, al igual que la corriente del vaporwave —en la cual se inspira—, Broken Reality es una especie de sublimación de la posmodernidad, de lo ambiguo, de lo acelerado, de lo irónico, de lo infinito. El juego no estará basado en narrativa alguna, pues en la posmodernidad éstas ya no existen, y por eso la programación del juego fue hecha de manera colectiva para aumentar su diversidad —o su sinsentido—. Por eso será, más bien y según sus productores, una aventura llena de acertijos y que progresa conforme el jugador se enfrenta a espacios que generan sus propias reglas, que puede respetar, corromper o pervertir dependiendo lo que se necesite para avanzar.

broken-reality-videojuego

Una realidad rota, llena de los sonidos como los que rodean nuestro entorno digitalizado, de sus miles de luces, emojis y loops, que tiene como premisa e inspiración el arte digital y la estética de las galerías virtuales, pero que, al igual que en todo lo demás, se sale del contexto al que pareciera querer ser dirigido, orientándose a la comercialización. Es como en el vaporwave: una ironía, o una “post-ironía” posmoderna, de gráficas que parecieran compartir espacio con la memoria RAM, como en los videojuegos de los 80, excepto porque en Broken Reality hay colores hasta explotar.

Broken Reality es una apuesta de desarrolladores mexicanos que tiene la picardía y el humor que nos caracteriza. Es una apuesta de videojuego posmoderno nunca vista y que buscará encontrar significado en lo insignificante.

Mira aquí el trailer:

Broken Reality estará disponible en la primavera de 2018. Puedes seguir sus avances en Tumblr y Facebook.

Imáagenes: Broken Reality