El poder creativo de los mexicanos (un tesoro listo para deslumbrar)

La creatividad es parte de la esencia de lo mexicano y tenemos que explotar esta cualidad en beneficio del país.

La creatividad es una de las facetas más fascinantes del ser humano. No solo permite reafirmar nuestra condición de seres creadores, que construyen o enriquecen realidades, también tiene importantes consecuencias en la psique individual y colectiva, en la operatividad social e incluso, como está más que demostrado, en el desarrollo económico.

En el caso de México, es un país que históricamente ha destacado por su ingenio –ese folclore imaginativo que vence prácticamente cualquier obstáculo práctico–, por su genio artesanal, que se manifiesta en incontables técnicas llevadas a la excelencia por sus respectivos exponentes –de los alebrijes a los telares, pasando por la talavera o el uso magistral de pigmentos naturales, entre muchos otros– y por una radiante tradición plástica, que incluye a grandes muralistas, a maestros del color, a paisajistas excelsos o a canalizadores de otras realidades. Las cualidades anteriores se acompañan hoy por una inquieta generación de artistas mexicanos, festivales dedicados a la innovación creativa y múltiples plataformas diseñadas para incentivar esta estimulante inercia. 

La industria creativa de México

Pero, ¿qué hay de las industrias creativas? ¿Qué ocurre en el país con ese pulso creativo que imagina, innova y da empleos? La UNESCO define a las industrias creativas como “Aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”. Y si bien en muchos países este sector cumple un papel decisivo en la economía –y se le valora proporcionalmente–, en México esto no se termina de reconocer.

creatividad-hecho-en-mexico-industria

A pesar de que el escenario ha cambiado en la última década, y con él, lentamente, se va gestando una cultura distinta, es un hecho que en México aún no se valora por completo a la creatividad como lo que es: un motor económico y un valiosísimo capital. Hace unas semanas, Zacarías Ramírez publico un artículo en Forbes, que cuestionaba precisamente esto: “¿Por qué en México despreciamos el poder de las industrias creativas?”.  

El problema parece ser, como prácticamente todo problema, multifactorial. Es decir, se trata de una combinación de falta de cultura y de una carencia de políticas públicas, incluidas las fiscales, que incentiven esta industria. En cuanto al primer punto, resulta curioso como aún en muchas familias y círculos de México los profesiones creativas siguen considerándose como “de segunda”. El creativo, el artista o, no se diga, el artesano, son actividades que jamás se aprecian con la misma seriedad que la ingeniería, el derecho o la administración. Sobre lo segundo, existe un anécdota de Ernesto Piedras, presidente de The Competitive Intelligence Unit (CiU), y recogida por Ramírez en su artículo, que refleja con cruda precisión el problema de enfoque:

Cuando ocurrió la crisis del año 2008, yo estaba en Reino Unido y recibí una llamada de Conaculta diciéndome: “Ayúdanos, porque nos están cortando presupuesto por la crisis”. Al mismo tiempo, en [la edi­ción de] The Times de ese día, venía una nota del ministro del tesoro [que decía]: “Por segundo trimestre consecutivo, ha caído el PIB. Es oficial: estamos en recesión, tenemos que invertir en cultura”. 

Y si alguien duda aún del poder de la industria cultural en México, el mismo Piedras comparte un dato para muchos de nosotros sorprendente: el 7.4% del PIB de México se genera en actividades asociadas con esta, lo cual implica la generación de 2 millones de empleos directos e indirectos.

¿Entonces?

Podríamos entonces concluir, en pocas palabras, que para que la creatividad de México florezca, como podría y debería, es fundamental una renovación de políticas públicas, orientadas a incentivar estas prácticas y, en general, las llamadas industrias creativas; y en segundo lugar, que esto se acompañe de un cambio de paradigma en el que culturalmente entendamos el enorme valor, tanto humano como económico, que la creatividad conlleva. Entonces sí podremos capitalizar este pulso que, además, engrandece nuestra naturaleza como seres dotados con la posibilidad de imaginar nuevos ingredientes para nuestra cambiante realidad y, sobretodo, de materializarlos. Además, estaremos honrando un aspecto que forma parte importante de nuestra historia e identidad como mexicanos: el crear.

 

Increíbles carteles de ilustradores mexicanos que abren una ventana a lo fantástico (GALERÍA)

El sutil oficio de la ilustración nos deja pequeñas puertas a otros panoramas…

Poco se asocia el oficio de ilustrar con aquel del electricista. Tal vez porque se ha olvidado que ilustrar también significa iluminar o alumbrar. Y ¿qué es eso que el ilustrador alumbra? Posiblemente formas insospechadas de lo conocido y cotidiano.

El que ilustra, también, traduce al plano gráfico un mensaje que está en otro lenguaje, tal vez el escrito o el hablado. Y en este ejercicio de trasladar palabras al terreno del color y la forma, ilumina variantes fantásticas de lo que se dice.

También en Más de México: Las ilustraciones de esta mexicana transmiten las sutiles delicias de la soltería

La ilustración, entonces, es imaginativa e ingeniosa. Así lo demuestran por lo menos estas sutiles piezas, obras de jóvenes artistas mexicanos que formarán parte del 28 Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles y los ganadores del 30 Concurso Nacional de Cartel “Invitemos a Leer”.

A propósito de lo infantil, tal vez es válido contarlo como cualidad de la ilustración, precisamente porque estas imágenes son ventanas a lo fantástico. También, pequeñas puertas a otros panoramas, como esas que construimos de niños cuando combinábamos mentalmente animales u objetos completamente ajenos, pero que parecían encajar entre sí, por lo menos de forma divertida; o cuando huíamos de sombras consistentes que venían a asustarnos. ¿Será que quienes mejor ilustran son niños?

También en Más de México: La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Así, alumbrando imágenes surreales, fantasiosas y delicadas, estas piezas invocan otros mundos y es fascinante permitirse un rato frente a ellas; tal vez después de admirarlas, sí sea natural sea agarrar un libro, para satisfacer el ansia permanente de hacer el mundo más claro; de alumbrarlo.

*Imagen destacada: “Desplazamiento”,  Andrés López Martínez.

La Rotonda del Mar: monstruos de cobre en el inadvertido paisaje

Figuras surrealistas y mágicas dan un nuevo sentido al turismo en Puerto Vallarta y nos invitan a ejercer el acto de contemplar.

Maravilladas por el movimiento de las olas, las esculturas con cabeza de pulpo o caballo de mar apenas y pueden permanecer así, impávidas y sin que el viento las devore. Ocho piezas componen una colección de esculturas surrealistas en Puerto Vallarta, realizadas en 1996 por Alejandro Colunga. Cada una de ellas conforma la Rotonda del Mar, y están colocadas en de manera que observan el mar, postradas ahí, como si esperaran algo o a alguien.

El malecón de Puerto Vallarta es una de las zonas más turísticas de la región. Aquí no sólo se admira el mar y la luz solar, también se observan estos seres que salvaguardan el camino y al viajero que va de paso.

rotonda del mar puerto vallarta-

La esencia antropomórfica que aún conservan de su realizador puede constatarse en su apariencia fantástica y soñadora. La contorsión de sus bocas es un largo grito al viento y, la pequeñez de sus manos, su incapacidad de zambullirse y desaparecer del malecón. Sin darnos cuenta, estamos parados frente a un montón de seres oníricos que nos invitan a cambiar el significado de nuestro viaje, por uno más contemplativo. 

Algunas de las nostálgicas criaturas, si se les puede llamar así, poseen un esqueleto que emula el respaldo y patas de una silla. Un deleite para los turistas transeúntes que gustan de parar justo ahí, a mirar el paisaje. La similitud de dichas esculturas con un mueble no es fortuita. El autor lo hizo con la intención de que los viajeros les hicieran compañía en un largo viaje hacia la eternidad. 

Vivir no es fácil y menos si es para siempre. Por eso, cada figura tiene los pies en la tierra y, conscientes de su destino, deciden jamás irse. Y, aunque pudieran, sería en vano. Cuando el tiempo es interminable, el escapar se vuelve una ruta circular, en la que cada pieza encuentra su sitio y sólo queda como consolación, ver el mar, el espejo de nosotros mismos. 

puerto-vallarta-lugares turismo que hacer rotonda del mar esculturas Alejandro Colunga

rotonda del mar puerto vallarta

/ ¿Cómo llegar?

 

*Imágenes: 1) On The Road In Mexico2, 3) Ernest McGray Jnr. – flickr / Creative Commons; 4) Wikimedia Commons; 5) J. David Villalpando – flickr / Creative Commons

8 embajadores actuales de la cultura mexicana en el mundo

México brilla por sus raíces y tradición. Actualmente, en el mapa cultural, estas son las personas que ponen en alto nuestro país.

Nuestro país siempre se ha caracterizado por la creatividad de sus tradiciones, la belleza de sus artes y sus grandes mentes. Somos un terreno de ideas y el fruto de grandes hombres y mujeres. Alrededor del mundo, existen muchos mexicanos que ponen en alto nuestro nombre. Ellos son los que esparcen la cultura mexicana, en un campo más grande: el mundo entero.

Estos son algunos de los embajadores de la cultura mexicana: 

Gigi Saul Guerrero

Directora mexicana del género de terror y thriller. Vive en Vancouver desde los 14 años. Allí estudió guión, cinematografía y fundó su productora Luchagore. Con su nueva serie de influencia pulp y horror: La Quinceañera,  pone en alto la cultura mexicana. Sobre todo en lugares como Canadá y Estados Unidos. Sus temas van desde la lucha libre hasta los dulces quinces. Acaba de ganar el galardón Golden Skull Audience Choice en Mórbido Festival 2017. 

 Gabriel Orozco

Afamado artista mexicano del arte contemporáneo, su carrera artística no ha sido más que la definición de un éxito tras otro. Francesco Bonami se refirió a él como uno de los artistas más influyentes de esta época y la siguiente. Entre sus obras más polémicas está la caja de zapatos vacía.

Alondra de la Parra

Mujer reconocida mundialmente en el ámbito de la música, es la gran directora de orquesta mexicana. Entre los múltiples logros que tiene está la creación de la Orquesta Filarmónica de las Américas con sede en Nueva York y embajadora del Turismo Cultural de México. Hoy por hoy es considerada una de las mejores directoras en el mundo.

Guillermo del Toro

Gran cineasta, pintor y diseñador de juegos, Guillermo del Toro ha sabido posicionarse en el medio Hollywoodense con sus monstruos y tortuosas fantasías que nos recuerdan a las leyendas y mitos mexicanos.  Actualmente es uno de los artistas más rentables del cine estadounidense.

 Olga Medrano

Es la primera mexicana en haber ganado la medalla de oro en las Olimpiadas Europeas de Matemáticas. Ha recibido otros galardones importantes, como el Romanian Master of MathematicsDebido a su alta inteligencia y talento, fue aceptada en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), el cual le brindará una beca para que curse sus estudios en matemáticas. 

 Gael García Bernal

Famoso actor y proveniente de una familia de artistas, Gael también ha sido productor y director. Entre los filmes más famosos en los que ha participado están: Y tu mamá también, Amores Perros Babel. Ha ganado el Globo de Oro.

Lila Downs 

Es una intérprete, compositora y productora. Además de cantar en inglés y en español, canta en mixteco, maya, purepecha y náhuatl. Inspirada en músicas como Lucha Reyes y Lola Beltrán, siempre busca enaltecer la presencia de nuestros país en cada una de sus presentaciones. Su estilo de vestir combina ropas regionales con modernas. Ha ganado cuatro Grammys Latinos.  

 Alejandro González Iñárritu

Es el primer director mexicano en conseguir dos veces, y de manera consecutiva, el premio Óscar por mejor director y el Premio Sindicato de Directores (DGA). Además, recibió el galardón a mejor director en Cannes por la película Babel.  Varias de sus obras retratan la idiosincrasia mexicana, así como sus paisajes citadinos y rurales. Algunos de sus trabajos más reconocidas son Amores Perros The Revenant