5 casos en que las marcas internacionales han plagiado diseños mexicanos artesanales

La rica tradición artesanal del país ha sido utilizada a nivel internacional sin darle reconocimiento a sus creadores. Te presentamos algunos de los casos más evidentes.

Los diseños cultivados históricamente en las diversas tradiciones de México son invaluables. Su contexto ritual y el hecho de condensar una riquísima cosmogonía, hacen de ellos patrones y motivos únicos. Por mucho tiempo, los textiles han servido incluso como lienzos del oráculo mexicano. Además, los procesos con los que estos diseños se materializan nos remiten a la esencia misma de lo artesanal: objetos que no solo son únicos, sino que están elaborados, cada uno, con un “pedacito de alma”. 

El diseño importa porque sus símbolos, líneas y figuras importan. Los diseños que definen su belleza suelen ser representativos de la identidad de diversos grupos indígenas. Es bajo este sentido, que transmutan en oro y se vuelven objetos invaluables.

Su delicada maestría encanta a muchos ojos y, afortunadamente, los artesanos se permiten compartirlos a través de su venta, siempre y cuando, esta sea justa con compradores y productores. Son muchas las iniciativas que conectan la tradición local de las comunidades artesanas con el diseño y la moda contemporáneos y, a través de ellas, podemos consumir responsablemente el diseño mexicano tradicional.

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

Desafortunadamente, se han documentado múltiples casos en los que empresas internacionales simplemente plagian estos diseños  y los comercian masivamente y, en ocasiones, a precios poco accesibles. Los creadores no sólo no reciben remuneración, sino que su trabajo y tiempo dedicado a su obra artesanal no son reconocidos. Por si esto fuera poco, la iconografía, en muchos casos sagrada, les es plagiada y pierde posibilidades de ser significada como tal.

El problema es que las comunidades artesanas —en muchos casos indígenas— no registran sus diseños como propios, ya que las referencias simbólicas de sus diseños son comunitarias, y no personales. Pero, al no proteger sus creaciones, otros se toman la libertad de patentarlas o darse autoría.

Con el afán de exponer no al que plagia, sino a quien está siendo plagiado, y reconocer con orgullo su trabajo como artesanos, en breve te mostramos algunos de los casos en que ciertas marcas han plagiado diseños textiles genuinamente mexicanos: 

Huipil chinanteco a 198 euros

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

A principios de 2017, se dio a conocer una denuncia de la comunidad de San Juan Bautista Tlacoatzintepec en Oaxaca. Expresaban su descontento hacia la empresa Intropia que estaba comercializando una copia de un huipil originario de la región oaxaqueña en 198 euros, sin dar crédito alguno a sus creadores. Incluso se anunciaba como una pieza inspirada en la cultura “azteca” lo que ofendió mucho a los artesanos chinantecos.

La blusa Xaam nïxuy

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

Este diseño elaborado en Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca es una de las prendas representativas de la indumentaria tradicional de las mujeres de la zona. La iconografía y material (hilos rojos y negros) hacen referencia directa a la cosmovisión y cultura de su comunidad. En 2015, la marca francesa Isabel Marant lanzó una colección con patrones que son plagio del diseño de esta blusa. Cuando la comunidad hizo la denuncia, se dieron cuenta de que no sólo esta empresa los había plagiado. También la empresa Antik Batik lo hacía desde 2014.

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

Más plagios a comunidades de Oaxaca

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

Rapsodia, una marca Argentina, también está envuelta en un problema similar por haber copiado iconografía zapoteca de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco para el diseño textil de una camiseta.

Nike y el arte huichol

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

El arte en textil de los huicholes ha alcanzado fama internacional. Sus intrincados patrones son increíblemente bellos y relatan una cosmovisión muy amplia y profunda. Desafortunadamente han sufrido plagios de todo tipo, incluso la marca Nike patentó algunos diseños icónicos y los utiliza para sus tenis. Los reconocidos “ojos de dios”, los venados azules y otros personajes muy relevantes para esta cultura, ahora adornan los zapatos de Nike y, teóricamente, no pueden ser utilizados por los herederos de esta tradición, porque son propiedad intelectual de la marca internacional.

Diseños otomíes “Made in China”

plagio-disenos-artesanos-textiles-mexicanos-indigenas

En 2016, la tienda de muebles y diseño interior The Pottery Barn, presentó una colección que contiene 10 piezas que plagian diseños tradicionales de los artesanos otomíes. Es, además, muy desafortunado —y también una invitación a reflexionar sobre nuestra manera de consumir— que los cojines bordados tengan la etiqueta de “Hecho en China”.

Tú puedes apoyar a que esto no suceda, consumiendo responsablemente, asegurándote de que cuando compras un producto artesanal le estás pagando a los creadores y no a intermediarios o empresas que se apropian de los diseños. Además, puedes apoyar iniciativas para que el patrimonio artesanal de cada comunidad les pertenezca automáticamente a ellos. Y por supuesto, no te adueñes de diseños ajenos. Para estas comunidades, algunos son conexiones con un terreno divino y están dispuestos a compartirlo, siempre y cuando se utilicen desde un enfoque muy respetuoso.

*Imágenes: 1) Nike; 2) Xinhua/Francisco Cañedo; 3) Intropia; 4) Isabel Marant; 5) Carina Pérez García; 6) Rapsodia; 7) Nike; 8) Pottery Barn

Con escombros de los terremotos, un artista zapoteco está remodelando la memoria colectiva

Las vigas derrumbadas se transforman en preciosas esculturas a través de la reflexión y el trabajo de Víctor Chaca, artista oaxaqueño.

Juchitán fue uno de los pueblos más afectados por los tres grandes sismos de 2017. Pero la tierra —que también está viva a su manera continuó moviéndose y recordándole a los oaxaqueños constantemente la fragilidad de la materia. Esta tensión ininterrumpida, definitivamente ha dejado cicatrices profundas en la memoria personal y colectiva de este y otros pueblos mexicanos.

sismo-terremoto-19s-oaxaca-mexico-juchitan-reconstruccion-arte-artista-escombros

Mientras que para algunos, el sismo es un tema-tendencia que ya vio pasar su tiempo, para muchos otros, la vibración producida continúa vigente en lo más inmediato. No se trata nada más de estar, secretamente, siempre a la espera del sonido de la alerta sísmica; sino de algo mucho menos abstracto. Dado que la reconstrucción ha sido muy lenta, hay personas que aún viven como si los terremotos hubieran ocurrido ayer. Y para atender a esta sensación latente, se vuelve esencial el trabajo y reflexiones de artistas como Víctor Chaca.

Re-modelando la memoria colectiva

sismo-terremoto-19s-oaxaca-mexico-juchitan-reconstruccion-arte-artista-escombros

No se trata de naturalizar la posibilidad del sismo, porque el elemento sorpresa tiene algo muy valioso, aunque no lo sepamos: la inestabilidad de las placas tectónicas, nos recuerda que nuestras vidas carecen de garantías y esto es lo que, en muchos sentidos, las hace tan relevantes.

Por otro lado, es vital reinventar las memorias de los temblores, re-modelar la manera en la que nos aproximamos al acontecimiento pasado, a las pérdidas, al miedo y a la muerte. A eso se ha dedicado Víctor Chaca, reconocido artista zapoteco, durante el último año.

Inspirado por la propia necesidad de curarse, ha recuperado las vigas de las casas que se cayeron en su pueblo natal, Juchitán, para llevarlas a su taller en San Agustín Etla y transformarlas en intrincadas esculturas que representan personajes imaginados en un proceso de catarsis.

sismo-terremoto-19s-oaxaca-mexico-juchitan-reconstruccion-arte-artista-escombros

Haciéndose cargo, así, de diferentes labores simbólicas, que, frente al panorama que dejan la reconstrucción y la memoria social del sismo, se han vuelto urgentes. Por un lado, nos recuerda que lo que sucedió sigue sin ser resuelto, especialmente en los niveles políticos y económicos. Además, nos dice: no es necesario olvidar el recuerdo del sismo, aunque es importante replantearlo.

Sus esculturas son profundamente personales. A veces la materia prima son las vigas que colapsaron en casas de amigos, de su abuelo, de algunos vecinos. Otras veces, son vigas que salvaron la vida de alguien, que evitaron que se les viniera encima un techo. Algunas más, son las vigas que mataron, en sus palabras, “puñales” que se clavaron para siempre en todos. Por otro lado, los restos son valiosos no solo por haber erigido un hogar, también porque son maderos muy antiguos, de árboles tradicionales y muy locales, que estuvieron, antes de colapsar, mucho tiempo con las familias que los habitaron.

Tzompantli al pueblo oaxaqueño

sismo-terremoto-19s-oaxaca-mexico-juchitan-reconstruccion-arte-artista-escombros

La meta de Víctor Chaca es armar un conjunto de 50 esculturas medianas y 12 monumentales, que planea exponer con el nombre Tzompantli, haciendo referencia a los enormes altares donde los mexicas exhibían las cabezas o cráneos de enemigos matados o sujetos sacrificados. Según el artista, este tzompantli es resultado de un “llamado de atención de la Tierra”.

La noción puede parecernos violenta desde algunos ángulos, pero el asunto es que la vida se define también en los quiebres, en su falta de garantías. Olvidamos que todos nuestros inventos, nuestros problemas, nuestras relaciones, nuestros deseos se están desarrollando en un plano sin consistencia, el plano que es este suelo, cambiante, vibrante.     

El hermoso y desgarrador homenaje de Víctor Chaca a su pueblo es un recordatorio también, un llamado de atención: nuestras vidas se componen de escombros, que en algún momento nos permitimos mirar como materia prima, que nos permitimos re-modelar, volver a cincelar, para continuar, para ser otros.

Más de una vez nos hemos asumido sin garantías y más de una vez hemos tenido que aceptar que tenemos miedo, pero ejemplos como este demuestran que hay formas constructivas de pasar a través de esas grietas. Especialmente si lo hacemos juntos.

También en Más de México: 19S: el día que “glitcheó” mi subjetividad (CRÓNICA)

*Imágenes: Oliin Velasco; excepto no. 3 de Rosy Ramales.

Finalmente: los diseños de textiles indígenas serán protegidos contra el plagio

Grandes marcas han utilizado injustamente diseños de textiles tradicionales sin pagar por ellos. El INAH está por acabar con esta práctica.

Los textiles tradicionales tienen algo que seduce, irremediablemente, a nuestros ojos. Primero los ricos y brillantes colores; después el entramado de los hilos que produce intrincados patrones; también, claro, la textura que a primera vista prometen al tacto, pero, sobre todo, algo que simplemente no se puede explicar: una magia sutil que tienen impregnada.

No es tan extraño: estos textiles llevan en manos de las comunidades indígenas cientos de años y cada elemento implicado en su diseño es profundamente simbólico y remite a las cosmogonías de sus tradiciones. Tal vez nuestras miradas intuyen este poder que desborda la materialidad de las telas y que sin duda las vuelve invaluables.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Pero también hay ojos que ignoran esta magia. Tristemente, existen documentados múltiples casos de plagio de parte de grandes empresas a los textiles tradicionales mexicanos. Según Animal Político sólo entre 2012 y 2017 ocho marcas internacionales lo han hecho. El reciente caso de Zara ocurrido en julio de 2018 fue la gota que derramó el vaso; pero también la que motivó a las instituciones a actuar de manera contundente.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Por segunda vez la marca afiliada a Inditex fue acusada. Las mujeres de Aguacatenango, Chiapas se dieron cuenta de que sus diseños habían sido usados para vender chaquetas de 559 pesos cada una. De estas ventas las artesanas, por supuesto, no ganaron nada y hay que decir que por sus piezas originales no suelen recibir más de 200 pesos. A las afectadas, según el reportaje de Nayeli Roldán, esta situación les provoca mucha tristeza; pero lo que debería provocarnos a todos es enojo.

También en Más de México: 5 casos en que las marcas internacionales han plagiado diseños mexicanos artesanales

¿Y por qué no están protegidos los diseños tradicionales?

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Los asuntos de propiedad intelectual son más complicados de lo que parece. Hay muchos debates al respecto. Incluso podría argumentarse que es injusto registrar los diseños tradicionales porque es extraerlos de sus “usos y costumbres” y forzar a sus “propietarios” a funcionar como tales. Por otro lado ¿a quién le pertenece un símbolo sagrado? Y es que cuando hablamos de textiles indígenas, también hablamos de objetos simbólicos.

Pero necesitamos llegar a un punto medio, porque al no haber “registrado” esta propiedad intelectual (que sólo podría ser considerada como comunitaria) a cualquier marca le sale gratis robarse estos diseños porque, básicamente, no es ilegal. Pero a las comunidades que los producen esto les sale muy caro, en muchísimos sentidos. De su trabajo creativo ganan muy poco y en términos culturales pierden muchísimo. En palabras de Aída Castilleja del INAH: “sin mediaciones, las grandes marcas cosifican y silencian a toda una cosmovisión.”

Finalmente, una solución

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

A raíz de esta molesta situación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia está trabajando finalmente para detener el plagio de textiles tradicionales. La solución propuesta es una plataforma de Registro de Patrimonio Cultural y Mercado en donde se harán visibles los casos en que alguna marca se haya apropiado injustamente de saberes y creaciones indígenas.

Se mapearán a los pueblos afectados, las formas en las que se ha realizado la apropiación y quiénes lo están haciendo. De esta manera se tratará cada caso con ayuda de especialistas en derecho, propiedad intelectual, antropólogos y colectivos en defensa de esta causa.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

El objetivo máximo es cambiar las leyes para que los pueblos, de forma específica, puedan obtener una “marca colectiva” que proteja todas sus creaciones, permitiendo que se sigan transmitiendo entre generaciones. Otra opción es que que algunos bordados obtengan denominación de origen. Así, para usar los diseños habría que pagar los derechos y si no se hace, el caso se podría someter a juicio.

Claro que mucho está en manos de los consumidores. Está en cada uno de nosotros la posibilidad de elegir de manera responsable a quién comprarle. Hay que recordar que pagar por un producto es financiar las prácticas que lo hacen posible.

¿A quién vas a patrocinar?

También en Más de México: El consumo responsable de textiles indígenas

*Imágenes: 1, 5 y 6) Ian Benet; 2) Impacto; 3) Zara; 4) Coolhunter MX

7 iniciativas que conectan la moda y el diseño con las tradiciones textiles de México

La moda y el diseño están reconectando con el textil tradicional mexicano (formas, colores y trazados abismalmente hermosos).

La tradición textil en México es absolutamente increíble. Cada región produce utilizando sus propios materiales, colores, tejidos, patrones y hasta símbolos ancestrales. Los resultados son hipnotizantes para quienes los admiran. Además, el textil tradicional como parte del atavío de los y las indígenas mexicanos es fragmento de la identidad, la cultura y las cosmogonía que los rige. Afortunadamente, la tradición textil se está filtrando en la expresión del diseño contemporáneo y, así, está ganando terreno.

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

La integración del textil tradicional es una forma de enriquecer las tendencias de la moda y el diseño actual. Los textiles tradicionales están cargados de significado, no sólo porque representan a las culturas indígenas, también porque muchos de los patrones aluden a plantas y animales sagrados. La forma y los colores no son elegidos al azar o siguiendo la corriente del consumo que, en este caso, responde a un valor cultural y, a veces, hasta mágico.

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Por otro lado, al utilizar textil tradicional, se abre una puerta al consumo responsable y la producción sustentable. Los maestros de esta forma de artesanía son los que han heredado el conocimiento por muchas generaciones: los pueblos indígenas. En este sentido, para integrar hay que hacer equipo con ellos y así se dignifica su bellísima labor. El trabajo con textil tradicional es colectivo. Además, los textiles tradicionales están hechos con materia prima local y orgánica. Incluso se utilizan pigmentos naturales para teñirlos.

Estas son algunas iniciativas y diseñadores preocupados por conectar el textil tradicional con el mundo de la moda y el diseño:

Impacto textil

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Como parte de los programas de la ONG IMPACTO que se dedica a tratar de reducir la pobreza a la que están sometidos los pueblos indígenas de nuestro país, pero reivindicando sus propias formas de vida, se dedican a fortalecer una industria textil ética y proyectar la producción de las mujeres artesanas indígenas, a través de proyectos contemporáneos.

Conoce más aquí.

Bi Yuu

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Se dedican a hacer tapetes. Pero la idea es que los diseños sean preciosos, innovadores y hechos por las manos expertas de artesanos de Chiapas y Oaxaca. Piensan que su trabajo es una forma de conectar, proteger y mejorar las vidas de sus colaboradores y consumidores.

Miras sus preciosos diseños aquí.

Dutzi

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Dirigido por Ariane Dutzi, se producen bolsas que combinan técnicas tradicionales de los mayas con diseños contemporáneos propuestos por ella. 23 artesanos mayas han mejorado sus condiciones de vida, sin abandonar sus tradiciones a través de este proyecto.

Descubre más sobre estas bolsas aquí.

Carmen Rion

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Esta diseñadora mexicana trabaja siempre de la mano con artesanas indígenas. Sus piezas son muy especiales, porque llevan lo tradicional a sus límites experimentales, combinándolo con cortes contemporáneos.

Visita su website y descubre sus últimas colecciones.

Xolotl

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Artesanías para perros, desde collares, hasta preciosas pañoletas tejidas. Trabajan directamente con artesanos oaxaqueños y sólo utilizan materiales sustentables. Sus piezas son muy bonitas y ellos piensan que son una forma de perpetuar el vínculo ancestral que tenemos con estos animales.

Explora su trabajo aquí.

Fábrica social

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Su intención es generar medios para que mujeres indígenas artesanas puedan comercializar su trabajo de forma justa. Se plantean como proveedores de herramientas y colaboradores para desarrollar y producir ropa y textiles artesanales. Apoyan a las mujeres con diseño, gestión del proyecto y comercialización de productos. Les importa mucho que el mercado sea más justo. Trabajan con diversas comunidades, en diferentes partes del país.

Mira lo que hacen aquí.

Yakampot

iniciativas-moda-diseno-textil-tradicional

Francisco Cancino y Concha Orvañanos lanzaron esta marca, porque les interesa promover su propia cultura a través del diseño de modas.  Sus piezas son reconocidas internacionalmente. Al centro de su creación están dos principios: lo estético y lo cultural. Trabajan usando textiles locales en colaboración con un equipo de artesanos indígenas.

Admira sus colecciones aquí.

 

*Imágenes: 1) Carmen Rion;  2)BiYuu; 3) Carmen Rion; 4) Impacto textil; 5) BiYuu; 6) Dutzi; 7) Carmen Rion; 8) Xolotl; 9) Fábrica social; 10)Yakampot