Rimas infantiles contra la corrupción: poesía para abrir el debate (VIDEO)

El controversial poema de esta niña contra la corrupción está activando debates que urge tener.

¿Será que en la poesía siempre hay algo de explosivo? De alguna manera sí. La poesía es, en gran medida, el acto de reinventar el lugar de las cosas, de representarlas distinto. La poesía siempre se planta como pregunta. Y en el caso del intenso poema de una estudiante mexicana sobre la corrupción en el país, esto se vuelve evidente.

La pasional declamación que se volvió viral rápidamente, está registrada en un video que poco deja saber sobre la niña poeta, aunque según el Huffington Post de México se trata de una estudiante oaxaqueña de la telesecundaria La Luz que está en el municipio de Tuxtepec.

Su texto arremete fuertemente contra la corrupción que ha permeado al sistema político mexicano de las últimas décadas y no deja pasar la oportunidad de hablar del “huachicol” (el robo de combustible) que ha estado muy presente en el imaginario colectivo. Además, aprovecha para dar una postura contundente sobre lo que viene, sobre la posibilidad de una transformación.

El video en donde la estudiante recita con convicción por casi dos minutos, además de reventar como contenido viral, ha generado polémicas y reacciones muy clavadas de parte de toda clase de personas, con visiones políticas muy diversas.

Algunos aplauden el candor del texto y especialmente de quien lo recita (aunque no sabemos si ella lo escribió). A otros les parece muy grave que se hable así, tan derecho, de política y partidos políticos en las escuelas, especialmente con niños. Unos llegan al punto de decir que es una forma de adoctrinar. Sin duda todas estas posturas tienen algo de válido y, aunque no sea la intención, abren preguntas que no van a  poder cerrarse en un primer juicio o de manera superficial.

Por un lado, tal vez sea momento de pensar más seriamente, no solo en las emociones de los niños sobre lo que pasa en el país, sino en sus opiniones y propuestas. Tendemos siempre a dejarlos de la conversación con el argumento de que no pueden entender lo que está pasando, aunque, francamente, la lucidez sobre las condiciones es un lujo del que pocos gozan.

Aunque nos cuesta admitirlo, poco sabemos sobre lo que realmente está pasando con México, con su política, con sus líderes. La información que recibimos apenas abre la puerta a un complejo mundo de problemáticas que poco a poco vamos sospechando y deduciendo.

También en Más de México: El “niño genio” mexicano nos dejó una increíble reflexión sobre la educación

Por otro lado, ¿en qué momento olvidamos que los niños también habitan México? y que todo lo que nosotros escuchamos en las noticias, todo eso que nos da miedo, todo eso que nos hace dudar sobre el bienestar general, también les pega y les da pistas sobre el mundo que tienen que transitar.

¿Será hora de volvernos más transparentes con los niños? ¿De incluirlos y considerarlos en el debate? ¿De preguntarles cómo ven las cosas? Puede que la desesperanza sobre las condiciones que sentimos a veces, sea otra cosa que compartimos con ellos.

huachicol-poesia-poema-corrupcion-nina-oaxaca

Ojalá este video y especialmente la intensidad que emite se vuelvan pretexto para volver a pensar en los niños. No se trata de adoctrinarlos, asustarlos o excluirlos, sino de aprender a hablarles de frente y recordar que todo lo que hacemos tiene una consecuencia tangible en la forma en que ellos entienden el mundo.

Ojalá este video no amplíe la brecha de la polarización, sino que se vuelva otro pretexto para ponernos de acuerdo, para dejar de pelear y empezar a ver cómo reunirnos. Algo para pensar.

También en Más de México: Este delicado haiku escrito por un niño tabasqueño nos recuerda que la belleza reside en las cosas simples

Paraje Quiltepec, una ecoaldea en Tlalpan que capta y aprovecha el agua de lluvia

Con la ayuda del colectivo Isla Urbana, Quiltepec se ha convertido en el modelo de ecoaldea, con la recolección pluvial como su piedra angular.

La falta de agua es un problema cada vez más preocupante, y que no se está atendiendo con la debida premura. Las sequías prolongadas, el desabasto en el servicio y el cambio climático no hacen sino empeorarlo. Se está llegando al punto en que el agua se convierte en un bien escaso y codiciado. Quiltepec, una pequeña localidad en Tlalpan, Ciudad de México, sufrió de ello durante mucho tiempo hasta que se ofreció una solución.

quiltepec
Imagen de: sinembargo.mx

Los vecinos de la comunidad tenían que ir a casas alejadas de familiares, acarrear garrafones y hasta atravesar una manguera por otras casas, con el riesgo de que alguien más les robara el agua. Además, no hay suficiente transporte público, por la falta de asfaltado y el carácter periférico de Quiltepec. Bajo estas condiciones es difícil subsistir con un solo tinaco con una capacidad de mil litros, aproximadamente.

quiltepec
Imagen: Isla Urbana

Afortunadamente, Isla Urbana, un colectivo formado en 2009 por diseñadores, urbanistas, antropólogos, ingenieros, educadores y artistas instaló varios sistemas de captación de agua de lluvia en la comunidad. Los miembros de Isla Urbana saben que la escasez hídrica es un problema grave que tiene que atenderse a la voz de ya. Su equipo multidisciplinario se ha enfocado en abastecer de agua a comunidades marginadas.

quiltepec
Imagen de: momentum.bbva.com

Fieles a su lema, “lluvia para todos”, trabajan incansablemente para concientizar a la población acerca del uso responsable y sustentable de este vital recurso, además de intentar llegar a los rincones más apartados del país para instalar esta importante tecnología. Ahora, los habitantes de Quiltepec sienten que su vida ha cambiado. Mientras que antes tenían que racionar el agua para su uso en lo más indispensable, ahora la subsistencia es más fácil.

El sistema, además de barato, es sencillo. Cada sistema de recolecta tiene un costo de 6,700 pesos, y se adapta a las necesidades de cada hogar: desde una casa en Quiltepec hasta un departamento en Coyoacán. En el caso de Quiltepec, la captación empieza desde el techo, donde hay tres agujeros situados en los puntos de inclinación que llevan el agua a un solo conducto. Acto seguido, el agua pasa por un primer filtro y, con los sólidos ya retenidos, entra al tlaloque, un recipiente cuadrado que separa la parte más sucia de la lluvia para que no entre a la cisterna.

quiltepec
Imagen de: cronicaambiental.com.mx

Después, el líquido sigue su camino hacia un tanque rotomoldeado de 5 mil litros de capacidad (en caso de que no se cuente con una cisterna). Aquí es donde entra el agua de lluvia, para ser almacenada sin revolver los sedimentos que se acumulan en el fondo. Finalmente, el agua sale por otro tubo que lo lleva a una bomba de agua, y pasa por una manguera con dos filtros más antes de llegar al tinaco.

El trabajo de Isla Urbana, aunado a la resistencia y organización ejemplares de Quiltepec, son la muestra de que, a pesar de las dificultades y retos, que pueden parecer abrumadores, sí hay maneras de salvar un futuro que parece oscuro e incierto. Sin embargo, antes de hacerlo, hay que darnos cuenta de nuestros privilegios, para salir de nuestra zona de confort y no hacer la vista gorda ante una situación insostenible.

También en Más de México: una iniciativa para salvar a los colibríes en la CDMX.

Los nuevos libros de texto en México incluirán contenidos para combatir la violencia

Una muy buena noticia: ahora los libros de texto mostrarán estrategias para disminuir la violencia y educar desde la paz.

Cada vez está más claro: necesitamos generar una auténtica estrategia colectiva contra la violencia. 

Aunque, evidentemente, hay muchos aspectos de esta terrible y compleja problemática que nos sobrepasan a todos, es necesario replantear la forma en que la comprendemos; hablamos de ella, y, sobre todo, cómo se la comunicamos a las nuevas generaciones.

Por otro lado, los grandes proyectos políticos, sociales que tenemos hoy para combatir la violencia en el país, han probado ser muy ineficientes. Muchos de ellos, incluso, se construyen desde la misma violencia y solo han hecho el problema más grande. Sin duda necesitamos probar con un enfoque más íntimo: educar (y educarnos) para la paz.

mexico-libros-de-texto-sep-escuela-nuevos

Los libros de texto que de manera obligatoria utilizan los estudiantes inscritos en la SEP podrían ser un buen aliado. Por eso consideramos que es una muy buena noticia que la nueva versión de estos materiales educativos incluirán contenidos con un enfoque muy especial; pues mostrarán estrategias para disminuir la violencia e incentivar el sentido comunitario.

También en Más de México: ¿Qué se necesita para construir la paz en México?

Libros de texto contra la violencia

mexico-libros-de-texto-sep-escuela-nuevos

Educar para la paz simplemente significa enseñarnos unos a otros a resolver cada conflicto social (del más pequeño y personal, al más grande y colectivo) sin disminuir las posibilidades de acción de los demás, escuchando mucho, respetando y hasta honrando la existencia de los otros.

Y, según ha informado la Secretaría de Educación Pública, los nuevos planes de estudio tendrán estos enfoques muy de cerca. La idea es buscar la forma de enseñar a los alumnos mexicanos que hay otras formas de existir y convivir, muy distintas a las dinámicas de violencia que dominan nuestra cotidianidad. 

Entre los ejes clave de estos libros están: la cultura para la paz, la prevención de las adicciones y el fomento de la legalidad. Esta última puede ser muy importante: a muchos de nosotros nos dijeron que tenemos derechos y obligaciones, pero poco nos explicaron lo que esto realmente significa. Si colaboramos, nos respetamos y también reconocemos que tenemos derechos, será más fácil hacer comunidad. 

Otro punto crucial será enfocarse en fortalecer los lazos familiares y hacer frente a la actitud individualista que ha dominado en nuestro tejido social en las últimas décadas. Ningún gobierno del mundo podría mejorar la situación de cualquier país si sus ciudadanos no entienden que todos tenemos que jalar parejo y que en última instancia, el bienestar del vecino hace mucho más probable el propio.

Y tú ¿cómo vas a contribuir a que este esfuerzo colectivo se amplifique?

*Fuente: “Combatirán violencia con libros de texto” por Iris Velázquez, publicado en Reforma

*Imagen destacada: AJ+

Hermosos textiles indígenas presentes en el Fashion Week de New York

Un joven tejedor indígena tzotzil presentará en el Fashion Week de New York sus hermosas piezas artesanales.

México no sólo está de moda; finalmente el mundo está plenamente interesado en conocerlo a profundidad. Felizmente, esto significa reconocer que, el nuestro, es un país compuesto por múltiples culturas y que cada una de ellas es guardiana de expresiones simbólicas y artísticas particulares. 

Esta riqueza se hace evidente sobre todo en nuestra enorme tradición artesanal y, especialmente en la tradición textil. Cada uno de los grupos culturales de México tiene diseños propios; además de patrones, colores, materias primas regionales, tejiendo un acervo visual y material espectacular.

Por supuesto, estas maravillas han inspirado a creadores alrededor de todo el mundo; pero los textiles indígenas también han sido objeto de plagio, entre otras prácticas cuestionables. Felizmente, en la Semana de la Moda de New York 2020, será un tejedor indígena chiapaneco quien represente este legado cultural en persona.

Se trata de Alberto López Gómez, tzotzil originario Aldama en el estado de Chiapas. El joven ya es bastante reconocido en su comunidad y alrededor del mundo, no solo por ser un brillante artesano, que dedica la vida a mantener activa la práctica textil tradicional, también porque con su labor está rompiendo estereotipos. 

En Chiapas el arte textil es considerado labor femenina

Mientras que los textiles indígenas son una de las más finas y valiosas prácticas, igual que muchos otros nobles haceres, está plagada de estereotipos. En Chiapas, el arte textil es considerado labor femenina y Alberto fue duramente atacado por miembros de su comunidad cuando decidió dedicarse a practicarlo.

Pero logró sobreponerse a este esquema cultural e, instruido por su madre, se convirtió en tejedor. Hoy, el artesano es coordinador de una red de 150 mujeres tejedoras en su natal Aldama; pues no solo está plenamente enamorado de los textiles como objetos simbólicos que definen su identidad o como ejercicio creativo; también entiende a esta artesanía como un oficio.

De las creaciones hechas por Alberto y las mujeres tejedoras a quienes apoya, se desprende la línea de ropa artesanal “K’uxul Pok’”, por la que ha sido invitado no solo a presentarse en la Semana de la Moda este febrero, también a la Universidad de Harvard en Boston.

Te interesa: Conoce la preciosa labor de las tejedoras de Hueyapan (FOTOS)

Los textiles indígenas podrían ser hoy más relevantes que nunca

textiles-indigenas-tztotil-fashion-week-new-york
Imagen: Chiapas Paralelo

Sin duda su presencia en la Semana de la Moda de New York será bastante refrescante. Aunque también implica que el mercado está preparado para aceptar y absorber la influencia —y la existencia— indígena; y esto hay que estarlo poniendo todo el tiempo en cuestión. 

Por otro lado, los textiles indígenas podrían ser hoy más relevantes que nunca. Ya hemos escrito que estas artesanías son una suerte de segunda piel; una que revela lo que está dentro: las divinidades que rigen nuestra existencia, los secretos del espíritu, nuestro resonar con la naturaleza. 

En tiempos de desconexión, de intensidad, ansiedad, depresión, qué urgente es que los objetos cotidianos e insignificantes —como la ropa— recubran nuestro existir con mensajes profundos y hermosos.

También en Más de México: 11 momentos donde Yalitza Aparicio usó textiles tradicionales (y por qué importa)

*Fuente:  “Indígena tsotsil es invitado al Fashion Week de Nueva York para exponer su trabajo como tejedor y diseñador”, por Andrés Domínguez, publicado en Chiapas Paralelo.