4 paisajes de otro mundo que te están esperando en México

Llevando al límite las formas de la tierra o exhibiendo preciosos cuerpos de agua, estos destinos te harán sentir que estás en otra dimensión.

Casi todos los mexicanos podemos transitar con naturalidad entre dimensiones místicas y realidades concretas. Para muchos, esta es una de las cualidades más destacables de nuestra identidad. Sin duda esta particularidad está ligada al sincretismo que nos da lugar. Aunque también es posible que se la debamos al medio ambiente que habitamos.

Y es que los paisajes mexicanos son tan extravagantes y hermosos, que nos hacen “confundir” el mundo “real” con escenarios que solo podrían haber sido concebidos en finas narraciones. Llevando al límite las formas de la tierra o exhibiendo misteriosos cuerpos de agua policromáticos, hay paisajes mexicanos que son de otro mundo. Y te están esperando.

Aquí te presentamos 4 de los más extravagantes.

1: San Juan Parangaricutiro, Michoacán

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Era 20 de febrero de 1943 cuando la Tierra se abrió en Michoacán y el Paricutín brotó de sus entrañas. El evento, igualmente hermoso y espeluznante, dio lugar a uno de los paisajes más misteriosos y encantadores del país.

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

La lava del volcán recién nacido cubrió todo a su paso, incluyendo la iglesia y cementerio del pueblo de San Juan Parangaricutiro, aunque la torre y el altar quedaron al descubierto. Aún puedes admirar esta espectacular escena: la iglesia casi ahogada en piedra y el Paricutín al fondo.

2: Cenote Tak Be Ha, Yucatán

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

En Yucatán, el agua se filtra desde la superficie, formando corrientes subterráneas e intrincados sistemas de cavernas. A algunas podemos acceder a través de los cenotes: depresiones geológicas que se inundan, ofreciendo una visión excepcional y muy brillante.

En la península hay alrededor de 3000 cenotes y el de Tak Be Ha es solo uno de ellos. Se encuentra a 15 minutos de Tulum y es el sitio perfecto para explorar las entrañas acuosas, azules y turquesa, y las formaciones de piedra que sugieren figuras absolutamente insospechadas.

3 Piedra Volada, Chihuahua

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

La sierra de Chihuahua ofrece uno de los paisajes más complejos de México. Se trata de las Barrancas del Cobre. Aunque tal vez, entre toda la inmensidad de este sitio, hay un punto que destaca: Piedra Volada, un mirador natural que solo podría ser descrito como un afilado borde, donde el siguiente paso, es el abismo.

 

A los pies del mirador hay una cascada, con una caída de 453 metros. Frente al panorama cotidiano, de infraestructuras que nos constriñen, la experiencia de Piedra Volada más que ser de “otro mundo”, nos recuerda que habitamos un terreno que nunca dejará de sorprendernos.

4 Cuatro Ciénegas, Coahuila

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Cuatro Ciénagas, en Coahuila, es uno de los lugares más extraños de México y del mundo. Visitarlo es permitirse una experiencia surreal y sublime, donde la contemplación promete abrumarte y liberarte en igual medida. Por un lado, en este sitio se encuentran las Dunas de Yeso: un desierto de blanquísimas formaciones hechas de sulfato de calcio y silicio, que constantemente están cambiando por la erosión provocada por el viento.

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Y, como contraparte frente al cambiante paisaje desértico de las dunas, Poza Azul es un manto de agua que remite al origen de la vida: en esta espectacular poza hay altas concentraciones de estromatolitos, las formas de vida son las más antiguas de la Tierra.

La visión de los dos sitios te sacará de esta dimensión y, cuando quieras volver, puedes poner los pies en el pueblo de Cuatro Ciénagas, que —aunque mundanos— también tiene sus encantos.

Explora la exuberante ruta de los licores mexicanos

México es lugar de origen de algunas de las bebidas y licores más icónicos del mundo. Descubre los encantadores sitios donde son producidos.

Viajar por México siempre tiene algo de embriagante. Su exuberancia no se limita al paisaje, sino que se transfiere a las cosas magníficas que los mexicanos hacemos con la materia que nos regala —a veces por accidente y otras a fuerza de siglos de experimentación e ingenio. 

Por eso es vital dejarnos inundar por sus placeres y qué mejor forma que recorrerlo en busca de sus licores. Desde los clásicos mezcal y tequila —inmensamente populares en todo el mundo— hasta las joyas menos conocidas como la charanda y el xtabentún, México traza una incidental ruta de sus bebidas y tú tienes que visitar los encantadores destinos donde son producidas para probarlas todas. 

También en Más de México: El pulque, la bebida de los dioses

1: Bacanora

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Imagen: El Siglo de Torreón

También conocida como “bebida de los valientes” porque no cualquiera puede con ella. Esta delicia sonorense es un destilado similar al tequila, hecho con el agave espadín. No lo confundas, tiene denominación de origen y solo es bacanora el que se produce en la zona serrana de Sonora. 

Este intenso licor nació en el poblado del mismo nombre y se cree que una versión fermentada ha sido fabricada desde antes de la conquista. Fue con la llegada de los españoles que nació el destilado. 

Si quieres aprender sobre esta delicia y degustarla puedes visitar los ranchos y haciendas donde la producen; se encuentran al sur del estado, cerca de Ciudad Obregón.

2: Charanda

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Imagen: El Financiero

La charanda es un aguardiente típico de Michoacán. Se obtiene a través de la destilación y fermentación del jugo de caña y la melaza y es originaria de la zona azucarera en Uruapan. Se piensa que ha existido desde 1800 y su nombre purépecha refiere al cerro La Charanda. Su proceso de elaboración es parecido al del ron, pero su sabor es muy particular (similar a la cachaza brasileña) y por eso tiene denominación de origen.  

Por su parte, Uruapan también resguarda al Parque Nacional Barranca del Cupatitzio, un lugar precioso con mágicas cascadas donde se practica el senderismo y otras actividades de aventura.

3: Mezcal

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Imagen: Periódico Síntesis

El mexcalli o mezcal se hace con maguey y es uno de los más icónicos licores mexicanos. Su sabor varía de acuerdo al proceso de producción, pero puede ir de lo dulce a lo ahumado (y hasta un gusto salado). Se piensa que esta bebida se produce desde hace miles de años (en versiones, tal vez, menos refinadas) y sin duda es una de las más queridas para nosotros. Mientras que es mejor conocido el mezcal oaxaqueño —destino que francamente no necesita presentación— también se produce (con denominación de origen) en otros estados como en Guerrero y el Estado de México. 

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Imagen: Malinalco por Visit México

Si quieres seguir su ruta, nosotros te recomendamos ir, por supuesto a Oaxaca de Juárez, donde encontrarás algunos de los mejores mezcales del mundo. Acompáñalo de un mole impresionante, una vista espectacular y un recorrido cultural inolvidable. 

Además, puedes ir al hermoso Malinalco en el Estado de México: un pintoresco pueblo con una deliciosa gastronomía; un amor supremo por el pan dulce y los helados; una zona arqueológica pequeña, pero preciosa, y muy buen mezcal.

También en Más de México: Estos destinos son perfectos para mexicanos creativos

4: Sotol

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Crédito no especificado

El sotol es una bebida potente. Puede llegar a los 55 grados de alcohol. Es típica del norte de México; se produce en Chihuahua, Durango y Coahuila. Como otros de nuestros licores, también tiene denominación de origen. Este destilado no es de agave, sino de la piña del Dasylirion, conocido por el pueblo rarámuri como “sereque”, que crece en los desiertos.

El nombre “sotol” viene del náhuatl tzotollin, que significa “el dulce de la cabeza”. La bebida está muy ligada a los pueblos indígenas de la zona, aunque comenzó a producirse hasta después de la llegada de los españoles, cuando ellos trajeron a México instrumentos y técnicas para destilar. 

La planta de donde proviene, el dasylirion, es muy peculiar. Su nombre científico viene del griego y significa “lirio despeinado”. El sotol sin duda es un dulce de la cabeza que te hace perder la compostura y el chongo. Sin duda una motivación más para darte una vuelta por los enigmáticos desiertos mexicanos. 

5: Tequila

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo

El tequila nació en Jalisco, en un precioso pueblo con el mismo nombre. Este delicioso destilado, tal vez el más popular hecho en México, se elabora con el hermoso agave azul, endémico de la región y también presente en estados como Aguascalientes y Guanajuato (donde también se hace tequila con denominación de origen). 

tequila-mexico-destinos-cultura-que-hacer-festivales-gastronomia-jose-cuervo
Para probarlo tienes que ir en busca de su origen. Tequila es un destino excitante, donde la cultura se desborda y la gastronomía, igual la más tradicional que la vanguardista, no dejará de sorprenderte. Aprende más aquí: ¿Por qué Tequila podría convertirse en uno de los destinos culturales más excitantes de México?

6: Licor de Zacualpan

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Fotografía: Ian Benet

Zacualpan es una pequeña y apacible comunidad en el estado de Morelos. Pero no te dejes engañar por su tamaño. Su encanto es infinito. Al centro de la vida social del pueblo, se encuentra el mercado de trueque, donde, entre vecinos y amigos se intercambian toda clase de bienes y delicias. 

Como en otras tantas regiones del estado, acá se cultiva la caña, pues es una antigua región de haciendas. Por eso, nació el delicioso aguardiente de la zona, conocido como licor o curadito de Zacualpan.

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Fotografía: Ian Benet

Se trata de una potente bebida de caña que los locales han transformado en un cremoso licor curado con frutas y hierbas de la región: menta, higos, tejocote y café, por ejemplo. La textura al paladar es ligera y sedosa. Deja una sensación muy refrescante. ¡Cuidado! se pasan fácil, pero igual te embriagan.

Te interesa: Conoce el hermoso mercado de trueque de Zacualpan de Amilpas

7: Xtabentún

licores-bebidas-mexicanos-ruta-destinos-tequila-mezcal-pulque
Imagen: Taste Buds

De origen maya, típico de Yucatán, este licor se produce con miel de las abejas que se alimentan de la flor del xtabentún, con un sabor muy similar al anís. Es un clásico digestivo que se acompaña bien con café y que sabe mejor con hielo. La planta del xtabentún o “Turbina corymbosa” es una especie de ololiuqui. 

Las semillas de esta planta contienen amina de ácido lisérgico, una sustancia que puede provocar trances y visiones. Se piensa que una versión más rústica de la bebida y las semillas de la planta de donde provienen eran utilizados antiguamente por distintas etnias mexicanas. Probar este licor es, en ese sentido, muy especial. 

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas
Imagen: Marc Moll/Flickr

Y si esto no es suficiente para que te apresures a visitar Yucatán, no te olvides de la riqueza natural, los cenotes, las zonas arqueológicas, la inmensa cultura maya viva y la deliciosa gastronomía de la región.

5 insólitos paisajes montañosos de México (y las joyas geológicas que resguardan)

Explora algunas de las formaciones geológicas más impresionantes del territorio mexicano.

Nuestro territorio es un complejo entramado de ecosistemas vibrantes que —para bien y para mal— está situado en una sección particularmente activa de la superficie terrestre. Mientras que eso se manifiesta en las esporádicas sacudidas sísmicas, también significa que somos los privilegiados guardianes de una serie de formaciones geológicas impresionantes. 

Así, estamos parados sobre insólitos paisajes montañosos que por su mística belleza, nos envuelven en sorpresa y misterio. Te presentamos algunos de ellos. Definitivamente son dignos de ser visitados y protegidos.

1: Las grutas de Cacahuamilpa

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Visit México

El impresionante sistema de cuevas se encuentra en Guerrero y en realidad es parte de todo un Parque Natural, ahí donde nace el río Amacuzac. En la zona habitan armadillos, codornices, tejones y hasta la nutria de agua dulce. 

Pero el interior, poblado por estalactitas y estalagmitas de caprichosas formas es la visión que atrae a toda clase de viajeros. Los amplios salones de piedra, se presentan como un mundo paralelo que podría haber sido concebido como una ficción.

2: Los prismas basálticos

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Creative Commons

En la antigua Comarca Minera, cerca de Huasca de Ocampo en Hidalgo, se encuentra una de las formaciones geológicas más interesantes del territorio nacional. Se trata de los prismas basálticos, estructuras naturales de piedra, resultado de la antigua actividad volcánica de la zona. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Creative Commons

Se piensa que han existido desde hace un par de millones de años y su precisa figura —columnas con 5 o 6 caras planas— intriga a quienes dudan de la matemática inherente a la naturaleza. La pared de prismas forma la barranca de Alcholoya por donde caen 4 cascadas. En este parque es posible acampar y vivir una experiencia de reconexión con la naturaleza muy particular.

3: Parque Natural “La Huasteca”

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Parque La Huasteca

En el municipio de Santa Catarina, en Nuevo León, se encuentra este épico parque natural. El horizonte montañoso de esta zona es una escena espectacular que, simplemente no se puede comparar con la de ningún otro sitio. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Parque La Huasteca

Lo que evocan estas formaciones entre la Sierra Madre y las Cumbres de Monterrey, se puede comenzar a especular admirando las intrigantes fotografías del sitio. Imagina lo que se siente estar ahí. El espacio llama a los aventureros, no es tan fácil de transitar, escalar o habitar, pero con el guía adecuado y una disposición para abrirse a la experiencia, tu visita a La Huasteca podría cambiarte la vida.

4: Hierve el agua

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Rincones de México

Las famosas cascadas petrificadas en Oaxaca no dejan de sorprender a los viajeros y estudiosos de la tierra. Una forma de estalactitas es lo que cuelga donde, alguna vez, caía el agua mezclada con altas concentraciones de carbonato de calcio. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: Selina Oaxaca

En el pueblo de San Isidro Roaguía, cerca de la antigua ciudad de Mitla, se encuentra esta bellísima reserva. Aún es posible bañarse en las aguas termales de la zona y observar por horas esta afortunada rareza natural.

5: La laguna de Alchichica

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: CONAGUA

Esta laguna es bella y extraña en la misma medida. Se formó dentro de un cráter volcánico y sus aguas tienen altas dosis minerales. Es una de las joyas ocultas de Puebla

De su superficie sobresalen intrincadas estructuras carbonatadas y la laguna es un pozo donde florece la vida microendémica, además de especies acuáticas como el charal de Alchichica y una salamandra también de la región. 

destinos-mexico-paisajes-montanosos-formaciones-geologicas
Imagen: CONAGUA

Lo particular de este espacio ha inspirado leyendas increíbles entre los locales. Algunos piensan que el flujo de agua está directamente conectado con el océano. Otros afirman que el sitio fue un centro ceremonial prehispánico. Hay quien cuenta que una sirena de cabello plateado se esconde bajo el agua.

Elegantes fotografías de nuestra tierra, romántica y aleatoria (GALERÍA)

El fotógrafo Maximilian Virgil capturó extraordinarias escenas de la vida, la comunidad y la naturaleza mexicanas.

A Maximilian Virgil, fotógrafo originario de Berlín, la constante diversidad que se despliega en nuestro territorio le resultó absolutamente fascinante. No en vano, describe su viaje a México como “romántico, vivaz y un poco aleatorio”.

Su opinión no es aislada, pues se suele asociar a México, desde el exterior, con cierto caos o aleatoriedad. Como si el territorio estuviera desorganizado; o, aún más profundamente, como si nunca hubiese tenido un principio organizador.

A algunos les podría parecer abrumadora la premisa de un país que simplemente carece de un eje que rige y equilibra todas las fuerzas sociales, identitarias, simbólicas, divinas y demás que lo habitan. Pero lo cierto es que, posiblemente esta falta de principio, esta elusividad del origen y la constante ruptura y cuestionamiento de las propias reglas, sean los elementos que vuelven a México uno de los destinos más cautivadores del mundo.

En eso tal vez recae otra asociación: la idea de que México es un país que encanta o un sitio perfectamente romántico, donde las emociones son exaltadas por absolutamente cada detalle, especialmente por la naturaleza y por la muy particular belleza de los sujetos mexicanos.

También en Más de México: Retratos sutiles del extraño y fantástico México

Todo esto, claro, se hace obvio para un ojo extranjero, que está completamente preparado para dejarse extrañar por lo que mira. Desde dentro, tendemos a organizar el caos o nos “hacemos de la vista gorda” y navegamos con inteligencia esta tierra fracturada. Así, de pronto, nos olvidamos de lo verdaderamente increíble (y a veces inverosímil) que es este espacio romántico y aleatorio.

Afortunadamente elegantes trabajos, como el que realizó el Maximilian Virgil al capturar extraordinarias escenas de la vida, la comunidad y la naturaleza de San Cristóbal de las Casas en Chiapas y de la Isla Holbox en Quintana Roo, nos recuerdan nuestra delicada rareza.

Al mismo tiempo, no debemos sorprendernos negativamente por esta falta de ejes, en cambio deberíamos recordar que si es difícil resumir lo que somos es porque nos desbordamos y somos infinitamente diversos en nuestras lenguas, flora, fauna, gastronomía, creencias, colores.

También en Más de México: La calle en los ojos de Alex Webb: retratos de mexicanidad