En esta tiendita de Monterrey puedes pagar por víveres con tu basura

Esta curiosa iniciativa podría inspirar pequeños pero significativos cambios a favor del medio ambiente.

Ser mexicano es increíble, pero no viene sin responsabilidades y tal vez la más apremiante es la deuda que tenemos con el medio ambiente. Nuestro consumo constante de productos desechables es uno de los hábitos más contaminantes y la pésima forma en que manejamos nuestra basura no ayuda en nada.

La verdad es que conectamos poco con nuestros desechos y probablemente por eso no tenemos conciencia del daño enorme que provocan. No queremos saber nada sobre nuestra basura y hacemos que “desaparezca”, pero esta responsabilidad que hemos abandonado está regresando a nosotros en la forma de graves consecuencias.

Una curiosa iniciativa que podría inspirar algunos cambios

tienda-food-for-trash-monterrey-pagar-con-basura

Por otro lado, poco a poco el imaginario está cambiando y cada vez son más las personas involucradas en corregir esta situación y tratar de hacerse responsables. Y hay algunas propuestas que podrían inspirar cambios muy positivos. Una de ellas es la nueva tiendita “trash for food” en Monterrey: una tienda comunitaria donde puedes canjear tu basura por comida. 

La tienda se encuentra en la zona de Cima de La Loma al sur de la ciudad y ya está funcionado. Esta propuesta del estado planea establecer por lo menos 23 tiendas como esta y tiene dos objetivos muy especiales: reducir los gastos de las familias en productos de la despensa básica e involucrar a toda la comunidad en la limpieza del espacio público y los procesos de reciclaje de basura.

Así, tú llevas tu basura y de acuerdo al peso recibes vales con los que puedes comprar algunos víveres muy necesarios. Es una idea muy atractiva para las familias de la zona y una buena forma de hacer conciencia.

Lo que sigue…

tienda-food-for-trash-monterrey-pagar-con-basura

Por otro lado, los problemas son bastante más grandes y, aunque este es un comienzo muy bueno y celebrable no es difícil dar el siguiente paso. Algunos productos de la canasta básica suelen ser producidos de forma industrial y están envasados en más desechables que pronto se convertirán en más y más basura. 

Lo que nos urge es cambiar nuestra forma de consumir y  apostar por dejar de producir tantos desechos. En ese sentido las comunidades de Monterrey y todo el país deben organizarse para exigir que los artículos ofrecidos en estas tiendas traten de ser lo más sustentable posible. 

tienda-food-for-trash-monterrey-pagar-con-basura

Que no estén envueltos en plástico, que se vendan a granel, que uno pueda resguardarlos en recipientes reutilizables y, de preferencia que sean de manufactura local, tal vez incluso hechos por campesinos y productores de la zona. Tal vez suena a mucho pedir, pero podemos hacerlo realidad. 

¿Tú qué opinas?

También en Más de México: Tradiciones ancestrales que son 100% ecológicas (y hay que recuperar)

Un mexicano construye casas con sargazo, el alga que amenaza el equilibrio de nuestras playas

Si has estado oyendo hablar mucho del “sargazo”, es porque se trata de un enorme problema ambiental; pero la propuesta de este mexicano podría ayudar a mejorar la situación.

Seguramente has estado oyendo hablar del “sargazo” un alga de color café que se estanca en las playas del caribe mexicano y ahí comienza un proceso de descomposición que amenaza igual al turismo y al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Y si cada vez está más presente esta planta en el imaginario es porque, debido a las altas temperaturas (consecuencia del cambio climático), la llegada de sargazo a nuestras playas ha aumentado un 600% en sólo un año (de 2018 a 2019). Entre más caliente está el agua de los océanos, más aumentan los nutrientes que necesita el alga para crecer.

“El sargazo es un ejemplo de lo que el cambio climático puede hacer al planeta al no tener cuidado del tratamiento de aguas residuales, inyectar tantos contaminantes al mar y emitir tantos gases invernadero” declaró la investigadora Rosa Elisa Rodríguez (citada en este artículo de El País).

En muchos sentidos el sargazo incomoda. A los turistas, porque es apestoso y le da una apariencia “sucia” a las playas; a los empresarios porque el turismo está disminuyendo por esta causa; al gobierno en todos los niveles, porque tiene que invertir en limpiarlo, y al ecosistema, porque en muchos sentidos, la presencia de esta alga lo desequilibra.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Al impedir el paso de luz y reducir la concentración de oxígeno, el sargazo está matando a distintas especies de peces, corales y tortugas. Se trata de una auténtica crisis ambiental de la que, en muchos sentidos, los humanos somos responsables.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Haciendo valer la conciencia sobre este hecho, Omar Vázquez Sánchez  —un pequeño empresario originario de Quintana Roo— tuvo una idea genial: utilizar el sargazo como materia prima para hacer ladrillos orgánicos. Los bloques fueron probados para determinar su resistencia por investigadores de la UNAM en Puerto Morelos y se determinó que son muy eficientes; incluso resisten viento de huracanes.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas
Haciendo los ladrillos de sargazo.

Con ellos, Omar Vázquez ya ha construido casas. Para cada una se utilizan alrededor de 20 toneladas de sargazo; y, como él explica, las construcciones son térmicas, tienen buena acústica y son muy baratas y, claro, sustentables. Y no se trata solo de limpiar las playas, también de apoyar a comunidades de bajos recursos. Como declara Vázquez (de acuerdo a este artículo de El Financiero):

“El principal objetivo de la casa es contribuir para que las personas de escasos recursos tengan una casa y por ello nos hemos acercado a instituciones privadas, gobierno estatal y ONG, entre otros, para que donen una vivienda y se vean beneficiadas familias en zonas marginadas.”

Casas de sargazo

Este hombre encontró una forma innovadora de combatir el sargazo, la amenaza del Caribe mexicano.

Posted by AJ+ Español on Wednesday, May 8, 2019

El proyecto de este mexicano nos recuerda que pensar de forma sustentable implica pensarnos bien unos a otros, metiendo en la ecuación a los sujetos que nos rodean; a todas las formas de vida con las que compartimos territorio; al entorno, y al derecho de todas las partes involucradas a estar en equilibrio.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Desafortunadamente este gran esfuerzo no será suficiente, pues el sargazo (que es un asunto grave) es síntoma de un problema tremendo: el enorme daño que le estamos haciendo al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Hoy nos toca a todos contribuir, con acciones pequeñas y cotidianas; con proyectos increíbles como este, y presionando porque las políticas públicas del gobierno en curso y las acciones del sector empresarial (y, claro, el turismo) no sigan desdeñando al medio ambiente.

También en Más de México: El “mal del aire” contemporáneo y algunas maneras de contrarrestarlo

*Imágenes: Gladys Serrano/El País

Tradiciones ancestrales que son 100% ecológicas (y hay que recuperar)

No necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la simpleza de las tradiciones.

La búsqueda de alternativas ecológicas para nuestros hábitos cotidianos nos ha llevado a crear toda clase de tendencias elaboradas (y muchas veces sobrevaluadas). Pero no necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la elegante simpleza de las tradiciones y costumbres.

Todos esos “tips”, consejos y formas de hacer de tus ancestros —especialmente las abuelas— que desdeñaste sin sospechar su inmensa utilidad están de vuelta (desde reutilizar los envases de yogurt y mermelada para guardar comida, hasta heredar la ropa entre generaciones).

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Y, además, al llevar la exploración un poco más lejos encontramos también increíbles prácticas mexicanas tradicionales que trabajan de forma armoniosa con el entorno y que podrían mejorar muchísimo el estado del medio ambiente.

Es cierto, algunas exigen trabajo duro, casi todas demandan paciencia y también que estés dispuesto a cambiar tus ritmos y hábitos cotidianos; pero verás que tienen muchas ventajas. Además, no tienes que practicarlas directamente, puedes hacer un esfuerzo por apoyarlas o preferirlas en lugar de otros modos de producir.

Lo más increíble de estas tradiciones es que imaginan el mundo desde un lugar muy particular: uno donde podemos compartir el día a día con los demás y donde encontramos beneficios juntos o, de lo contrario, volvemos a empezar.

Estas son 8 tradiciones ancestrales completamente ecológicas que tenemos que recuperar.

La milpa y la chinampa

Ambas formas de cultivo son tradicionales. Llevan entre nosotros cientos de años. La milpa fue, por mucho tiempo, la base de la alimentación de los pueblos que habitaban esta tierra. Ahora aparece menos entre nosotros, pero urge recuperarla.

Consiste en una parcela de siembra de policultivo. Se conforma de maíz, frijol, calabaza y chile. Al sembrar así, nos aseguramos de no sobre explotar el terreno y variar nuestro consumo de forma sustentable. Alrededor de la milpa hay todo un sistema de alimentación que nos invita a comer local, producir menos desechos inorgánicos y a vivir de una siembra que coexista con los bosques; que evite la deforestación.

La chinampa consiste en un pequeño terreno preparado para sembrar hortalizas, flores y plantas medicinales y sobre cuerpos de agua. Es una solución que persiste en Xochimilco, en la Ciudad de México y alimenta de forma sustentable a cientos de personas.

Si no te quieres aventar a sembrar, no está de más asegurarte de comprar puros productos que deriven de estos magníficos sistemas de cultivo.

También en Más de México: La milpa, el generoso microcosmos que sostiene a México y Cómo crear tu propia chinampa casera en 5 pasos

Una casa que resuena con su geografía

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Estamos acostumbrados a pensar poco en el impacto ambiental de nuestras viviendas. Pero es grande y no podemos olvidarlo. No solo tiene que ver con deforestación, con agua, con contaminación, también con la producción de los materiales para construir y lo que esos materiales le provocan al entorno.

Nada como una casa que resuene en serio con su geografía. Tal vez que esté hecha con materiales locales, reciclados, y biodegradables. Y también que esté construida para vivir cómodamente en la zona elegida: con buen clima y de manera funcional, es decir sin contaminar y sin gastar recursos de forma desmedida.

En nuestro abanico tradicional hay muchos diseños así: las casas de adobe (que está hecho de tierra, paja y estiércol), las de tierra modelada, las de piedra o las que tienen techos de palma.

Para llevar, pero sin contaminar

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El plástico y su ubicuidad, es uno de los problemas ambientales más terribles de nuestro tiempo. Por suerte, tradicionalmente el plástico sale sobrando. Para envolver y guardar, nada como el totomoxtle (la hoja de maíz) o las hojas de plátano. Es fácil conseguirlas en los mercados.

Y olvídate de las bolsas desechables. Necesitas una bolsa de mandado de tela o una canasta de junco o, por qué no, una bolsa de mandado clásica, que es de plástico, pero duran toda la vida.

Ropa de fibras naturales

El “fast fashion” o la tendencia de producir ropa prácticamente desechable, que debe ser sustituida por los nuevos diseños todo el tiempo es una pésima práctica. Producir ropa de este tipo implica gastar muchísimos recursos, generar grandes cantidades de desechos y fomentar un proceso industrial que trata injustamente a sus empleados.

Pero la ropa tradicional, hecha con fibras naturales (como la lana de borrego), decorada con tintes biodegradables (hechos con plantas, flores y semillas) y producida por brillantes artesanos mexicanos no tiene ese problema y, además se ve muy bien. No te limites a pensar que los diseños son siempre iguales. La sustentabilidad y el diseño están encontrando múltiples puntos de encuentro.

También: Conoce la preciosa labor de las tejedoras de Hueyapan (FOTOS)

No te olvides de las plantas medicinales para curar tus males

A veces toca tomar medicamentos. Tienen una potencia especial. Pero muchos de sus compuestos fueron extraídos o tal vez originalmente encontrados en plantas y árboles. Los mexicanos lo sabemos. Por eso, a pesar del tiempo, aún hay muchas personas que se valen de las plantas medicinales para curar toda clase de síntomas. Además no contaminan, porque no son productos industriales y no producen desechos.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas

Slow food o Millennials descubren los hornos de barbacoa

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El slow food es un movimiento contemporáneo que nació en Italia pero ya se coló a las cabezas de millennials en todo el mundo. Se trata de recuperar las tradiciones gastronómicas de cada país y los métodos de cultivo regionales.

La idea es promover una alimentación sustentable que comprenda la producción de cada cosa y respete esos procesos. Es un asunto de paciencia. Como comer barbacoa tradicional de horno de hoyo en la tierra.

Llévele: todo sustentable para la limpieza del hogar

Hay productos de limpieza 100% mexicanos, duraderos y biodegradables. El zacate debe ser el más popular seguido por la escobeta, la escoba de ramas y la piedra pómez. Además, la limpieza se puede hacer usando algunos productos que no tienen gran impacto en el ambiente como el limón, el vinagre y bicarbonato de sodio.

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

*Imágenes: 1) Edición Más de México; 2, 4 y 6) Creative Commons; 3) Daoud Abdullah/Flickr; 5) Food and Travel.

Este edificio en Monterrey fue diseñado por el brillante arquitecto japonés Tadao Ando

El Centro Roberto Garza Sada de Monterrey fue diseñado por uno de los mejores arquitectos del mundo.

Hay edificios cuyo diseño y construcción nos remite a una palabra: exquisitez. Y tal parece que el Centro Roberto Garza Sada, ubicado en la Universidad de Monterrey (UDEM), es precisamente uno de ellos.

Diseñado por uno de los más brillantes arquitectos de la actualidad, el japonés y ganador del Premio Prtizker en 1995, Tadao Ando, este recinto se autodefine como “es el espacio de ideas y expresiones que congrega y desarrolla el mejor talento creativo, consolidándose como la sede de la formación, creación y preservación del arte, arquitectura y el diseño en Latinoamérica”.

Entre otros muchos retos que implicó su construcción, a cargo de la firma LeNoir y Asociados, se requirió de 14 mil metros cúbicos de concreto. Además, se utilizó un tipo especial de este material, exclusivamente diseñado para esta obra, que cumpliera con tonalidades y acabados específicos.

La suma de talentos y particularidades resultó en una obra francamente espectacular. Pero además, cualquier espacio diseñado por este japonés es digno de atención y si algún día lo visitas entenderás por qué te lo decimos.

Screen Shot 2015-12-21 at 5.14.24 PM