Tradiciones ancestrales que son 100% ecológicas (y hay que recuperar)

No necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la simpleza de las tradiciones.

La búsqueda de alternativas ecológicas para nuestros hábitos cotidianos nos ha llevado a crear toda clase de tendencias elaboradas (y muchas veces sobrevaluadas). Pero no necesitas volverte muy sofisticado para vivir sustentablemente; al contrario: tu mejor opción es volver a la elegante simpleza de las tradiciones y costumbres.

Todos esos “tips”, consejos y formas de hacer de tus ancestros —especialmente las abuelas— que desdeñaste sin sospechar su inmensa utilidad están de vuelta (desde reutilizar los envases de yogurt y mermelada para guardar comida, hasta heredar la ropa entre generaciones).

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Y, además, al llevar la exploración un poco más lejos encontramos también increíbles prácticas mexicanas tradicionales que trabajan de forma armoniosa con el entorno y que podrían mejorar muchísimo el estado del medio ambiente.

Es cierto, algunas exigen trabajo duro, casi todas demandan paciencia y también que estés dispuesto a cambiar tus ritmos y hábitos cotidianos; pero verás que tienen muchas ventajas. Además, no tienes que practicarlas directamente, puedes hacer un esfuerzo por apoyarlas o preferirlas en lugar de otros modos de producir.

Lo más increíble de estas tradiciones es que imaginan el mundo desde un lugar muy particular: uno donde podemos compartir el día a día con los demás y donde encontramos beneficios juntos o, de lo contrario, volvemos a empezar.

Estas son 8 tradiciones ancestrales completamente ecológicas que tenemos que recuperar.

La milpa y la chinampa

Ambas formas de cultivo son tradicionales. Llevan entre nosotros cientos de años. La milpa fue, por mucho tiempo, la base de la alimentación de los pueblos que habitaban esta tierra. Ahora aparece menos entre nosotros, pero urge recuperarla.

Consiste en una parcela de siembra de policultivo. Se conforma de maíz, frijol, calabaza y chile. Al sembrar así, nos aseguramos de no sobre explotar el terreno y variar nuestro consumo de forma sustentable. Alrededor de la milpa hay todo un sistema de alimentación que nos invita a comer local, producir menos desechos inorgánicos y a vivir de una siembra que coexista con los bosques; que evite la deforestación.

La chinampa consiste en un pequeño terreno preparado para sembrar hortalizas, flores y plantas medicinales y sobre cuerpos de agua. Es una solución que persiste en Xochimilco, en la Ciudad de México y alimenta de forma sustentable a cientos de personas.

Si no te quieres aventar a sembrar, no está de más asegurarte de comprar puros productos que deriven de estos magníficos sistemas de cultivo.

También en Más de México: La milpa, el generoso microcosmos que sostiene a México y Cómo crear tu propia chinampa casera en 5 pasos

Una casa que resuena con su geografía

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

Estamos acostumbrados a pensar poco en el impacto ambiental de nuestras viviendas. Pero es grande y no podemos olvidarlo. No solo tiene que ver con deforestación, con agua, con contaminación, también con la producción de los materiales para construir y lo que esos materiales le provocan al entorno.

Nada como una casa que resuene en serio con su geografía. Tal vez que esté hecha con materiales locales, reciclados, y biodegradables. Y también que esté construida para vivir cómodamente en la zona elegida: con buen clima y de manera funcional, es decir sin contaminar y sin gastar recursos de forma desmedida.

En nuestro abanico tradicional hay muchos diseños así: las casas de adobe (que está hecho de tierra, paja y estiércol), las de tierra modelada, las de piedra o las que tienen techos de palma.

Para llevar, pero sin contaminar

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El plástico y su ubicuidad, es uno de los problemas ambientales más terribles de nuestro tiempo. Por suerte, tradicionalmente el plástico sale sobrando. Para envolver y guardar, nada como el totomoxtle (la hoja de maíz) o las hojas de plátano. Es fácil conseguirlas en los mercados.

Y olvídate de las bolsas desechables. Necesitas una bolsa de mandado de tela o una canasta de junco o, por qué no, una bolsa de mandado clásica, que es de plástico, pero duran toda la vida.

Ropa de fibras naturales

El “fast fashion” o la tendencia de producir ropa prácticamente desechable, que debe ser sustituida por los nuevos diseños todo el tiempo es una pésima práctica. Producir ropa de este tipo implica gastar muchísimos recursos, generar grandes cantidades de desechos y fomentar un proceso industrial que trata injustamente a sus empleados.

Pero la ropa tradicional, hecha con fibras naturales (como la lana de borrego), decorada con tintes biodegradables (hechos con plantas, flores y semillas) y producida por brillantes artesanos mexicanos no tiene ese problema y, además se ve muy bien. No te limites a pensar que los diseños son siempre iguales. La sustentabilidad y el diseño están encontrando múltiples puntos de encuentro.

También: Conoce la preciosa labor de las tejedoras de Hueyapan (FOTOS)

No te olvides de las plantas medicinales para curar tus males

A veces toca tomar medicamentos. Tienen una potencia especial. Pero muchos de sus compuestos fueron extraídos o tal vez originalmente encontrados en plantas y árboles. Los mexicanos lo sabemos. Por eso, a pesar del tiempo, aún hay muchas personas que se valen de las plantas medicinales para curar toda clase de síntomas. Además no contaminan, porque no son productos industriales y no producen desechos.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas

Slow food o Millennials descubren los hornos de barbacoa

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

El slow food es un movimiento contemporáneo que nació en Italia pero ya se coló a las cabezas de millennials en todo el mundo. Se trata de recuperar las tradiciones gastronómicas de cada país y los métodos de cultivo regionales.

La idea es promover una alimentación sustentable que comprenda la producción de cada cosa y respete esos procesos. Es un asunto de paciencia. Como comer barbacoa tradicional de horno de hoyo en la tierra.

Llévele: todo sustentable para la limpieza del hogar

Hay productos de limpieza 100% mexicanos, duraderos y biodegradables. El zacate debe ser el más popular seguido por la escobeta, la escoba de ramas y la piedra pómez. Además, la limpieza se puede hacer usando algunos productos que no tienen gran impacto en el ambiente como el limón, el vinagre y bicarbonato de sodio.

tradiciones-mexicanas-ancestrales-ecologicas-sustentables-alternativas

*Imágenes: 1) Edición Más de México; 2, 4 y 6) Creative Commons; 3) Daoud Abdullah/Flickr; 5) Food and Travel.

Un mexicano construye casas con sargazo, el alga que amenaza el equilibrio de nuestras playas

Si has estado oyendo hablar mucho del “sargazo”, es porque se trata de un enorme problema ambiental; pero la propuesta de este mexicano podría ayudar a mejorar la situación.

Seguramente has estado oyendo hablar del “sargazo” un alga de color café que se estanca en las playas del caribe mexicano y ahí comienza un proceso de descomposición que amenaza igual al turismo y al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Y si cada vez está más presente esta planta en el imaginario es porque, debido a las altas temperaturas (consecuencia del cambio climático), la llegada de sargazo a nuestras playas ha aumentado un 600% en sólo un año (de 2018 a 2019). Entre más caliente está el agua de los océanos, más aumentan los nutrientes que necesita el alga para crecer.

“El sargazo es un ejemplo de lo que el cambio climático puede hacer al planeta al no tener cuidado del tratamiento de aguas residuales, inyectar tantos contaminantes al mar y emitir tantos gases invernadero” declaró la investigadora Rosa Elisa Rodríguez (citada en este artículo de El País).

En muchos sentidos el sargazo incomoda. A los turistas, porque es apestoso y le da una apariencia “sucia” a las playas; a los empresarios porque el turismo está disminuyendo por esta causa; al gobierno en todos los niveles, porque tiene que invertir en limpiarlo, y al ecosistema, porque en muchos sentidos, la presencia de esta alga lo desequilibra.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Al impedir el paso de luz y reducir la concentración de oxígeno, el sargazo está matando a distintas especies de peces, corales y tortugas. Se trata de una auténtica crisis ambiental de la que, en muchos sentidos, los humanos somos responsables.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Haciendo valer la conciencia sobre este hecho, Omar Vázquez Sánchez  —un pequeño empresario originario de Quintana Roo— tuvo una idea genial: utilizar el sargazo como materia prima para hacer ladrillos orgánicos. Los bloques fueron probados para determinar su resistencia por investigadores de la UNAM en Puerto Morelos y se determinó que son muy eficientes; incluso resisten viento de huracanes.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas
Haciendo los ladrillos de sargazo.

Con ellos, Omar Vázquez ya ha construido casas. Para cada una se utilizan alrededor de 20 toneladas de sargazo; y, como él explica, las construcciones son térmicas, tienen buena acústica y son muy baratas y, claro, sustentables. Y no se trata solo de limpiar las playas, también de apoyar a comunidades de bajos recursos. Como declara Vázquez (de acuerdo a este artículo de El Financiero):

“El principal objetivo de la casa es contribuir para que las personas de escasos recursos tengan una casa y por ello nos hemos acercado a instituciones privadas, gobierno estatal y ONG, entre otros, para que donen una vivienda y se vean beneficiadas familias en zonas marginadas.”

Casas de sargazo

Este hombre encontró una forma innovadora de combatir el sargazo, la amenaza del Caribe mexicano.

Posted by AJ+ Español on Wednesday, May 8, 2019

El proyecto de este mexicano nos recuerda que pensar de forma sustentable implica pensarnos bien unos a otros, metiendo en la ecuación a los sujetos que nos rodean; a todas las formas de vida con las que compartimos territorio; al entorno, y al derecho de todas las partes involucradas a estar en equilibrio.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Desafortunadamente este gran esfuerzo no será suficiente, pues el sargazo (que es un asunto grave) es síntoma de un problema tremendo: el enorme daño que le estamos haciendo al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Hoy nos toca a todos contribuir, con acciones pequeñas y cotidianas; con proyectos increíbles como este, y presionando porque las políticas públicas del gobierno en curso y las acciones del sector empresarial (y, claro, el turismo) no sigan desdeñando al medio ambiente.

También en Más de México: El “mal del aire” contemporáneo y algunas maneras de contrarrestarlo

*Imágenes: Gladys Serrano/El País

5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

¿Por qué el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz, es uno de los más sagrados en México?

En la celebración de la Santa Cruz coinciden ingredientes que hace de este uno de los días más especiales en la identidad mexicana.

Dentro de todo calendario existen días particularmente sacros. Estos suelen indicar fechas que, trascendiendo los siglos, han auspiciado rituales. Y aquí tenemos dos sustentos para convencernos de que en verdad se trata de días “especiales”: por un lado, asumir que hubieron razones puntuales para asociar precisamente ese día con un ritual importante y, por otro, por el simple hecho de que durante siglos estas fechas se han nutrido ceremonialmente.

En el calendario mexicano, cuando pensamos en fechas sagradas, vienen a la mente el 12 de diciembre, día de “la patroncita”, cuando se celebra a la Virgen de Guadalupe; también el 28 de octubre, día en que se festeja al santo más popular del país, San Judas Tadeo. Y en esta línea también tendríamos que incluir, sin duda, el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz.

Invitar a la lluvia

ritual-graniceros-tiemperos-mexico-volcanes

La sacralidad de este día nos remite a tiempos prehispánicos y está relacionado con uno de los aspectos más importantes de la vida de México, el ciclo de siembra. Durante los primeros días de mayo, nuestros antepasados dedicaban rezos y rituales a Tláloc. El fin era conjurar la generosidad meteorológica de esta deidad de la lluvia, para que la temporada de siembra gozara de buenas aguas –factor decisivo en el éxito de la cosecha.  

Justo por estos días se inaugura el ciclo agrícola en el país. Si bien esto depende del clima de cada región –en algunas zonas se siembra desde abril y en otras hasta junio–, principios de mayo es un buen momento para fijar, en promedio, el inicio de la temporada de siembra. 

Hasta la fecha se siguen celebrando ceremonias para invocar las lluvias, solo que ahora se le pide el favor a Jesucristo. El caso de los tiemperos o graniceros, los “magos del clima”, es especialmente fascinante; ya sea en sus propios pueblos, ubicados alrededor de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, o en adoratorios ubicados ya en el interior de estos, por ejemplo cuevas, cascadas o diversos puntos sagrados.  

Antecedente católico

Como ocurrió con muchas otras festividades prehispánicas, con la llegada de los españoles y en su afán evangelizador, se buscó empatar estas fiestas con una contraparte católica para así redirigir la devoción original.

A finales del siglo tercero, la emperatriz Elena se abocó a hallar la cruz en la que Cristo murió. Como parte de sus pesquisas mandó demoler un templo dedicado a los viejos dioses paganos de los romanos, y bajo los escombros hallaron las tres cruces. Para descifrar cuál era la que había sostenido a Jesús, llevaron a un moribundo y lo hicieron tocar cada cruz; en cuanto tocó una de estas recuperó instantáneamente su energía vital. Por este hallazgo la mujer fue canonizada, y hasta la fecha se le venera como Santa Elena de la Cruz.

Posteriormente, y tras la muerte de su padre, el hijo de Elena, Constantino, sería proclamado emperador. Mientras este se dirigía a luchar con su contrincante Majencio, con quien se disputaba el dominio del Imperio Romano, y la decisión del credo que se habría de adoptar oficialmente, Constantino y su ejército recibieron una señal divina: se delineó el símbolo que arroparía su victoria ante un ejército mucho más poderoso, una cruz inscrita en el cielo. La causa de la cruz triunfaría y los cristianos no solo dejaron de ser perseguidos, sino que eventualmente se convertirían, aprovechando su nueva posición, en los perseguidores de los viejos cultos paganos.

En diferentes lugares de México se llevan a cabo ritos conmemorando la cruz santa que sostuvo a Jesucristo. Un ejemplo de estas fiestas es la acarreada –desde Santa Cruz Xochitepec, en Xochimilco, hasta el “cerro de las flores”–, de una monumental cruz de encino.

El Día del Albañil

dia-santa-cruz-albanil

Los encargados de demoler el templo romano y desvelar la reliquia, la cruz, fueron precisamente trabajadores de la construcción. De ahí que este gremio se asociara desde entonces a este día –aunque al parecer esta relación, al menos en el caso de México, se enfatizó ya en el siglo XX. Así, el Día de la Santa Cruz terminaría también conmemorando a los practicantes de este milenario oficio.

Ese día se coloca una cruz en la obra –generalmente en el punto más alto y hecha con material de trabajo–, y se adorna con flores y una veladora. Después de trabajar medio día, el patrón los convida con una buena comida y se tiran cohetes. En ocasiones incluso se lleva una banda de música y se invita a familiares de los trabajadores para que celebren con ellos su día. El fin de este rito es, además de celebrar su oficio, pedir por que la obra sea conducida a buen final.

Y para dimensionar la relevancia de esta fecha en un plano popular, según datos del INEGI (2014) en México hay casi 2.5 millones de albañiles.

Fecha sacra

Como pudimos comprobar en líneas anteriores, esta fecha hace confluir una tradición ritual que se celebraba desde la época prehispánica, con una importante festividad de la religión católica –lo cual le aseguró una importante continuidad–. Por otro lado, la celebración inaugura un ciclo fundamental en la identidad cultural y ritual del país, así como su la subsistencia alimentaria y su desarrollo económico.

Pero la importancia y vigencia de este día no solo se deben a conjugarse en ambas tradiciones, y a vincularse a la temporada de siembra. Además, es el día en que uno de los gremios más importantes, en muchos sentidos, celebra su existencia. El de constructor, ha sido uno de los oficios más valorados y respetados a lo largo de la historia humana –y aunque a muchos sorprenda, también uno de los más místicos–.

Así que, desde cualquiera de las perspectivas posibles que lo abordes, el 3 de mayo es una fecha que, como mexicanos, haríamos bien en celebrar.