Chile para todos: todo lo que siempre quisiste saber sobre el chile

Esta práctica y mini enciclopedia te enseñará todo lo que desconocías, y que te reencantará con la cultura del chile.

 

Quien se enchila sonríe también de manera incontrolable, ríe también como burlándose del sufrimiento”

Alberto Peralta de Legarreta

Se tiene registro de que hace unos 10 mil años, hombres del norte de México comenzaron a incluir el chile a su dieta… ¿Has imaginado qué repercusiones tuvo ello en la personalidad y carácter de su población?

La mezcla de placer, aguante y reto que lleva el enchilarse, definitivamente influye en la “manera de ser “de la sociedad mexicana. Un gracioso libro editado por Algarabía, en su colección Vicios, tomando en cuenta lo anterior, nos trae un curioso compendio de mucho de la presencia del chile en la cultura mexicana: Chile para Todos.chiles para todos libro algarabía

En él hallarás desde recetas con chile atribuidas a Sor Juana Inés de la Cruz, frases sobre el chile por parte de escritores como Salvador Novo o de personajes como Fray Bartolomé de las Casas;datos históricos como el chile más antiguo de todos, el chiltepín. Por supuesto albures con el chile como inspiración, o pedazos de canciones donde el chile es mencionado, como en La Llorona.

Es además un exquisito libro de bolsillo. Este nos recuerda que nada es independiente; por ejemplo, cada expresión gastronómica se traduce en una peculiaridad en la visión de la vida de sus degustadores. Quizá de la ingesta de chile le viene a los mexicanos el tomarse la vida más a la ligera, sabiendo que esta se sufre y goza, acaso, como la sensación del enchilamiento en la boca.

Acá algunas frases y datos que encontrarás en el libro:

La diosa prehispánica del chile fue Tlatlauhqui cihuatl ichiltzintli–que significa “Señora roja del respetable chile”– quien fuera la hermana de Tláloc–deidad de la lluvia–, y de Chicomecóatl–Señora del maíz.

Janet Long

Charles de Gaulle se quejaba de lo difícil que era gobernar una nación con más de 500 tipos de quesos. Lo mismo puede decirse de México y sus chiles”

Juan Villoro

En la magia negra se cree que el chile sirve para lograr separaciones de parejas y propiciar peleas entre personas.

En los campos de batalla prehispánicos, el humo de chiles secos fue un arma poderosa.

La cantidad de chile que comemos los chilangos, al parecer, rebasa la del resto de los estados de la República; de ahí– muchos arguyen, aunque no se sabe a ciencia cierta– el apelativa de chilango.

Cuando el chile está fresco y verde, es probablemente el fruto que mayor cantidad de vitamina C aporta al organismo, incluso por encima de los cítricos.

chiles méxico

Imágenes: 1) Ron Mader, 3)gob.mx

Seres fantásticos hechos de icónicos platillos mexicanos (GALERÍA)

Este increíble ilustrador mexicano reinterpreta ingeniosamente algunas joyas de nuestra cultura.

Si eso que llamamos “cultura mexicana” a veces nos sabe a viejo, tal vez sea porque nuestros referentes son un poco planos y bastante convencionales. Es cierto: todos los símbolos necesitan refrescarse de vez en cuando y no sólo para reivindicarse, también para adaptarse a nuevas formas de vivir y entender el mundo. Por otro lado, a ninguna reliquia le cae mal un toque de buen humor y, en nuestro caso, ingenio a la mexicana.

artista-mexicano-ilustracion-dibujos-reinventa-comida-mexicana-dioses-aztecas

Esto es lo que está detrás de las ilustraciones del perspicaz artista morelense Pedro Larez que se dedica a reinterpretar algunas joyas de nuestra cultura. A él le interesa mantener activas estas referencias culturales, pero con un enfoque fresco que le hable a las generaciones contemporáneas y que se permita jugar y mezclarse con el mundo de la cultura popular y la estética millennial.

También en Más de México: La lotería millenial (porque tal vez sea hora de reimaginar nuestra cultura)

Lo que hago es una reinterpretación a mi manera, de la forma que más me gusta; pero al mismo tiempo invito a las personas a investigar más a fondo sobre nuestra cultura, a adentrarse en ella y seguirla transmitiendo.

La ilustración es sin duda un vehículo perfecto para este ejercicio. Se presta a reunir mundos completamente ajenos, es accesible y puede ser muy divertida. Para Pedro ilustrar fue un “movimiento instintivo”, porque siempre le gustó mucho dibujar. Además es un medio muy abierto, que permite conjugar toda clase de ideas y realmente expresarse con ganas. De hecho, sin faltar al respeto, Pedro juega con los clichés y los límites de la cultura que retrata, especialmente de los dioses del panteón mexica, pero también con figuras de la religión católica y otros signos tradicionales.

Me mueven muchas cosas (…) principalmente es saber que estoy poniendo un granito de arena para volver a hacer notoria la cultura mexicana. Desde pequeño me ha motivado el conocimiento, en general y la mitología es uno de los tópicos que más me atrae; entonces, saber que le gente ve lo que hago y se motiva para investigar, hablar, dialogar o incluso hacer sus propias historias ilustradas es una de las mayores motivaciones que siento como creador.  

La comida mexicana no podía faltar y su serie sobre gastronomía es imperdible. Nos cuenta que, además de que le encanta la cocina de nuestro país, la serie comenzó como un experimento azaroso, unos cuantos juegos de palabras y otros chistes curiosos. Aquí te dejamos una buena probada:

Mejor que pique: los increíbles beneficios de sazonar con chile

El chile no sólo es suculento por la experiencia sensorial que transmite, también por sus amplios y comprobados beneficios para la salud.

 

beneficios-chile-salud-estudios-demuestran-propiedades-capsaicina-chile-sustituto-sal-5

Este cultivo, del cual en México crecen hasta 64 tipos distintos, es un distintivo gastronómico de México. Fue domesticado por hombres mesoamericanos hace siglos, quienes encontraron en él una gama increíble de propiedades medicinales  —analgésicas y antioxidantes, y muchas más—. A ello, se suman recientes descubrimientos que demuestran que este alimento picoso es un potente agente anticancerigeno

Recientemente se ha comprobado otra de sus magnificas virtudes: el chile puede de ser un gran sustituto de la sal. Un estudio publicado por la American Heart Association’s Journal comprobó que el chile puede servir para mitigar las graves consecuencias asociadas al alto consumo de sodio, como la alta presión arterial, la diabetes y las enfermedades en los riñones.

beneficios-chile-salud-estudios-demuestran-propiedades-capsaicina-chile-sustituto-sal-3

Los investigadores encontraron, en una prueba realizada con más de 500 adultos, que aquellos que consumen chile rebajan su consumo de sal de manera considerable, disminuyendo así su nivel arterial y sanguíneo. Y es que el químico principal de este cultivo, la capsaicina, estimula las mismas zonas cerebrales que la sal —estas son la ínsula y la corteza orbitofrontal—, haciendo creer al cerebro que está consumiendo sal.

Así, el chile no sólo es suculento por la experiencia sensorial que transmite —la cual es casi adictiva, al estimular también zonas del cerebro que se activan en momentos de peligro—, también por sus amplios y comprobados beneficios. Aunado a ello, la gama de sabores que puede transmitir y las formas que puede adoptar, ya sea en salsas o como ingrediente en infinidad de guisos y recetas, no conoce límites. 

salsas mexicanas

Si bien el estudio fue hecho pensando en el consumo de este cultivo en la cocina asiática, también es una muestra más de lo mucho que nuestra tradición culinaria tiene que ofrecer. Nuestra cocina presenta un menú saludable y repleto de beneficios, el cual  puede constituir, incluso, la dieta vegana ideal. Y afortunadamente, el chile es un ingrediente clave de ese menú, siendo indispensable en casi cualquier platillo mexicano que se pueda pensar: Mole, gucamole, enchiladas, tacos, tamales, sopas, una infinidad de salsas e incluso en bebidas de chocolate.

Así, no tenemos que irnos muy lejos ni estar a merced de salsas comerciales. Podemos comprar salsas hechas artesanalmente o prepararlas nosotros mismos, con recetas exquisitas como esta de la etnia indígena de los Pames, en San Luis Potosí. Un privilegio más de habitar territorio mexicano.

 

*Imágenes: 2) Flickr Steve Bridger

Retratos de mexicanos comiendo chile (FOTOS)

Gestos de sufrimiento y a la vez placer resaltan en esta fascinante serie fotográfica.

Más que una simple especia para sazonar, el chile es símbolo cultural de México, y con cierto sentido metafórico, también puede serlo genético, pues ha estado con nosotros desde tiempos inmemoriales. 

Para Jozef Ibarr, el fotógrafo detrás de la serie Los enchilados, hay una fascinación del mexicano en torno al chile. Comerlo es como una metáfora del riesgo: el mexicano busca satisfacer, comiendo chile, una necesidad por la emoción fuerte, mediante el reto de ver cuánto se aguanta la enchilada.

Pero ¿de dónde nos viene ese extraño placer por el sufrimiento que produce el acto de comer chile? Esa necesidad que nos conduce a querer experimentar el picor (e incluso se nos haga agua a la boca al pensarle) tiene que ver con lo que algunos investigadores llaman reverso hedonista. Además, el chile ha estado presente desde hace siglos en nuestra cultura, pues está comprobado que esta colorida hortaliza fue cultivada desde el año 7000 al 2555 a. C. en las regiones que hoy corresponden a Puebla y Tamaulipas.

Para este peculiar alimento, en el México antiguo se tenían los términos en náhuatl de cococ, cocopatic y cocopalatic, mismos que ayudaban a definir la gran variedad de chiles según su picor, habiendo los picantes, los muy picantes y los picantísimos. Los hay tan picantes que, según consta en los códices Florentino y Mendocino, había chiles que se usaban militarmente a manera de granadas, valiéndose los guerreros del humo de los chiles secos arrojados al fuego para ahuyentar al enemigo.

Precisamente, para la serie fotográfica que aquí te mostramos, Jozef Ibarr se valió de un tipo de chile que los antiguos mexicanos seguro etiquetarían como cocopalatic: el famoso chile habanero, o capsicum chinense, cuyo pequeño tamaño y bella gama de colores anaranjados esconden una intensidad de picor que pocos aguantan.

Sin duda Ibarr logró captar, en toda su riqueza, lo que permanece como un misterio rodeado de distintas hipótesis: el porqué al mexicano le encanta enchilarse. Indiscutiblemente, el acto de enchilarse constituye un gran y mágico rasgo de nuestra identidad (que es posible ejemplificar en cientos de hilarantes muecas).

enchilados-chile-alex-surdo-amiga-marta

enchilados-chile-alex-surdo-amiga-euri

enchilados-chile-alex-surdo

enchilados-chile-adulto

enchilados-chile-rafa

enchilados-chile-oli

enchilados-chile-nino-ultimo

enchilados-chile-mujer-2

enchilados-chile-marta

enchilados-chile-marisol

enchilados-chile-mama-perla

enchilados-chile-mama-pam

enchilados-chile-mama-nina

enchilados-chile-mama-flor

enchilados-chile-luly

enchilados-chile-habanero-mujer

enchilados-chile-habanero-karla

enchilados-chile-habanero-hombre

enchilados-chile-habanero-felipe

enchilados-chile-habaner-chica-azul

enchilados-chile-habaner-chica

enchilados-chile-flor

enchilados-chile-felix

enchilados-chile-esposo-karla

enchilados-chile-chica-lengua-redonda

enchilados-chile-arturo

 

*Imágenes: Jozef Ibarr