Cenote “Las Calaveras”, el enigmático cementerio maya

Para la antigua cultura maya, los cenotes –como conductores acuosos y portentosas entradas al inframundo–, fungían también como cámaras funerarias donde la gente veneraba a sus muertos ofrendándoles con flores y copal.

En la cultura maya, el agua que provenía de cuevas o ríos subterráneos era considerada agua virgen. Esto porque en casi todas las culturas prehispánicas, las cuevas o los túneles rocosos simbolizaban una puerta al inframundo, un acceso al vientre de la tierra; origen de la creación, tanto de los alimentos, de la luna y el sol y de comunidades enteras (como es el caso de las herméticas tribus de Chicomóztoc, de donde provienen los aztecas). Para los mayas, las cuevas con manantiales (a las que algunas veces llamamos cenote) eran la casa de los espíritus del agua, de ahí que este tipo de recipientes naturales fueran objeto de numerosas ceremonias de inmolación para elogiar la fertilidad. 

cementerio subacuatico mayaEn Yucatánhogar de más de 6 mil cenotes de los cuales sólo se ha indagado en la mitad de ellos–, encontramos un peculiar sótano geológico cuyo trabajo en la antigüedad era el de velar por el descanso eterno de numerales líderes mayas; el cenote “Las Calaveras” o Calavera, como se ha hecho llamar, es el mayor cementerio maya subacuático que se ha encontrado en México. Arqueólogos subacuáticos del INAH han encontrado en este basamento al rededor de 120 cuerpos humanos, cuya antigüedad se calcula entre los años 125 y 236 de nuestra era. Atendiendo a las características del  cenote –con 30 metros de diámetro– y al número de esqueletos encontrados, es altamente probable que esta cueva acuosa arroje hasta unas 200 osamentas más en los siguientes años.

Para la antigua cultura maya, los cenotes –como conductores acuosos y portentosas entradas al inframundo (el Mitlan o Xibalba)–, fungían también como cámaras funerarias donde se veneraba a sus muertos ofrendándoles con flores y copal. Siguiendo los estudios de la Dra. Mary Pohl, quien estudió los antiguos escritos de fray Francisco Núñez de la Vega, los huesos de los fundadores de algunos linajes importantes como los que introdujeron el calendario maya, eran colocados, a su muerte, en este tipo de cementerios acuáticos.

cenote-calavera-01La oscuridad y las condiciones alcalinas de agua dulce y salada que fluyen en el cenote Las Calaveras,  han logrado el perfecto estado de conservación de las osamentas encontradas. Y gracias a ello, es posible estudiar más a fondo a los mayas y su trascendencia filosófica, que más allá de mostrarnos su profundo sentido de la muerte como un  renacer, devela la sacralidad del agua de los cenotes yucatecos, cuyo cauce desemboca, como sus muertos, en lo incalculable del océano.

 centoe las calaveras ng

cenote maya

centoe las calaveras0

cenote calavera mx

*Imágenes: 1, 4 y 5) National Geographic; 3) en-yucatan.com.mx; 2, y 8) Instituto Nacional de Antropología e Historia; 9) xibalbadivecenter.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rutas secretas de Chichén Itzá podrían confirmar su construcción basada en una “geografía sagrada” (VIDEO)

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes.

Desde hace mucho años, nos hemos acostumbrado al misterio de nuestras ruinas. Atravesamos sus escondrijos y pasillos como quien ignora su secreto, y fingimos compartirlo. La sombra y los espectros de estos vestigios son las deidades del pasado y de los nuevos días. Y aunque parezca que su tiempo ha terminado, todavía permanecen ahí, ocultos en la naturaleza de las cosas. 

Chichén Itzá es un ejemplo vivo de estos vestigios que siguen evocando al misterio. Recientemente, el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) y el INAH iniciaron un mapeo subterráneo por el gran complejo maya, que recorre sus cuevas y cenotes, y atraviesa el esqueleto de las pirámides. El objetivo es claro y francamente loable: rastrear y documentar la fascinante geografía sagrada del lugar.

Mediante el uso de un radar de penetración terrestre, así como el empleo de señales electromagnéticas, estos investigadores planean demostrar la teoría de que en Chichén Itzá, existe un patrón “arquitectura-cueva o arquitectura-cenote”, dentro lo que podría ser un conjunto de túneles nunca antes descubiertos. Si bien existe la posibilidad de que sólo sean vacíos, ofrendas o depósitos mortuorios, la existencia de estos “huecos”, y su probable construcción bajo una geografia divina, es por demás intrigante.

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes, aunque la razón todavía es desconocida. El especialista de la GAM, James Brady, relata que “A diferencia de la cosmovisión europea, donde las deidades estaban en el cielo, en el mundo maya, lo más sagrado y vivo era la tierra, por ello es que  formaciones como cuevas y cenotes eran tan sagrados, pues eran una vía de acceso al interior de la tierra, es decir, a la presencia de los dioses”.

Sin categoría

En Yucatán encuentran, literalmente, un lago en el fondo del océano

Científicos encontraron en la Península de Yucatán un lago, con sus propias playas, a 200 metros de profundidad.

Solemos concebir al océano como una masa uniforme, donde encontraremos una enorme variedad de especies biológicas pero ¿sabías que ahí adentro existen también montañas, volcanes, e incluso lagos?

Este último se trata de un fenómeno muy extraño y bello. Las cualidades del agua ocasionadas por sus minerales hace que ésta presente distintos tipos de densidad, y cuando la diferencia es muy grande, entonces se forman ecosistemas acuáticos con múltiples distintivos. De esta manera es posible entrever un lago en el océano, que incluso presume sus inesperadas y propias playas.

En el Golfo de México, a casi 200 metros bajo el agua, fue encontrado un lago. Un grupo de científicos recorría en el área de la Península de Yucatán las aguas, explorándolas, cuando sus linternas que iluminaban el oscuro océano se toparon con la súbita luminosidad de un lago profundo. Con sus propias playas y moradores.

El nivel de salinidad de este lago es altísimo y cuando un cuerpo lo habita este último flota con una enorme fuerza que lo impulsa hacia fuera, como un trampolín. Por ello ahí solo viven moluscos y crustáceos.

Son como albercas en el océano y son resultado del desplazamiento de placas tectónicas de sal en el periodo jurásico.

 lago debajo del agua yucatán

lago en el océano yucatán

lago debajo del agua yucatán

*Imágenes: atlasobscura.com

 

¿Estás listo para una inolvidable inmersión en este cenote de Yucatán? (VIDEO)

¿Estás listo para sumergirte en las entrañas del cenote El Toh, en Yucatán? Este video te ayudara a entender por que los cenotes son considerados sagrados.

Los cenotes son ojos de agua interconectados subterráneamente, y que abundan en el sureste de México. Entre los mayas se les considera como puntos sagrados, y en ellos se realizaban ritos ceremoniales que incluían sacrificios humanos y ofrendas diversas. Tan solo en el estado de Yucatán se calcula que hay más de seis mil cenotes, muchos de ellos aún guarecidos por la selva. Gracias a su exuberante belleza, que en muchos casos ofrece aguas turquesa, los cenotes ocupan un lugar especial en la exuberante belleza de esta región.

Pero si bien su superficie basta para impresionar a quien les visita, lo cierto es que en sus entrañas se encuentra una porción considerable del tesoro natural que encarnan los cenotes. Se trata de laberintos subacuáticos que ofrecen paseos hipnóticos para los afortunados que los recorren. Y una prueba de esto es este trayecto documentado en video, a través de El Toh, famoso cenote ubicado en Yucatán.   

Esta breve pero espectacular pieza es obra del cineasta Jonas pedersen, a quien el uso de un sofisticado equipo de filmación le permitió grabar el interior del cenote con una iluminación y una calidad de imagen que difícilmente se ve en este tipo de videos. 

Tal vez este video, la majestuosa naturaleza que documenta, nos ayude a entender por qué los cenotes son lugares en verdad sagrados, que deben respetarse, protegerse y disfrutarse, en ese orden.