Este niño mexicano de solo 9 años estudia ya un posgrado en la UNAM

A sus 5 años era capaz de asimilar un libro de ciencias de secundaria.

En ocasiones la manera en que está planteado el sistema educativo es insuficiente cuando existen niños prodigio. Los niños que cuentan con una capacidad intelectual mayor, o un interés agudizado para entender las distintas ciencias suelen frustrarse frente a los programas de estudio que comprenden fácilmente y terminan aburridos.

Un caso muy particular es el del niño mexicano Carlos Santamaría Díaz que a sus solo 3 años había aprendido a leer, a los 5 comenzó a mostrar un interés importante por la química y a los 9 inició un diplomado en bioquímica y energía molecular ?el cual requería un nivel mínimo de licenciatura? en la UNAM.

Desde los cinco años era capaz de asimilar un libro completo de ciencia de nivel secundaria y aprendió la tabla periódica en un par de semanas.

Sus padres evitan tajantemente llamarlo genio o niño prodigio, más bien están buscando opciones para que pueda terminar con más velocidad la educación básica y  concentrarse verdaderamente en su interés por la ciencia.

Por ahora en un programa especial en un solo año cursará 5º y 6º de primaria. Cuando se le pregunta a Carlos qué es lo que hará de su futuro él dice "no lo he pensado, lo haré en su momento". Prefiere concentrarse también en temas de su edad también como  andar en bici o jugar al aire libre.

Sus padres buscarán opciones para que siga estudiando sobre sus intereses y la UNAM resultó una buena alternativa pues existen opciones de posgrado que, aunque no le cuenten como un valor académico aún, hacen que mantenga activo su interés por la química.

En el examen de admisión de Carlos a la faculta de Química de la UNAM, el doctor en ciencias químicas, Eduardo Rodríguez de San Miguel, recibió durante 15 minutos a Carlos, en los cuales quedó impresionado por su conocimiento: "Le pregunté aspectos genéricos para intentar determinar qué tan capaz era. No es que sea un genio que sabe todo, sino que enfoca su atención en lo que le interesa. Cuando lo cuestioné sobre sus inquietudes, inmediatamente sacó temas de bioquímica".

Ahora Carlos ha terminado el Diplomado en Bioquímica y Biología Molecular para la Industria Farmacéutica y Biotecnológica con excelentes calificaciones y el Departamento de Matemáticas de la FQ le ha hecho una invitación para que se incorpore en calidad de concurrente a la materia de Álgebra Superior, tres veces por semana.