Estos son los dos jóvenes considerados como superdotados en México

Son hermanos, Dafne Almazán Anaya a sus 14 años es la licenciada más joven del mundo. Andrew, por su parte, a sus 21 tiene un doctorado.

En los últimos años México ha sorprendido con buenos resultados a nivel mundial en robótica y matemáticas, pareciera alcanzar un auge en ciencias exactas y así lo demuestra esta lista de mentes  brillantes mexicanas que están sorprendiendo al mundo.

Además del niño genio de 9 años, Carlos Santamaría Díaz, quien es el primero de su edad en estudiar un posgrado en México, también existen jóvenes que han calificado como superdotados desde pequeños.

Entre ellos están los hermanos Almazán Anaya: Andrew, de 21 años, y Dafne, de 14. Esta última es considerada como la egresada de universidad más joven del mundo. A sus 14 años ya es licenciada de la carrera de psicología: a los 3 años aprendió a leer y escribir y a los 6 dominaba la escritura y habla de ingles.

Por su parte, Andrew cursa actualmente un Doctorado en Innovación Educativa en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y tiene una maestría en Educación con Acentuación en Desarrollo Cognitivo, así como dos carreras profesionales: medicina y psicología.

Uno de los motivos por los que los hermanos han conseguido cursar sus estudios tan jóvenes es porque sus padres ubicaron su cualidad de superdotados desde pequeños. Ello es muy importante, pues de lo contrario, en el modelo normal de educación, este tipo de niños suele frustrase.

Andrew, con su poca edad, y con el propósito de que padres mexicanos detecten a tiempo cuando sus hijos presenten cualidades de superdotados, ha elaborado la investigación el Perfil del Niño Sobredotado Mexicano, un estudio con más de 800 casos con el que se realiza una descripción científica de los rasgos psicológicos del niño superdotado. Es el estudio más amplio del tema en lo que va del siglo XXI.

Según los resultados, por ejemplo, el 94 por ciento de los niños superdotados son sensibles en el área emocional, 94 por ciento imponen sus reglas, 90 por ciento son diestros para armar objetos, 92 por ciento conversan con los mayores, 86 por ciento intervienen en pláticas, etc.

Entré a la primaria a los 6, como todos, pero en un año la terminé. La secundaria la hice en un año, la preparatoria en dos, y la carrera en tres, es decir, terminé como psicóloga a los 13 años, dice Angie.

El padre de ambos niños, Asdrúbal Almazán, ha fundado el Centro de Atención al Talento (CEDAT) para identificar y ayudar a infantes con estas cualidades. Esta institución considera que en México existen aproximadamente un millón de niños sobredotados, de los cuales, 95 por ciento desconoce su situación por falta de un diagnóstico oportuno.

[Notimex]

*Imagen: Alex Cruz/EFE