Conoce el Pokémon maya creado por esta artista: Pokemayan (FOTOS)

Sus personajes han llamado la atención, basados en dioses y la mitología maya, su reinterpretación con los Pokemayan es muy atractiva.

En los últimos meses el furor por el juego de realidad virtual Pokémon Go ha devuelto el gusto masivo por Pokémon. Este último en un inicio se trató de un juego de video con criaturas de poder que hacían uso de los cuatro elementos básicos: fuego, agua, tierra, pero también de otros miembros naturales como las plantas, o mitológicos, como las hadas.

Con el tiempo Pokémon tuvo tanto éxito que se convirtió en la serie televisiva de anime japonés que le dio proyección mundial. Hace unos meses la aplicación Pokémon Go, que es un juego de realidad virtual para encontrar a los personajes en la calle y convertirlos en maestros Pokémon, ha puesto de moda estos personas de nuevo.

En esta ola, y gracias a internet, fue ubicado el trabajo de Monarobot, una ilustradora mexicana de 25 años, originaria de Chiapas, que hace tiempo luego de una convocatoria llamada Pokemonathon, creó una serie de Pokémones con estética maya, el concurso consistía en hacer pokémones con un estilo propio.

En su twitter monarobot hace un comparativo de algunos de los elementos arqueológicos que inspiraron sus personajes. En entrevista menciona, además, que la mitología japonesa y su estética también se entrelazan en las figuras. Curiosamente, no están tan lejanas ambas estéticas, la maya y la japonesa.

Los siguientes son algunos de sus personajes de Pokemayans, los cuales reinterpretará a la brevedad según sus propias declaraciones. Puedes encontrar más de su trabajo en su Tumblr.

 

Mira este precioso álbum de animales mexicanos (GALERÍA)

Gabriel Fernández Ledesma diseñó un peculiar libro de texto para la SEP con hermosas ilustraciones y papel reciclado.

Tal vez lo más estimulante de recuperar un libro viejo son las anécdotas que de él surgen. Y si hay un libro marcado por sus preciosas curiosidades, ese debe ser el Álbum de animales mexicanos del escritor y pintor Gabriel Fernández Ledesma.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

La joya plástica y literaria es una breve recopilación de ilustraciones y descripciones de 18 animales que habitan la tierra mexicana y que significan mucho para los habitantes de este país. La historia detrás del proyecto es tan especial como el libro mismo.

También en Más de México: Belleza encuadernada: libros de arte en México que te hipnotizarán.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Si no fuera por la leyenda en la portada que reza solemnemente “Ediciones de la Secretaría de Educación Pública” y el sello oficial del Departamento de Publicidad y Propaganda de México, sería increíble pensar que este fantástico libro es, de hecho, un antiguo libro de texto; de 1944, para ser exactos. Pocos ejemplares nos quedan, así que poder acceder a sus páginas es un auténtico privilegio.

La versión que aquí publicamos fue escaneada por Don Yorti, escritor estadounidense que se encontró con el libro de pura casualidad en los años 90’s mientras viajaba por la ciudad de Oaxaca. Originalmente buscaba grabados de Francisco Toledo, pero lo que encontró fue igualmente maravilloso: una edición de 1991 del Álbum de Animales Mexicanos.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Esta edición incluye una presentación del curador y coleccionista Ricardo Pérez Escamilla. En ella cuenta la historia del hermoso libro escolar: Fernández Ledesma, un relevante pintor mexicano del siglo XX, que siempre había luchado por hacer el arte accesible para los obreros, los campesinos, los estudiantes y los grupos sociales de bajos recursos, decidió compilar datos (como el nombre científico, las amenazas a las que la especie se enfrenta y más), narraciones y dibujos sobre algunos animales locales y crear un libro para niños. Las ilustraciones tendrían excelente calidad, pues el arte no debe ser “un lujo de unos cuantos privilegiados”.

También Más de México: El Taller de Gráfica Popular: 80 años de arte revolucionario y popular en México

Corría el año 1944 y no había papel. Literalmente, la escasez de este insumo básico era tremenda, consecuencia, dice Pérez Escamilla, de la Segunda Guerra Mundial (especulamos que quienes antes producían papel en el momento prestaron la industria al mercado bélico). Para colmo, la SEP no tenía presupuesto y no querían financiar el proyecto propuesto por Fernández Ledesma. Así, el artista les propuso imprimir en papel de libros de texto en desuso, reciclarlo.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Los dibujos son extraordinarios, el trazo es tan preciso que parecen grabados. Además, como dice Ricardo Pérez Escamilla en la presentación: “con sensibilidad franciscana capta el alma de los animales representados”. Es curioso, en las ilustraciones y en los textos, el libro supera lo científico y se dedica a lo narrativo, lo simbólico y las emociones. Las descripciones son literarias y describen la morfología desde los detalles ligados al carácter y “personalidad” de los animales. Es una auténtica belleza.

También en Más de México: 100 mil especies de plantas, animales y hongos de México en línea: explora la Enciclovida

Increíbles carteles de ilustradores mexicanos que abren una ventana a lo fantástico (GALERÍA)

El sutil oficio de la ilustración nos deja pequeñas puertas a otros panoramas…

Poco se asocia el oficio de ilustrar con aquel del electricista. Tal vez porque se ha olvidado que ilustrar también significa iluminar o alumbrar. Y ¿qué es eso que el ilustrador alumbra? Posiblemente formas insospechadas de lo conocido y cotidiano.

El que ilustra, también, traduce al plano gráfico un mensaje que está en otro lenguaje, tal vez el escrito o el hablado. Y en este ejercicio de trasladar palabras al terreno del color y la forma, ilumina variantes fantásticas de lo que se dice.

También en Más de México: Las ilustraciones de esta mexicana transmiten las sutiles delicias de la soltería

La ilustración, entonces, es imaginativa e ingeniosa. Así lo demuestran por lo menos estas sutiles piezas, obras de jóvenes artistas mexicanos que formarán parte del 28 Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles y los ganadores del 30 Concurso Nacional de Cartel “Invitemos a Leer”.

A propósito de lo infantil, tal vez es válido contarlo como cualidad de la ilustración, precisamente porque estas imágenes son ventanas a lo fantástico. También, pequeñas puertas a otros panoramas, como esas que construimos de niños cuando combinábamos mentalmente animales u objetos completamente ajenos, pero que parecían encajar entre sí, por lo menos de forma divertida; o cuando huíamos de sombras consistentes que venían a asustarnos. ¿Será que quienes mejor ilustran son niños?

También en Más de México: La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Así, alumbrando imágenes surreales, fantasiosas y delicadas, estas piezas invocan otros mundos y es fascinante permitirse un rato frente a ellas; tal vez después de admirarlas, sí sea natural sea agarrar un libro, para satisfacer el ansia permanente de hacer el mundo más claro; de alumbrarlo.

*Imagen destacada: “Desplazamiento”,  Andrés López Martínez.

Seres fantásticos hechos de icónicos platillos mexicanos (GALERÍA)

Este increíble ilustrador mexicano reinterpreta ingeniosamente algunas joyas de nuestra cultura.

Si eso que llamamos “cultura mexicana” a veces nos sabe a viejo, tal vez sea porque nuestros referentes son un poco planos y bastante convencionales. Es cierto: todos los símbolos necesitan refrescarse de vez en cuando y no sólo para reivindicarse, también para adaptarse a nuevas formas de vivir y entender el mundo. Por otro lado, a ninguna reliquia le cae mal un toque de buen humor y, en nuestro caso, ingenio a la mexicana.

artista-mexicano-ilustracion-dibujos-reinventa-comida-mexicana-dioses-aztecas

Esto es lo que está detrás de las ilustraciones del perspicaz artista morelense Pedro Larez que se dedica a reinterpretar algunas joyas de nuestra cultura. A él le interesa mantener activas estas referencias culturales, pero con un enfoque fresco que le hable a las generaciones contemporáneas y que se permita jugar y mezclarse con el mundo de la cultura popular y la estética millennial.

También en Más de México: La lotería millenial (porque tal vez sea hora de reimaginar nuestra cultura)

Lo que hago es una reinterpretación a mi manera, de la forma que más me gusta; pero al mismo tiempo invito a las personas a investigar más a fondo sobre nuestra cultura, a adentrarse en ella y seguirla transmitiendo.

La ilustración es sin duda un vehículo perfecto para este ejercicio. Se presta a reunir mundos completamente ajenos, es accesible y puede ser muy divertida. Para Pedro ilustrar fue un “movimiento instintivo”, porque siempre le gustó mucho dibujar. Además es un medio muy abierto, que permite conjugar toda clase de ideas y realmente expresarse con ganas. De hecho, sin faltar al respeto, Pedro juega con los clichés y los límites de la cultura que retrata, especialmente de los dioses del panteón mexica, pero también con figuras de la religión católica y otros signos tradicionales.

Me mueven muchas cosas (…) principalmente es saber que estoy poniendo un granito de arena para volver a hacer notoria la cultura mexicana. Desde pequeño me ha motivado el conocimiento, en general y la mitología es uno de los tópicos que más me atrae; entonces, saber que le gente ve lo que hago y se motiva para investigar, hablar, dialogar o incluso hacer sus propias historias ilustradas es una de las mayores motivaciones que siento como creador.  

La comida mexicana no podía faltar y su serie sobre gastronomía es imperdible. Nos cuenta que, además de que le encanta la cocina de nuestro país, la serie comenzó como un experimento azaroso, unos cuantos juegos de palabras y otros chistes curiosos. Aquí te dejamos una buena probada: