Teocintle: 1er. encuentro por el alimento sustentable en el Museo Tamayo

Cursos para aprender a hacer un huerto urbano, un mercado de productos orgánicos y un ciclo de cine entre otros eventos para aprender sobre la alimentación sustentable todo el mes de agosto.

Partiendo del teocintle como ejemplo de cómo el humano ha experimentado siempre con la naturaleza en virtud de su supervivencia, el Museo Tamayo está organizando por primera vez un encuentro para promover la alimentación sustentable: 1er. Encuentro teocintle: por el alimento sustentable.

Como sabemos, el hombre antiguo en mesoamérica creó el maíz a partir de la domesticación del teocintle, hoy el maíz es quizá el alimento más importante del mundo, pues cada vez alimenta a más personas por la generosidad con la que se da. También en esta época urge cuestionarnos y demandar alimentos más amables con el medio ambiente, el teocintle es una manifestación de cómo es posible intervenir e incluso crear nuevas maneras de alimentación sin afectar el medio ambiente o la salud, como sucede con los transgénicos.

Este evento del Tamayo ofrecerá desde un ciclo de cine con información relevante sobre el tipo de alimentación que llevamos en las sociedades contemporáneas, así como talleres sobre cómo hacer un huerto urbano e incluso un mercado donde podrán conseguirse alimentos orgánicos de productores nacionales en un esquema de comercio justo.

Puedes conocer el programa completo en el siguiente link. Todo el mes de agosto habrán actividades.

De México para el mundo: piel de nopal, una alternativa ecológica

El nopal, la planta mexicana por excelencia, es muy versátil: propiedades curativas, guisos deliciosos y, ahora, como piel sintética en la industria textil.

Adrián López y Marte Cázares son dos mexicanos innovadores que están utilizando su ingenio para reducir el impacto ambiental de la industria textil. Se conocieron en China hace ocho años, cuando trabajaban en mueblería y moda, respectivamente. Sus conocimientos en el área mercantil, adquiridos gracias a sus estudios (Política y Economía y Negocios Internacionales), les permitieron hacer el proyecto realidad.

nopal
Imagen de: twib.news

Al estar inmersos en industrias que se apoyan fuertemente de los textiles, se dieron cuenta del impacto descomunal que tienen sobre el planeta. No solamente es la crianza y exterminio de miles y miles de animales para utilizar sus pieles, sino que las cantidades de agua que usan, además de la deforestación que provocan para obtener más producto, dejan una huella ambiental preocupante.

Es por eso que voltearon la mirada hacia un símbolo mexicano: el nopal. Esta legendaria cactácea, presente en todos los aspectos de la vida del país, desde la bandera hasta la mesa, es una verdadera maravilla. Descubrieron que se puede hacer una piel sintética con ella, a bajo costo, a gran escala y con un impacto ambiental muy reducido.

nopal
Imagen de: desserto.com.mx

Sacrificaron sus trabajos estables en China y regresaron a México para construir su empresa. Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas. Los primeros dos años fueron muy difíciles: levantar un producto desde cero no es cualquier cosa. Además de estar al borde de la bancarrota, fue necesario recurrir a científicos y demás expertos en el tema para poder llevar a cabo su proyecto.

Tuvieron que empaparse de temas de nanotecnología y bioquímica para crear una piel resistente, flexible y transpirable. Finalmente, al tener la piel de nopal en sus manos, quedaba el reto de darla a conocer al mundo. Para este fin, crearon la empresa Adriano di Marte, para abrirse paso en la industria. Bautizaron a su producto como Desserto, y contactaron a diseñadores alrededor del mundo para que se familiarizaran con él.

nopal
Imagen de: El Universal

Hoy en día, ya tienen un importante currículum a sus espaldas. Han participado en ferias y exposiciones en Italia, Australia y Eslovenia. La más importante fue la Feria Lineapelle 2019, celebrada en Milán. Levantaron un stand para exhibir muestras y mercancía, como bolsas, mochilas y carteras. Fue todo un éxito: a la gente y a los diseñadores les encantó. Incluso hubo un ponente que dijo que su material era adecuado para utilizarse en marcas de lujo.

En Australia, también lograron un triunfo inusitado. La piel de nopal convenció tanto, que varias compañías turísticas ya hicieron sus pedidos para usarla en canastas de globos aerostáticos, un nicho que jamás se habrían imaginado. La moraleja de esta historia es una frase muy usada, pero no por eso menos cierta: “hay talento, solo falta apoyarlo”.

Más delicias mexicanas reinventadas: paletas heladas de pulque.

*Imagen destacada de: desserto.com.mx

Maíz ajo: el eslabón perdido del maíz

Esta especie está suspendida en el tiempo; nadie entiende cómo es que se haya conservado junto a sus pares de maíces más modernos y útiles para la alimentación.

 “No sirve para tamales, atole o tortilla, es solo un recuerdo de que la semilla existe desde tiempos inmemoriales”.

 José Arnulfo Luis Arellano Téllez

Parece una artesanía, una que se hace sobre un maíz, como con trenzas orgánicas. Hablamos de uno de los maíces criollos más antiguos de los que se tiene registro, y se desconoce exactamente en qué momento surgió: el maíz ajo.

Uno de los misterios que más le rodean, es las pocas probabilidades de que aún se conserve. Y la historia detrás de este improbable fenómeno se desenvuelve en la comunidad de San Juan Ixtenco, en Tlaxcala, donde por generaciones, familias de agricultores de origen otomí han guardado su semilla. Según una investigación para la revista Ciencias de la UNAM, entre ellas está la de Vicente Hernández Alonso, quien durante los últimos cincuenta y cinco años lo ha replicado año con año, utilizando el esquema denominado conservación in situ.

Un caso extraño

Se trata de un maíz que, de algún modo, no tiene una utilidad práctica, pues no puede usarse de alimento, pero sí una muy simbólica.

“Es un lujo que nos podemos dar en Tlaxcala, pero sobre todo los de Ixtenco, pues lo sembramos como recuerdo de los maíces primitivos, pues primero fue el Teoloxtintle y hasta que llego el maíz tunicata”, cuenta José Arnulfo Luis Arellano Téllez, uno de los campesinos de este municipio para el sitio Info Rural.

Según Arellano Téllez, sus ancestros le indicaron que deberían rescatar y preservar aquella especie de maíz, pues gracias a ella pudieron entender y describir la existencia de muchas otras especies que están relacionadas genéticamente con ella.

Su origen

Como sabemos, el maíz tiene su origen en el teocintle, la especie silvestre que el hombre mesoamericano fue domesticando durante miles de años. El maíz ajo, se encuentra en algún lugar de esta cadena de evolución, pero luego se fue creando el maíz como lo conocemos ahora, y de manera extraordinaria, el maíz ajo se quedó entre nosotros.

Su simbolismo

Según la tradición oral, se reconoce que el maíz ajo se se cultiva desde hace milenios, y adicionalmente, para usos medicinales y ceremoniales.

En el Códice De la Cruz-Badiano se menciona en tres ocasiones el uso de este peculiar maíz. En lo correspondiente a su uso medicinal: este escrito del médico nahua del siglo XVI, Martín de la Cruz, lo menciona para la curación de disentería, de medicina lactógena (dificultad para flujo en lactancia) y la curación de quemaduras en niños.

En la parte de uso ceremonial se asocia a la bendición de las espigas de maíz para la siguiente siembra cada día 15 de mayo; a los rituales a Centeotl y los cantos ceremoniales relacionados con el ciclo maicero dedicados a “las siete espigas de maíz benditas en el Templo de Chicomecoatl.

Este maíz ajo es, de algún modo, un recordatorio del milenario trabajo que ha sido la domesticación de esta gramínea. Es un espejo cultural que recuerda el valor  del esfuerzo colectivo para la supervivencia, y a su vez, una reliquia que es un agradecimiento vivo a la naturaleza.

*Imágenes: 1)El Universal; 3) Tortilla de maíz mexicana

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Recicla hasta el agua con la que lavas platos con el increíble invento de estos jóvenes mexicanos

Aunque no lo creas: podrás cocinar con el agua con la que lavas ropa y te bañas gracias al ingenio de este equipo de emprendedores mexicanos.

Lo sabemos: el agua es un recurso que está escaseando. En la Ciudad de México, los habitantes de algunas de las delegaciones más pobladas experimentan con frecuencia el desabasto. Por otro lado, la conciencia sobre el uso eficiente del agua también escasea: según el Fondo Económico Mundial, una familia mexicana gasta en promedio 1,750 litros al día. Somos uno de los 10 países que más agua consume en el mundo.

Esto nos está causando muchos problemas. En algunas regiones se manifiestan sutilmente (con intermitencias en el flujo), en otras ya es un asunto muy grave (de sequías y falta de acceso al agua potable). El asunto es que no podemos seguir así. ¿Pero cómo lo solucionamos?

Esta es la pregunta que se hicieron hace 4 años un equipo de jóvenes emprendedores de la UNAM. Su respuesta fue ensamblar CICLO, una empresa mexicana dedicada a la investigación y difusión de temas ligadas a la conciencia sobre el consumo de agua y más importante a la venta de un filtro increíble, de uso doméstico e industrial que es capaz de transformar las aguas grises (las que desechas cuando lavas trastes, ropa y te bañas) en agua perfecta para el consumo humano.

proyectos-jovenes-mexicanos-emprendedores-ecologicos-sustentabilidad-agua-reciclada

Su filtro puede ayudarnos a reciclar hasta el 80% del agua de consumo doméstico. El dispositivo funciona en tres fases: primero, retiene las partículas y desechos que están en el agua; después separa los contaminantes del líquido y finalmente retira los olores y sabores, transformando lo que normalmente dejas correr, en agua que puedes beber. Esto es: agua potable que cumple con los requerimientos de la norma no. 127, que la certifica como potable.

¿Suena increíble? Claro que sí, porque lo es, pero está pasando, porque este equipo multidisciplinario se ha asegurado de que su producto sea muy seguro y tenga todos los certificados de seguridad y calidad necesarios. Aunque, como ellos mismos declaran, la gente no confía en lo que están haciendo, porque francamente no pueden creer que de forma tan barata y eficiente se pueda limpiar a ese grado el agua y en solo segundos.

proyectos-jovenes-mexicanos-emprendedores-ecologicos-sustentabilidad-agua-reciclada

Nos urge entenderlos, apoyarlos y adquirir el dispositivo fantástico, que, además de ser una alternativa increíble para cuidar al medio ambiente, también te ayuda a ahorrar dinero. De hecho, su filtro incluye un recolector de agua de lluvia, que purifica el líquido y después lo envía a tu contenedor principal, volviendo tu consumo sustentable y autosuficiente.

El proyecto de estos jóvenes mexicanos ya está haciendo la diferencia en estados como Puebla, Estado de México y Tlaxcala, donde, para algunas comunidades el acceso a la red de agua potable es muy complejo y esta solución podría resolver en gran medida el problema, sin dejar de preocuparse por el medio ambiente.

Además, los chicos de CICLO ya han implementado su dispositivo en el lago de Xochimilco, donde pretenden limpiar el agua para que sea resusable en las chinampas y, además, balanceando el PH del lago, ayudan a mantener saludable el hábitat de nuestro querido ajolote.

Lo que están haciendo es un auténtico proyecto ecológico y sustentable, que nos ayuda a todos a mantener una mejor economía, cuidar este recurso vital y sagrado y por qué no, financiar a los increíbles jóvenes mexicanos que ingeniosamente están resolviendo los problemas que todos compartimos.

Conoce más sobre su proyecto aquí.

Seguro te interesa: