5 beneficios de tomar el prehispánico y delicioso chocolate

La bebida más popular en el mundo hecha con cacao, el chocolate, tiene su origen en tiempos prehispánicos. Hoy su sabor y beneficios continúan fascinándonos.

El cacao fue en el mundo prehispánico un alimento imprescindible. Empleado prácticamente en todas las grandes culturas mesoamericanas, su uso como energético, ritual, medicinal, e incluso como moneda de cambio (como en el caso de los mexicas,) fue constante.

Una de las maneras de preparación del cacao eran las bebidas. Del cacao se extraía la base para elaborar bebidas como el chocolate, puzunque, tejate, bupu, tascalate y pozol. Y la que más se consume hoy día es el chocolate caliente.

En tiempos prehispánicos este era preparado cono agua; luego de la llegada de los españoles viró a su acompañamiento con leche, como hoy más se consume.

Además de delicioso, el chocolate caliente te aporta beneficios concisos, te compartimos algunos de ellos:

Es bueno para el cerebro

Uno de los estudios más sorprendentes al respecto fue publicado en la revista de la American Academy of Neurology, llamada Neurology. Este se aplicó a personas de la tercera edad, quienes tomaron dos tazas de chocolate diarias por 30 días. Al finalizar el experimento, se mostró un aumento de 8,3% de flujo de sangre al cerebro, también mejoraron sus funciones de memoria y conocimiento.

Es antioxidante

Tomar dos tazas de chocolate diariamente también te proporciona una buena cantidad de antioxidantes, por lo tanto es considerado también como antienvegecimiento. Lo anterior según los resultados de una investigación de la Universidad de Cornell, en Nueva York, publicados en el Agricultural and Food Chemistry.

Mejor la salud cardiovascular y cerebral

Otro estudio de BMJ vinculó al consumo de chocolate a la disminución del riesgo de sufrir ataques al corazón o derrames cerebrales en pacientes de alto riesgo.

También

El chocolate en bebida  mejora la salud de la piel, activa la circulación sanguínea y  el funcionamiento del hígado.

*Imagen:

Cocina al Natural/ YouTube

Según Enrique Olvera estos dos restaurantes mexicanos son los mejores del mundo

Este chef mexicano, tal vez el más popular del mundo, reveló su lista de los mejores restaurantes del planeta y dos de ellos son mexicanos.

Tal vez la más grande cualidad del chef mexicano Enrique Olvera no es su espectacular cocina. Probablemente su gran virtud es la capacidad que tiene de integrar su amor por México a cada una de las cosas que hace. Fue él quien dijo que “Cuando te das cuenta de la riqueza de tu cultura, te vuelves más fuerte.”

Y definitivamente comprende y practica en un sentido profundo su propio mantra. Es clarísimo que para este creativo, México es un todo que nunca terminará de ser interpretado y, al parecer, disfruta mucho jugando con esa posibilidad; retomando algunas de nuestras tradiciones culinarias más hermosas y místicas y mezclándolas con todo tipo de influencias.

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

También en Más de México: El mole es mujer: una delicada y sensual fantasía de Enrique Olvera (VIDEO)

Por otro lado, más allá de toda su creatividad e innegable ingenio, a cualquiera le gustaría que Enrique Olvera le recomiende un buen lugar para comer, pues si alguien tiene un paladar afinado (nunca refinado, porque aquí no se trata de eso) debe ser el chef mexicano más popular del mundo.

Afortunadamente, Olvera decidió revelar su top 4 de los mejores restaurantes del mundo a la revista Status y los 2 primeros lugares son mexicanos. A continuación te platicamos un poco sobre ellos.

Manzanilla en Ensenada

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

Benito Molina y Solange Muris son los encargados del restaurante Manzanilla que desde hace 18 años propone una exquisita fusión entre comida mediterránea y mexicana.Pero, además, tienen una filiación particular por cocinar con ingredientes de la región, frescos y sustentables. Su técnicas combinan lo contemporáneo con propuestas más tradicionales, como la cocina con horno de leña.

¿Quieres ir?

El restaurante se encuentra en Av. Teniente José Azueta 139, Zona Centro, 22800, Ensenada, Baja California. Reserva al 01 646 175 7073. Más información en su sitio web.

También en Más de México: 11 finos restaurantes mexicanos están entre los mejores de Latinoamérica

La Teca en Oaxaca

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

Haciendo honor a la tradición culinaria que más lo ha inspirado, Olvera le asignó el segundo lugar de su lista internacional a un pequeño y delicioso rincón en Oaxaca. La Teca es un restaurante adorado por los locales y celebra en grande la cocina oaxaqueña, sirviendo delicias como mole, tamales, tortillas, queso fresco, salsas y mezcal.

El espacio y la atención son especialmente íntimos, un poco como comer en una fonda,  de esas que por todo México se parecen y siempre te hacen sentir en casa. Aunque lo especial de La Teca es que los platillos que sirven podrían fácilmente y, con toda su humildad, competir con cualquier restaurante famoso del planeta.

¿Se te antojó?

Se encuentra en Calle Violetas 200, Reforma, 68050 Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Para más información llama al 01 951 515 0563.

*Imágenes: 1) Thomas Hart, 2) Eater LA, 3) Restaurante Manzanilla, 4) Restaurante La Teca.

 

Te podría interesar: Gastronomía mexicana remixeada.

5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

Prueba esta deliciosa receta prehispánica para preparar chocolate con chile

Prueba la receta prehispánica original de chocolate frío con chile; se trata de una bebida deliciosa y energetizante.

Independientemente del primer lugar donde apareció el cacao (el cual algunos advierten que fue en México y otros que en Sudamérica), lo cierto es que es en este país en donde se han registrado las primeras evidencias de consumo humano de chocolate. Esto ocurrió alrededor del 1,500 a.C., según pruebas de residuos de chocolate encontradas en una vasija en la región maya que data del 1750 a.C., y se consumía como una bebida fría, originalmente fermentada y altamente energetizante.

Con el tiempo esta bebida llegaría a Europa y generaría una apasionada sub cultura en torno a su consumo. En Italia, Francia y otros países se abrazo con euforia el chocolate, y ya en esta etapa europea es cuando se le añadirían ingredientes como el azúcar y la leche. 

De acuerdo con el libro Chile para todos, publicado por Algarabía, la receta prehispánica del chocolate incluía chile, vainilla y se endulzaba con miel de maguey. Esta receta fue retomada por el sitio Animal Gourmet, y nosotros aprovechamos para compartírtela a continuación:

Ingredientes

  • 4 litros de agua
  • 2 litros de miel de maguey
  • 6 piezas de chile guajillo
  • 2 vainas de vainilla
  • 3 kilogramos de pasta de cacao con cáscara

Preparación

Primero se limpian y desvelan los chiles guajillos para hervir en agua.

Una vez que se tiene la infusión, se cuela y se le añade la miel de maguey

Posteriormente se agrega la pasta de cacao (resultado de moler las semillas tostadas, idealmente en metate, con un poco de agua) y se deja a fuego lento hasta que esta se disuelva en el agua. 

Al último se agregan las semillas de vainilla y se deja hervir hasta notar la formación de espuma. 

Finalmente se deja enfriar (pues se consume frío) y antes de beber se revuelve bien para mezclar nuevamente la grasa natural del cacao.