¿Te interesa el turismo rural? Inicia con Xamagé en Hidalgo y su Fiesta del Pueblo (VIDEO)

Somos Nómadas nos lleva a conocer uno de los sitios donde se percibe más auténticamente el surreal sincretismo prehispanico y contemporáneo en sus fiestas, y es parte del mundo rural.

Como ustedes ya lo han notado en mis artículos anteriores, siempre acompaño mis publicaciones con un video original sobre el mismo tema. Así, ambos medios giran en torno a un solo objetivo complementándose mutuamente… Pero en esta ocasión, la “novedad” que les comparto es que, en lugar de un solo artículo, les presentaré una auténtica trilogía: tres videos diferentes y tres escritos distintos enfocados en mis experiencias durante los (si, acertaron!) tres días que pasé en la comunidad de Xamagé, ubicada en el estado de Hidalgo.

Así, mientras que en los videos que les mostraré -casi a manera de un “diario de viaje”- las actividades del día a día durante mi estancia en dicho pueblo, misma en la que documenté una “curiosa” festividad y busqué su relación con las “Batallas Rituales” y los sacrificios humanos; en los escritos realizaré algunas reflexiones personales en torno al turismo en los “pueblos mágicos” y esa variante del viajero moderno, cada vez mas en boga y que se denomina como “turismo alternativo” y mas acertadamente, en el caso de esta narración, como “turismo rural”.

Entrando ya en materia, la primera parte de esta trilogía la titulo “La Fiesta del Pueblo”… Y justamente se trata, ¡simple y llanamente! de esto: una fiesta que pudiera ser “una más” de entre tantas otras que se realizan en los miles y miles de pueblos a lo largo y ancho de nuestro México, y que me parece que es un pretexto perfecto para entrar de lleno en el tema del turismo rural.

Antes de avanzar debo dejar en claro que Xamagé no es un “pueblo Mágico”… Es más; ¡ni siquiera es un pueblo que pudiéramos ubicar como parte de algún circuito turístico! Su infraestructura para recibir a visitantes es nula (Con decirles que el hotel mas cercano se encuentra en la cabecera municipal, ubicada a unos cuantos kilómetros de distancia).

Pero entonces… ¿Cuál es el atractivo de esta comunidad? Para mi es fácil definirlo en una sola palabra: su autenticidad.

Un año atrás, cuando al iniciar mis colaboraciones en este espacio me solicitaron un breve (brevísimo!!) curriculum, yo me definí como un “viajero poco tradicional”. La razón de este calificativo es que mientras a la gran mayoría de mis conocidos les gusta viajar invariablemente a centros vacacionales y preferentemente al “destino de moda”, yo prefiero visitar y conocer destinos “apartados”. En este sentido, la siguiente definición de “turismo rural” me parece muy acertada para la clase de viajes que me gusta realizar: 

El turismo rural es el lado más humano del Turismo Alternativo, ya que ofrece al turista la gran oportunidad de experimentar el encuentro con las diferentes formas de vivir de las comunidades que cohabitan en un ambiente rural y además lo sensibiliza sobre el respeto y valor de su identidad cultural”*

Si ustedes ya tuvieron oportunidad del ver el video de este escrito, de inmediato notarán (más allá de las anécdotas personales) que les muestro un aspecto más “intimo” de la vida de los habitantes del pueblo de Xamagé, en el sentido de que presento los trabajos y preparativos que las personas de la comunidad realizan desde un día antes de la gran fiesta en su pueblo.

Así, en este viaje que ahora ya podemos definir claramente como de “turismo rural”, convivimos e interactuamos con la comunidad, siendo partícipes de los arreglos de la iglesia, bailando al son de la música de la banda local y comiendo tacos de tripa cocinados en un perol ubicado justo a un lado de un improvisado altar donde las mujeres le rezan al Santísimo…

Sin embargo, realizar este tipo de turismo no es tan fácil como planear las típicas vacaciones…

De esto les platicaré en la segunda parte de esta trilogía…

 

 

*Ve más videos como este en el canal Somos Nómadas en YouTube.

Eduardo Bonilla
Autor: Eduardo Bonilla
Diseñador gráfico de profesión. Apasionado de la historia del arte y la arqueología. Se desempeñó en la publicidad por casi 10 años y actualmente es productor independiente de video. Se considera a sí mismo como un “viajero poco tradicional”. Ha sido conductor de series del canal History y colaborador en Discovery Channel.

Las batallas rituales y sacrificios humanos que se convirtieron en guerras de naranjas en Xamagé

En Xamagé, Hidalgo, una batalla de orígenes prehispánicos ha mutado a una curiosa guerra de naranjas.

Antes de iniciar la lectura del presente texto les recuerdo que este artículo y el video que le acompaña es la tercera parte de una trilogía. Les recomiendo ver la primera y segunda parte, para estar en contexto con lo que aquí se narra.

Viajar es conocer, buscar actividades de recreación, misma que en algunas ocasiones nos dejan experiencias significativas.

Mi viaje a Xamagé fue motivado principalmente por la festividad que les comparto en el video que acompaña estas líneas. Esta tradición, aunada a los conceptos de “turismo rural” que ya vimos en los textos anteriores, me da pié para reflexionar sobre “los atractivos” de este pueblo y los que ofrecen los llamados “Pueblos Mágicos”:

Para comenzar, no sé si a ustedes les suceda pero a mí, en ocasiones, cuando estoy de visita en algún Pueblo Mágico, me persigue una sensación de “déjà vu” constante… Me refiero a los pequeños detalles que me encuentro al pasear por las callejuelas de estos sitios: la herrería de los postes y balcones, la pintura de las fachadas, la tipografía de los rótulos de las tiendas, las señalizaciones de tránsito… Para mí, como diseñador gráfico de profesión, las calles de algunos de estos sitios turísticos me parecen más un “catálogo de imagen corporativa” que un típico (y “bonito”) pueblo mexicano…

En los “Pueblos Mágicos”, podemos disfrutar de un paseo en “turibus” (a veces se trata de una camioneta moderna pero “tuneda” con el fin de tener un “look” entre clásico y antiguo). También podemos seguir las “típicas” callejoneadas con personajes disfrazados apropiadamente para la ocasión y rematar el paseo del día con algún espectáculo de “luz y sonido”… Todo esto es enriquecedor ¡no lo niego! y, además es lúdico y por supuesto también es didáctico… Pero en ocasiones también tiene un cierto aire de artificialidad que, a mi gusto, le resta parte del encanto.

Siendo sincero, como viajero “en plan relax” me encanta visitar los Pueblos Mágicos por todo lo que ofrecen de infraestructura turística “ex profeso”… Pero también me gusta conocer los “pueblos de verdad”, de ese otro México que yo llamo “vivo y real”. Pueblos como Xamagé, en donde la gente que baila en las calles no son bailarines coreografiados, sino auténticos lugareños que danzan, con la pasión y alegría de una tradición enraizada en el pasado de su comunidad. 

Así, les puedo asegurar que me gusta seguir a los cuenta-cuentos que narran leyendas en los Pueblos Mágicos mientras caminamos por sus calles de adoquín rosado… Y de igual manera me gusta seguir paso a paso a la procesión que avanza portando al “Santísimo” a través de calles de tierra…

Como ustedes lo han podido leer (¡y ver en el video!); mi interés por estas comunidades es un deseo de acercarme a la cotidianidad de lo que yo llamo el “México vivo y real”. Un deseo de conocer un poco de la vida diaria de estas comunidades bajo la perspectiva de uno de sus días más importantes en el año: ¡el día de la fiesta del pueblo!.

Particularmente en el video que acompaña estas líneas, la investigación que les presento en él, nos hará reflexionar sobre lo ciertamente antiguo de nuestras tradiciones y cómo estas se conectan con otros factores que nos dan identidad como pueblo, cultura y nación. Pero también podrán ver que las tradiciones cambian y que muchas veces su origen se diluye hasta un punto tal en el que prácticamente nadie sabe de donde o porqué surgieron. ¡Esto es parte del valor de este tipo de viajes… Conocer más de nosotros mismos!!

En los anteriores escritos esta trilogía, hablé un poco sobre “turismo rural”. Así, para concluir esta ultima parte, si ustedes deciden aventurarse a viajar de esta manera, las sorpresas serán muchas y muy agradables ¡se los aseguro!… solo tienen que dejarse llevar por la sencillez de los pueblos y dejar que la magia de la realidad los deslumbre.

*Ve más videos como este en el canal Somos Nómadas en YouTube.

 

*Imagen: 1) viajerosrevista.com

Xamagé y los Ejércitos del Cielo y la Tierra (una guerra ritual prehispánica hasta nuestros días)

Simbólicos ejércitos luchan y hacen las pases bajo la mirada de santos cristianos, una milenaria batalla que viene desde época prehispánica.

Antes de iniciar la lectura del presente texto les recuerdo que este articulo y el video que le acompaña es la segunda parte de una trilogía. Les recomiendo ver la primera parte, para estar en contexto con lo que aquí se narra.

Hacer turismo rural no es tan fácil como ir a una agencia de viajes y tomar un folleto. Tampoco es tan sencillo como navegar en internet buscando información… ¡Y en mi caso particular, que como ya lo saben, me gusta grabar en video mis viajes y hacer pequeños “documentales” de ellos, la cuestión se complica un poco más!

Existen varios temas que me motivan al momento de planear un viaje. En el caso particular de Xamagé, lo que me cautivó desde un principio fue la originalidad de sus fiestas y el origen de esas tradiciones… Después me enteré que muy cerca de esta comunidad existen varios sitios con magnificas pinturas rupestres. Estos dos aspectos me bastaron para despertar mi interés y dedicarme a planear dicha visita.

Hablando de la planeación como tal, les comento a continuación unos “tips” que pudieran ser de su utilidad si planean realizar “turismo rural”.

Como no se encuentra mucha información disponible sobre esta clase de destinos, lo que yo hago es ponerme en contacto con las autoridades turísticas del gobierno local para comentarles de mi interés por visitarles, aclararles mis intenciones (en mi caso, documentar en video y fotografía dicha visita) y solicitar toda la información disponible y de temas tan variados que van desde hospedaje, servicios, situación de los caminos y hasta la seguridad de la región (dicho sea de paso, ¡Xamagé es una población bastante segura!).

La segunda recomendación, y quizá igual de importante que la anterior, es contactar a un tercer grupo de autoridades, mismas que yo podría calificar como “tradicionales” y me refiero a las personas que ostentan cargos honorarios (y por lo general anuales) dentro de las comunidades: Los “mayordomos” y los “capitanes” del pueblo que por lo general son los encargados de coordinar la realización de las grandes fiestas.

Otra sugerencia al realizar este tipo de viajes (que, aclaro, no fue el caso en Xamagé pero que es muy importante de tomarse en cuenta), es ponerse en contacto con las autoridades religiosas de la comunidad. Recodemos que en estos pueblos gran parte de la vida diaria ¡y las fiestas! se dictan y giran en torno a las disposiciones que dicta el cura local.

¡Esto que les acabo de recomendar es muy, muy importante si ustedes desean realizar actividades de turismo rural. Tengamos en cuenta que muchas de estas comunidades no están acostumbradas a recibir a viajeros y dada la triste situación de inseguridad que vive nuestro país, los visitantes son vistos con cierta desconfianza. En mi experiencia particular y a lo largo de varios años viajando de este modo, he vivido tres situaciones de riesgo (en realidad, casi me linchan!!!) “por no avisar” a los pobladores y autoridades locales sobre mi llegada y las intenciones de mi visita… 

Pero como todo en la vida, las cosas deben planearse correctamente y se debe de estar bien informado antes de realizar cualquier tipo de viaje porque, a fin de cuentas, viajar siempre equivale a salir de nuestra zona de confort ¿no?.

Y por último; como dice el personaje de Richard en la novela La Playa: “¿De que sirve viajar si el sitio al que llegamos es lo más parecido a nuestra casa?”. Viajar tiene muchas facetas y en lo tocante al “turismo rural”, les sugiero que no pierdan la oportunidad de hacerlo alguna vez… Y Xamagé es una excelente opción.

*Ve más videos como este en el canal Somos Nómadas en YouTube.

Eduardo Bonilla
Autor: Eduardo Bonilla
Diseñador gráfico de profesión. Apasionado de la historia del arte y la arqueología. Se desempeñó en la publicidad por casi 10 años y actualmente es productor independiente de video. Se considera a sí mismo como un “viajero poco tradicional”. Ha sido conductor de series del canal History y colaborador en Discovery Channel.

Conoce por qué el Carnaval de Tenosique es considerado el más raro del mundo

El Carnaval de Tenosique entremezcla danzas diversas, algunas prehispánicas y otras de influencia colonial; en una de sus manifestaciones son arrojadas hasta 2 toneladas de harina.

Tenosique es un municipio perteneciente al estado de Tabasco. Se encuentra ubicado cerca del río Usumacinta, siendo el más grande e importante de la subregión de Los Ríos. El nombre de Tenosique es una mezcla de los vocablos mayas Tana-Tsiic, que significa Casa donde se Hila.

Aunque se desconoce desde cuando surgió el Carnaval de Tenosique, es considerado como el carnaval más raro del mundo ya que lleva a cabo distintas danzas con toques surrealistas e inesperadas (tanto de tradición prehispánico como colonial), y es sin duda el más famoso del estado de Tabasco.

carnaval de tenosique mas raro del mundo

El Carnaval de Tenosique empieza el día 20 de enero con una singular inauguración llamada El Baile de la Harina, que consiste en una reunión entre todos los lugareños y visitantes, quienes llevan consigo bolsas de harina, que después son lanzadas entre todos (hasta 2 toneladas), haciendo una pequeña batalla campal dentro de la plaza municipal de Tenosique. Otros más audaces arrojan las bolsas de harina con agua y huevo.

Después de esta singular batalla, dentro del programa del Carnaval de Tenosique sigue La Danza del Pochó, este es uno de los bailes principales en el carnaval, la cual tiene sus raíces desde la época prehispánica, la música que se utiliza en esta danza es con instrumentos de viento y tambores, los cuales van disminuyendo o aumentando su ritmo según sea la escena.

carnaval de tenosique mas raro del mundo

Los cojóes son los hombres y las pochoveras  las mujeres, que junto a los  jaguares son los personajes que intervienen de este baile prehispánico, ellos bailan por las calles y plazas de toda la ciudad acompañados de la música de viento y percusión. El objetivo de la Danza del Pochó es matar al Pochó el cual representa al Dios del mal en la mente de los humanos, en pocas palabras esta danza se refiere a la lucha interna de los hombres por hacer lo correcto o incorrecto y en esta historia el bien es quien triunfa.

carnaval de tenosique mas raro del mundo

Otra danza que destaca y finaliza el Carnaval de Tenosique en el segundo martes de febrero es La danza de los Blanquitos y se llama así por sus orígenes. Según las creencias esta danza surge cuando los negros fueron traídos por los españoles como esclavos, estos a su vez como una manera de protestar comienzan a danzar, tiempo después estas ceremonias fueron adoptadas por los indígenas de la región.

El Carnaval de Tenosique, atrae no solo a turistas de la capital del estado y municipios cercanos, sino también a personas de estados vecinos, quienes abarrotan los cuartos de los hoteles existentes en la ciudad. Actualmente el Carnaval de Tenosique es reconocido a nivel mundial, poniendo al estado de Tabasco como un referente turístico obligatorio para visitar.

 

Este Carnaval se celebra del 24 de enero al 9 de Febrero, si estás interesado en asistir puedes encontrar mayor información, acá. 

 

*Imágenes: 1)frontera.info; 2) derutapormexico.blogspot.mx; 3 y 4) zonaturistica.com; 5) elindependiente.mx

Carlos Cid
Autor: Carlos Cid
Trotamundos en busca de neutrinos, siempre en modo Random.