La lotería millenial (porque tal vez sea hora de reimaginar nuestra cultura)

Una divertida propuesta de lotería se burla de los clichés de una generación sin dejar de hacer honor a sus múltiples cualidades.

La lotería es el clásico juego mexicano de cartas y fichas —o frijolitos— que ha entretenido a niños y adultos desde hace varias generaciones. Cada carta representa un icónico personaje, que hace de arquetipo para una mexicanidad imaginada, según se cuenta, en el siglo XVII. El juego sigue vigente y forma parte de una lista de encantadores pasatiempos para los niños mexicanos; y su flexibilidad hace de él un elemento particularmente reinventable. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

La “lotería millennial”, que no es la primera reinterpretación de las cartas, es obra de Mike Alfaro, artista guatemalteco que vive en Los Ángeles, California. Alfaro expresa a través de este remix nostalgia por la riqueza, fiesta y color que comparten muchas de las culturas latinoamericanas, y conecta estas memorias con iconos de la cotidianidad actual. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

Así, esta singular remezcla aborda estos nuevos iconos con un dejo de humor –incluida algo de crítica social y su respectiva invitación a la autorreflexión–. La “lotería milennial” hace referencia a las cosas que ama esta generación —como el pan tostado con aguacate, las suculentas y las selfies—, pero al hacerlo sugiere una renovación de referentes culturales que, en caso de consumarse de la mano de los millenials, sería una buena noticia para el mundo. A fin de cuentas vivimos tiempos en los que pareciera fundamental reconectar con nuestras raíces y, simultáneamente, reimaginar los pilares de la cultura y la sociedad. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

Su propuesta es fresca y muy justa para el contexto. La verdad es que sin importar todo lo bueno o malo que se pueda decir de esta intrigante generación, está claro que los millennials están cambiando la forma en que se piensa, actúa y consume. Los jóvenes millennials se ligan con una conciencia muy marcada en temas como los asuntos de género o de medio ambiente. Además, como la lotería y su creador, los millennials están marcados por un contexto intercultural, conectado a lo global; pero afortunadamente también anclado a una nutritiva relación con sus tradiciones. 

 

Lotería viva: una celebración contemporánea de nuestra cultura popular

Una propuesta que refresca y cuestiona algunos de los arquetipos que sostienen nuestra identidad.

La lotería mexicana nos fascina. Y no solo porque es un juego de principios sencillos, pero capaz de reforzar relaciones complejas — todos tenemos una memoria íntima y preciosa ligada a la lotería. Pero lo realmente increíble son los personajes y objetos que protagonizan las cartas; pues bien podrían ser considerados “arquetipos” de nuestra identidad.

Por otro lado, estas significativas figuras constantemente deberían ser refrescadas, cuestionadas y replanteadas. Felizmente, existen múltiples propuestas que remixean la lotería, buscando reivindicar aspectos de la identidad que la versión original no abraza o, a veces, no comprende.

Pero lo que ya hacía falta era una lotería viva, que llevará a la dimensión del cuerpo y los objetos a estos personajes que tejen el imaginario mexicano. Con ese propósito, la artista mexicana Cuevawolf decidió reinterpretar la clásica lotería con una serie de elegantes y muy contemporáneas fotografías que llevan “a la vida” a las 54 cartas originales.

Su intención central es promover los aspectos más tradicionales de la cultura mexicana, pero desde una visión muy actual y, sobre todo, hablar de México y celebrarlo en su actual país de residencia: Estados Unidos. Por otro lado, lo que esta artista conceptual busca es romper con los estereotipos que suelen aplicarse a nuestro país y, especialmente, a quienes lo habitamos.

Además, la reinterpretación incluye guiños a causas urgentes del presente, como los asuntos de migración y, especialmente a asuntos de violencia de género. Algunas de las cartas como “El Mundo”, “El Valiente” y “La Dama” sufren una pequeña pero muy relevante transfiguración que las transforman en geniales posters en defensa del empoderamiento femenino.

Sin duda estas cartas de lotería son ideales para construir memorias entrañables con las generaciones que vienen.

Este precioso juego de mesa está inspirado en los tianguis artesanales de Oaxaca

Cada detalle de este juego es un pequeño homenaje a la tradición oaxaqueña...

Sin duda Oaxaca es puro deleite para los sentidos y, tal vez, se lo debemos a su tradición artesanal. En ella convergen las materias más ricas de la tierra; una cosmogonía deliciosamente cultivada por siglos; la técnica transmitida de generación en generación, y la paciencia y cariño que conlleva trabajar todos los días en construir piezas únicas.

mexico-juego-mesa-mexicano-inspirado-tianguis-oaxaca

Esta labor tan compleja y hermosa a penas se puede poner en palabras. Pareciera inimaginable que un juego de mesa pudiera capturarla; sin embargo Ben Haskett, Sarah y Will Reed lograron traducirla preciosamente. Su juego Oaxaca: Crafts of a Culture (Artesanías de una Cultura) se piensa como un homenaje a una de las tradiciones artesanales más apreciadas del mundo y que, además, alimenta en muchos sentidos a los oaxaqueños.

mexico-juego-mesa-mexicano-inspirado-tianguis-oaxaca

También en Más de MX: Lecciones de economía alternativa (cortesía de un artesano mexicano)

Además es divertido, porque la “competencia” consiste en vender más artesanías y ser el artesano más querido de Oaxaca. Sin embargo, la victoria no viene sin méritos que se consiguen a través de una versión ilustrativa del auténtico proceso de los artesanos. Pueden jugar hasta cuatro personas y entre azares y estrategia tienen que conseguir materias primas para convertirlas en artesanías, asunto que puede ser tardado, si la pieza es compleja; pero como buen artesano hay que tener paciencia. Cada pieza se exhibe y vende en el mercado. En el juego se hacen referencia a los muñecos de cartonería, los textiles, la joyería y el famoso barro negro.

mexico-juego-mesa-mexicano-inspirado-tianguis-oaxaca

Los creadores estaban muy emocionados de poder llevar la imagen de Oaxaca a distintas partes del mundo, especialmente a Estados Unidos, donde la cultura mexicana continúa ganando terreno. Además lo hacen con cuidado y respeto, pues son conscientes de lo especiales que son estas creaciones para los oaxaqueños y para todos los mexicanos.

mexico-juego-mesa-mexicano-inspirado-tianguis-oaxaca

Cariñosamente lo que hacen son referencias; de hecho, se esforzaron en no copiar patrones, ni diseños previos. Las ilustraciones del juego se inspiran en originales, pero están lejos de ser plagio. Y aunque saben que el juego es una especie de caricatura piensan que pueden hacer felices a las personas que lo usen, solo por tener la oportunidad de apreciar este pequeño fragmento de nuestro país.

mexico-juego-mesa-mexicano-inspirado-tianguis-oaxaca

En el contexto político que plantean las relaciones entre México y Estados Unidos y la situación migrante, para los creadores de Oaxaca: Crafts of a Culture se volvió vital la invitación a jugar, a reconocerse en otra cultura, tomando un papel en su día a día.

Puedes comprar el juego aquí.

Artista chicano celebra la diversidad con lotería gay (FOTOS)

De manera hábil y cómica las ilustraciones de esta lotería nos muestran un llamado a la inclusión.

En México, país donde el macho mexicano se convirtió casi en un icono de identidad nacional, no es fácil ser homosexual, aún hoy. La tradición católica tampoco ayudó a la aceptación de este sector, que no por ser minoría, es poco.

La comunidad homosexual en México ha ido creciendo en los últimos años, y además de ser una tendencia global, tuvo qué ver también con un arduo trabajo de personajes, sobre todo del siglo XX, que abrieron brecha para la tolerancia y la inclusión.

El artista mexicano-francés Félix Frédéric d’Eon, nacido en Guadalajara, se declara abiertamente como queer (con ironía para referirse a su homosexualidad) y una de sus vetas creativas la ha dedicado al arte queer, justamente. En los últimos años ha creado una lotería (el juego tradicional que llegó a México hace más de cien años), y cuya gráfica ha sido muy distintiva, parecida a la lotería tradicional pero con simpáticas alusiones a la comunidad homosexual y Latina.

En entrevista para vivala declaró:

Soy un queer. Soy un hombre homosexual cisgénero. Ciertamente creo que la identidad juega un rol en mi trabajo, ambos, como un hombre gay y como minoría (Latino- ¡finalmente, yo solía vivir en Estados Unidos!). Creo que mi estatus como outsider, como gay y como Latino, me otorgan otro punto de vista del mundo que es más difícil en comparación a un heterosexual o persona Blanca- es un entendimiento de la marginación que abre otros puntos de vista. Mi trayectoria artística entera ha sido moldeada por mi identidad sexual y étnica.

(…)Disfruto mucho haciendo trabajo que manifiesta el deseo y la identidad de mi propiacomunidad, que no ha sido representada.

Más allá del humor, esta serie pareciera un llamado de atención para revaluar la mexicanidad, el necio concepto dual de hombre y mujer; la inclusión, tolerancia y celebración del amor en cualquiera de sus manifestaciones.

 

 

Conoce más de su trabajo, acá.