La lotería millenial (porque tal vez sea hora de reimaginar nuestra cultura)

Una divertida propuesta de lotería se burla de los clichés de una generación sin dejar de hacer honor a sus múltiples cualidades.

La lotería es el clásico juego mexicano de cartas y fichas —o frijolitos— que ha entretenido a niños y adultos desde hace varias generaciones. Cada carta representa un icónico personaje, que hace de arquetipo para una mexicanidad imaginada, según se cuenta, en el siglo XVII. El juego sigue vigente y forma parte de una lista de encantadores pasatiempos para los niños mexicanos; y su flexibilidad hace de él un elemento particularmente reinventable. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

La “lotería millennial”, que no es la primera reinterpretación de las cartas, es obra de Mike Alfaro, artista guatemalteco que vive en Los Ángeles, California. Alfaro expresa a través de este remix nostalgia por la riqueza, fiesta y color que comparten muchas de las culturas latinoamericanas, y conecta estas memorias con iconos de la cotidianidad actual. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

Así, esta singular remezcla aborda estos nuevos iconos con un dejo de humor –incluida algo de crítica social y su respectiva invitación a la autorreflexión–. La “lotería milennial” hace referencia a las cosas que ama esta generación —como el pan tostado con aguacate, las suculentas y las selfies—, pero al hacerlo sugiere una renovación de referentes culturales que, en caso de consumarse de la mano de los millenials, sería una buena noticia para el mundo. A fin de cuentas vivimos tiempos en los que pareciera fundamental reconectar con nuestras raíces y, simultáneamente, reimaginar los pilares de la cultura y la sociedad. 

loteria-juegos-de-mesa-mexicanos-versiones-nuevos-disenos-juegos-mexico-millenials

Su propuesta es fresca y muy justa para el contexto. La verdad es que sin importar todo lo bueno o malo que se pueda decir de esta intrigante generación, está claro que los millennials están cambiando la forma en que se piensa, actúa y consume. Los jóvenes millennials se ligan con una conciencia muy marcada en temas como los asuntos de género o de medio ambiente. Además, como la lotería y su creador, los millennials están marcados por un contexto intercultural, conectado a lo global; pero afortunadamente también anclado a una nutritiva relación con sus tradiciones.