7 películas nacionales están incluidas en la colección más exquisita de cine

Ejemplos arriesgados, honestos y conmovedores que, según esta fina lista, no te puedes perder.

Al cine nacional sin duda le hace falta reconocimiento, especialmente de parte de los mexicanos. No solo preferimos el cine taquillero estadounidense sobre la producción local; también alimentamos constantemente el equivocado perjuicio de que en México no se hace buen cine.

Por suerte, nuestro cine se está ganando un lugar muy relevante en los festivales, listas y colecciones más exquisitos del planeta. Entre ellos The Criterion Collection en donde la creación mexicana es representada por 7 ejemplos arriesgados, honestos y conmovedores que tienes que conocer.

The Criterion Collection es una distribuidora de películas en formato “doméstico” (que las puedes consumir en tu casa) con una curaduría bien cuidada e inteligente. Los títulos que distribuyen son notables en sus respectivos géneros, sin importar que sean clásicos, contemporáneos, comerciales o “de arte”, de alto o bajo presupuesto. La cosa es que son una representación de lo mejor del cine en cada una de sus formas. En ese sentido, es un privilegio ser seleccionado para formar parte de la selección.

Además, sus versiones son muy especiales, pues mantienen la mejor calidad audiovisual, además de incluir  múltiples contenidos adicionales especiales para hacer de la película una experiencia pedagógica.

Así, hay que celebrar que nuestro cine figura en esta colección y, utilizar el pretexto para aprender un poco de lo mejor del cine nacional. Te presentamos a las 7 seleccionadas:

También en Más de México: 7 cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

Redes (Zinnemann y Gómez Muriel, 1936)



Entre el documental y la ficción, esta película basada en hechos reales describe la dura vida de los habitantes de la región pesquera de Veracruz en la época en la que fue producida: las terribles injusticias, la pobreza, el trabajo tremendo al que estaban sometidos algunos y la dura vida que llevaban. Vigente en todas las épocas, pues sin duda aún relata involuntariamente la realidad de esas y muchas otras comunidades, pero en el presente. La música original es de Silvestre Revueltas.

El Ángel Exterminador (Luis Buñuel, 1962)

En el clásico surreal de Luis Buñuel, un grupo de burgueses de la Ciudad de México asiste a una elegante cena, después de la ópera. Cuando termina el evento social, se dan cuenta de que no pueden abandonar la habitación donde estaban cenando. El episodio lentamente los transforma en algo muy alejado a lo que pretenden ser cotidianamente.

Simón del desierto (Luis Buñuel, 1965)

Doble aparición para el fantástico Luis Buñuel que sin duda puso en alto el cine de uno de los países más “surrealistas” del mundo (por su composición cultural, no solo por su curiosa cinematografía). La historia narrada en esta película pierde sentido escrita en pocas palabras, así que vas a tener que verla. Pero podemos asegurarte que no forma parte de esta colección por nada.

Canoa (Felipe Cazals, 1975)

El drama de Felipe Cazals es muy relevante en la historia de nuestro cine, primero, porque contrasta con las dramáticas y románticas ficciones típicas de la época (y también de las décadas anteriores) y presenta una narración basada en una historia real ocurrida en el pueblo de San Miguel Canoa, Puebla, cuando injustamente y por una extraña confusión fueron linchados unos jóvenes empleados de la Universidad Autónoma del estado. Esta película fue parte de una trilogía dedicada a contar historias similares. Además de su calidad cinematográfica, hay que verla por sus intenciones políticas.

Sólo con tu pareja (Alfonso Cuarón, 1991)

Aunque no lo creas, la ópera prima del fantástico Alfonso Cuarón fue una comedia romántica, más parecida a las de Almodóvar que a las actuales comedias mexicanas. En su tiempo también fue peculiar, pues ese cine aún no se ponía de moda. Ahora continúa siendo una auténtica rareza y vas a disfrutarla mucho, teniendo en cuenta la obra contemporánea de Cuarón

Cronos (Guillermo del Toro, 1993)



La ópera prima de Guillermo del Toro es una extraña versión de los mitos del “vampiro” como figura fantástica, aunque no lo sea de forma explícita. Es una película de terror hecha y derecha y te encantará ver los orígenes del hombre responsable de obras muy queridas como “El laberinto del fauno” y “La forma del agua”.  

Y tu mamá también (Alfonso Cuarón, 2001)

Por si te hacía falta: doble Cuarón. La película protagonizada por los bien queridos Gael García y Diego Luna ganó mejor guión en el Festival Internacional de Cine de Venecia. A su manera, aún con tintes de comedia de enredos, nos plantea el panorama político y social del México contemporáneo, pero de forma muy sutil y combinándola con una reflexión sobre la sexualidad y los tabúes, ligados a la clase.

También en Más de México: Un catálogo de películas mexicanas en línea gratis (cortesía del Imcine)

7 cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

No podemos dejar morir al cine mexicano. Aquí una lista de buenas razones para salvarlo…

El panorama es el siguiente: durante los primeros seis meses de 2018 el cine mexicano en las taquillas locales fue duramente desplazado por el estadounidense. Destaca en nuestro país el amor por los superhéroes gringos de la pantalla grande y parece que al corazón del cinéfilo mexicano no le cabe nada más.

cine-mexicano-nacional-consumir-mejores-peliculas-mexico-mas-vistas
Avengers y amigo en la calle Madero de la CDMX. Fotografía: Eduardo Verdugo.

Según Mural los mexicanos sí vamos al cine, pero de las seis películas más vistas de enero a junio de 2018 sólo una es mexicana. Las otras cinco tienen un carácter más internacional y además fueron producción hollywoodense: Avengers Infinity War, Los Increíbles 2, ¡Hombre al Agua! que aunque la protagoniza Eugenio Derbez no es producción nacional, Pantera Negra, Jurassic World: el reino caído y, en último lugar, la mexicana La Boda de Valentina.

Esta es (sin sorpresas aquí) una película de corte comercial, protagonizada por estrellas consolidadas (Marimar Vega, Omar Chaparro y Ryan Carnes), del género de la comedia romántica y que, curiosamente tiene un buen porcentaje de sus diálogos en inglés; pues la trama pretende cruzar a través de episodios divertidos las culturas mexicana y estadounidense.

Tal vez la gran cualidad de La Boda de Valentina y razón por la que obtuvo un lugar en esta lista es que sabe utilizar apropiadamente los clichés de la “identidad mexicana” para enganchar a los paisanos, provocando una ligera nostalgia por lo propio. Además, parodia esta misma identidad, evidenciando su propio absurdo cuando se enfrenta con la de otro país (también pintada en clichés a los que una buena mayoría puede acceder). Esto último tal vez sea el gran motivo para consumir cine nacional (de todos los géneros): es un espacio que se presta a explorar lo propio, de forma crítica, divertida y con muchas posibilidades creativas.

Tristemente, como otras cosas mexicanas, el cine local está en peligro, no de extinguirse, precisamente, pero sí de perder su oportunidad de iluminar la mirada de cientos de espectadores que esperan, con ansias, algo rico para ver. Ahí, nos toca a nosotros, amantes de las palomitas con valentina, darle la vuelta al asunto.

También en Más de México: Joyas del cine mexicano contemporáneo que puedes disfrutar desde la comodidad de tu casa

Para inspirarte a hacerlo, estas son 7 cosas que pasan cuando consumes cine nacional

Apoyas a creadores locales (y a un enorme conjunto de trabajadores mexicanos)

El cine es una industria, que, como cualquier otra genera empleos. La particularidad frente a muchas otras industrias es que los trabajos que solicita son creativos. Ser artista, creador o técnico en algún área de artes o diseño en México es complejo, porque las industrias locales son pequeñas. Hay que hacerlas más grandes. Cuando vas al cine a ver una película gringa estás financiando a Hollywood. Cuando ves una mexicana, puede que estés financiando la cena de tu vecino.

Impulsas la continuidad de la industria mexicana

Si la industria local fuera más redituable, probablemente habría más personas dedicadas a ella. Y si pudiéramos hacer más sólidos los casos de éxito en este campo, tal vez los gobiernos y otras instituciones y organizaciones invertirán en los creadores emergentes. Así, no te tienes que aventar solo las películas de Carlos Reygadas; también puedes ver las formas del agua, los birdmans y de plano hasta los cocos de cada año, porque eso hace que suba el valor de creativos mexicanos y eso nos deja mejor parados a todos.

Te das la oportunidad de aprender más de México

El cine mexicano registra de manera muy peculiar visiones diversas de este país. Así, es una ventana a todos los Méxicos que no conoces y también una invitación a mirarlos con empatía. Si México es diverso esto es precisamente porque es enorme en todos los sentidos. El cine nos acerca a todo tipo de realidades, también al fondo de aquellas que consideramos convencionales.

Abres la posibilidad, de una vez por todas, de terminar con un prejuicio muy grave

Quien piense que en México no se hace buen cine tiene que ver más cine mexicano, porque aquí hay muestras fantásticas de toda clase de géneros. El clip de arriba, por ejemplo, es un cortometraje animado de Carlos Carrera. Se llama “El héroe”. Es de 1994 y ganó la Palma de Oro en Cannes.

También en Más de México: Cine mexicano: poética y resistencia

Le apuestas a una forma de comunicación creativa, abierta, honesta y reflexiva

El cine nos permite abordar hasta las circunstancias y problemáticas sociales más dolorosas y hasta obscenas. Tal vez nos moleste, pero, por a cambio de nuestra paciencia en muchos casos nos ofrece reflexiones preciosas, panoramas visuales insospechados y sobre todo la invitación a involucrarnos, a actuar, a cambiar las circunstancias que inspiran hasta el filme más espeluznante.  

Refuerzas algunos puntos clave de tu identidad (y la de otros)

La identidad, como casi todas las cosas mexicanas, es megadiversa y elusiva. Pero se vale narrarse la propia identidad, ser narrado por otros y explorar las narraciones que plantean los demás. El cine tiene esta cualidad y hasta la exploración de los clichés más sutiles (como el hecho de muchos mexicanos guardamos la sal en viejos frascos de mayonesa o que los papás se van por cigarros y nunca vuelven), sobre todo si es ingeniosa, nos invita a reflexionar sobre nosotros mismos.

También en Más de México: 10 películas mexicanas para celebrar el orgullo LGBT

Pones en cuestión tu propia definición de mexicanidad

Al final ese es el ejercicio. El cine es el lugar donde podemos imaginarnos de formas distintas, especialmente si somos espectadores o de rediseñar lo que vivimos, especialmente siendo creadores. No podemos perdernos de esta oportunidad. Mejor, consume cine mexicano.

También en Más de México: Un catálogo de películas mexicanas en línea gratis (cortesía del Imcine)

10 películas mexicanas para celebrar el orgullo LGBT

Te dejamos una lista de cine mexicano que también se une a la celebración por la diversidad…

Hay un montón de prejuicios curiosos sobre el cine mexicano. Uno tal vez el más arraigado y equivocado  es que en este país no se hace buen cine. Y vale la pena desmentirlo: en México se hacen fantásticas películas que, además, se abren a la posibilidad de trabajar cualquier clase de tema. Al fin y al cabo, el cine es una preciosa herramienta, que permite a quien está narrando presentar al espectador la perspectiva de un otro con quien tal vez no había podido relacionarse. El cine invita a la comprensión.

Así, queremos recordar películas mexicanas que abren la discusión sobre la sexualidad. Algunas son verdaderas curiosidades, que valen más por sus riesgos en la trama que por su cinematografía. Otras, son joyas en la historia de nuestro cine. Sea por celebrar la diversidad; por curiosidad, o porque no le has entrado a estos temas y buscas una buena excusa, aquí te dejamos 16 películas mexicanas sobre la comunidad LGBT que tienes que ver.

También en Más de México: Joyas del cine mexicano contemporáneo que puedes disfrutar desde la comodidad de tu casa.

Los marcados de Alberto Mariscal, 1971

peliculas-mexicanas-lgbt-sexualidad-homosexualidad-cine-contemporaneo-mexicano

Auténtica tragedia que cuenta la historia de dos bandidos que son pareja y que atacan a un pueblo protegido por “El marcado”. Un clásico de héroes y villanos con un toque ciertamente setentero. De hecho fue en este año, cuando comenzó a levantarse en México el movimiento que defendía y quería visibilizar la homosexualidad.

El lugar sin límites de Arturo Ripstein, 1978

Un auténtico clásico, no solo entre estas temáticas, también del cine mexicano. El guión está basado en la novela homónima del escritor chileno José Donoso. La Manuela es travesti, ella y su hija “la japonesita” son prostitutas, pero se enamoran del mismo hombre. El drama no se hace esperar, pero a pesar del título y el extraño tono con el que el narrador del trailer insinúa la trama es, en efecto (como se dice ahí mismo) “una película que revela el aspecto más sórdido de la represión sexual” Checa la entrevista que le hizo el Canal 22 a Ripstein. La historia detrás del filme es muy interesante. Puedes ver la película completa aquí.

Las apariencias engañan de Jaime Humberto Hermosillo, 1983

peliculas-mexicanas-lgbt-sexualidad-homosexualidad-cine-contemporaneo-mexicano

La trama de este drama ochentero es, sin duda, extremadamente complicada. Lo que te podemos decir es que abre la discusión sobre la diferencia entre género y orientación sexual y toca temas como la transexualidad y bisexualidad, sumergiendo al espectador en la misma confusión que toca a cada uno de los personajes involucrados mientras se encuentran consigo mismos.

El callejón de los milagros de Jorge Fons, 1994

Basada en la novela homónima del escritor egipcio Naguib Mahfuz. El filme que ganó muchísimos premios (incluyendo 11 Ariel) pinta una trama complicada. Está dividido en cuatro partes, cada una cuenta la visión de distintos personajes que viven en la misma calle. Don Rulito, un hombre machista, que resulta ser homosexual. Alma, (Salma Hayek) una chica preciosa con una historia trágica. Susanita, una “solterona” enamoradiza y otros tantos que sufren por asuntos de amor y sexualidad.

Y tu mamá también de Alfonso Cuarón, 2001

Ya un clásico del director, protagonizado por Gael García, Diego Luna y la española Maribel Verdú, relata el viaje de los tres por Oaxaca y sus costas. La trama se transforma en un delicado drama que aborda cuidadosamente la bisexualidad, la política del sexo y también el panorama político de nuestro país, especialmente los asuntos de corrupción y violencia. Muy vigente, sin duda.

Quemar las naves de Francisco Franco Alba, 2007

Un drama adolescente que cuenta la historia de dos hermanos que, frente a la trágica muerte de su madre, tienen que enfrentarse al hecho simple y brutal de crecer. Entre tanto, explorar una sexualidad incestuosa y confusa con otros chicos que comienzan a inmiscuirse en sus vidas. La expresión que titula el filme, “quemar la naves” es una deliciosa curiosidad: se le atribuye a Hernán Cortés, que, según se cuenta, durante la conquista inhabilitó sus navíos para advertirle a sus hombres que “pase lo que pase” no habría retirada.

Todo el mundo tiene a alguien menos yo de Raúl Fuentes, 2012

Con cuidado y de forma inteligente, esta película denuncia la forma opresiva en la que se suelen construir todas las relaciones amorosas, sin importar la sexualidad de los involucrados. Alejandra, harta de sus relaciones pasadas, se involucra con María, una adolescente con la que lleva una pasional y demandante relación…

Carmín tropical de Rigoberto Perezcano, 2014

Si afirmas que en México no se hace buen cine, tienes que ver esta película. Es sutil, es hermosa, cada cuadro es simbólico y digno de explorarse detenidamente. No es, en realidad, una historia que aborde la sexualidad de los personajes, pero sí es protagonizada por sujetos poco convencionales y les permite narrarse sin prejuicios. Se trata de la historia de Mabel una muxe de Juchitán que regresa a su pueblo para investigar la muerte de su mejor amiga. El final es aterrador, pero los momentos que lo anteceden son extremadamente conmovedores. No dejes de verla.

Te prometo anarquía de Julio Hernández Cordón, 2015

Con radical frescura y honestidad, la ficción presenta de manera verosímil a jóvenes personajes que no suelen ser retratados en el cine mexicano. Miguel y Johnny son amigos, amantes, skaters y traficantes de sangre. Por supuesto, las cosas no salen bien y eso da lugar a una magnífica trama. El lado técnico de esta película es también imperdible.

Casa Roshell de Camila José Donoso, 2017

El documental nos cuenta sobre la Casa Roshell y sus personajes. El espacio es un club de travestismo y feminización desde lo masculino; pero funciona como un refugio, un espacio abierto para la práctica que estos hombres delegan a lo nocturno. De día se disfrazan de su género biológico. De noche se descubren.

The Shape of Water: la belleza de lo diferente (la nueva película de Guillermo del Toro)

A veces, vemos lo diferente como algo temible, hasta monstruoso, pero con la mirada de Guillermo del Toro en la "Forma del agua", encontramos su belleza.

El mundo reniega lo que es distinto.  Sobre todo si es bello y su misterio se encuentra bajo el agua. La nueva película de Guillermo del Toro, The Shape of Water (La forma del agua)lo muestra. La humanidad no sólo le teme a lo diferente, lo ignora y detesta; como si el ahogarlo en una cubeta de agua, fuera la única opción. Aunque, ¿qué sucede cuando lo extraño aprende a nadar  y caminar en la tierra? Para muchos, esto sería una amenaza, un monstruo y, una incógnita, que Guillermo del Toro no duda en preguntar. 

guillermo-de-toro-the-shape-of-water-nueva-pelicula-1

Esta premisa, la cual se centra en lo maravilloso, y para algunos terrorífico, del hallazgo de un monstruo marino, es lo que inicia la trama. La reacción inmediata que provoca este ser es el rechazo, la visión de algo inhumano que merece ser sometido a experimentos crueles en un laboratorio. Pero, el amor entre el ser fantástico y Elisa, una conserje de limpieza  que es muda y por esto también marginada, es lo que vuelve única esta película. El director mexicano, caracterizado por una obra en que sus héroes y heroínas son curiosos y soñadores, presenta la historia desde la perspectiva de Elisa, el amor y cariño que tiene al monstruo.

guillermo-de-toro-the-shape-of-water-nueva-pelicula-2

El uso de personajes igual de marginados o vistos como monstruosos en los 60’s, tiempo en el que está caracterizada la película,  es otro de los recursos que  Guillermo de Toro utiliza para reforzar su premisa.  En la visión de esta película, lo normal es terrorífico, al igual que las  criticas y convenciones de cualquier tipo. Por lo que, la aceptación a lo considerado “diferente” es crucial para admirar la belleza de este mundo. Algo que, sin duda alguna, The Shape of Water ayuda a ver.