Estas son las películas mexicanas que tienes que ver antes de que termine 2018

En 2018 el cine mexicano llegó con todo. Estas 9 películas son imperdibles.

Este 2018 el cine mexicano llegó con todo. Además no se limitó a un solo género o circuito comercial. Desde las comedias comerciales, pasando por las festivaleras que se convertirán en clásicos, hasta un par de muy finas propuestas alternativas: en la cartelera local hay para todos los gustos.

Y extrañamente, el cine nacional sigue sin llamar la atención de la audiencia local que prefiere sobre este rico abanico las películas taquilleras de Hollywood. Pero si amas el cine, apreciarás mucho saber que aún te queda tiempo para disfrutar en pantalla grande algunas de las joyas que la industria mexicana nos regala este año.

Estas son las que no te puedes perder antes de que termine el 2018.

También en Más de México: 7 cosas muy buenas que pasan cuando consumes cine nacional.

Ana y Bruno

Para niños y no tanto, este genial largometraje animado del brillante Carlos Carrera, finalmente vio la luz y nos presenta una historia que rompe los límites de lo que se puede hablar con los niños, tratando temas como muerte, locura y soledad, con pinceladas sutiles que se manifiestan en los curiosos personajes.

Extraño pero verdadero

De Michel Lipkes, una brillante visión de la oscura realidad mexicana. Con una trama intensa y bien argumentada, esta película nos deja entrar al mundo de la violencia, la basura y los basureros, la calle y la pobreza. En un acto de justicia narrativa, Lipkes nos recuerda que esos desechos materiales, sociales y simbólicos que vamos dejando tirados por ahí, no desaparecen, sino que son recogidos, limpiados, administrados y aprovechados por otras personas. Esta es una joya que te sacudirá toda indiferencia.

Los adioses

Esta es la esperada película sobre la vida de una de las escritoras mexicanas más relevantes de la historia: Rosario Castellanos. Dirigida por Natalia Beristán nos muestra el contexto de Castellanos: una mujer sensible a su condición sociológica en un mundo regido por hombres que simultáneamente se enfrenta a una turbulenta historia de amor. Si lo que esta mujer vivió resuena, es porque sus problemas continúan vigentes entre nosotros.

Mexicanos de bronce

Rocky, Hones y Bullet están en la cárcel, se vuelven amigos y, ahí, deciden formar un grupo de rap. Con sus potentes canciones narran sus vidas, sus emociones y problemáticas que, no por casualidad, conectan con las de tantos otros jóvenes mexicanos que tienen experiencias similares con el crimen y la violencia. El documental de Julio Fernández habla de música, barrio, familia, violencia, libertad y destino.

Tiempo compartido

Dirigida por Sebastián Hoffman, esta película ganó el premio al mejor guión en el festival Sundance. Esto es bastante decir. Con un reparto que combina talento local y extranjero, el planteamiento de la trama es muy peculiar. Dos familias hospedadas en un hotel en una paradisiaca playa mexicana, comienzan a vivir extraños eventos que llevan a los padres a sospechar que una corporación multinacional quiere atacarlos. A partir de esto se desarrolla una extraña historia de supervivencia que te mantendrá a la orilla del asiento.  

Nuestro tiempo

Lo nuevo de Carlos Reygadas (ganador de La palma de oro en Cannes, 2012) explora la vida de Juan y Esther, un matrimonio que comienza una relación abierta, pero, cuando ella se enamora de otro hombre, el asunto se complica intensamente. El mismo Reygadas protagoniza lo que promete ser un filme de intensa contemplación, tensión y mucho drama.  

Museo


Lo nuevo de Alosno Ruizpalacios (director de Güeros) nos tiene muy impacientes. El largometraje protagonizado por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris se llevó el Oso de Plata por mejor guión en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Y cuenta la historia (con múltiples libertades narrativas) del "robo del siglo mexicano". Fue la madrugada del 25 de diciembre de 1985, cuando dos jóvenes estudiantes se robaron 140 piezas del Museo Nacional de Antropología. La historia es realmente fantástica y a juzgar por el trailer el producto final será inolvidable.

 Roma

Sin duda la película mexicana más esperada del año. Lo nuevo de Alfonso Cuarón (que hizo la fotografía, edición, dirección y guión) es un regalo muy personal para México. Su película contará la historia de una familia de clase media que vive en la colonia Roma de la CDMX y su relación con Cleo, la empleada doméstica, en el contexto de los años 70, una época muy compleja en el país por los episodios violentos que acontecieron. Nos morimos por ver esta co-producción con Netflix, en el cine y también en las casas mexicanas.

Bayoneta

El drama dirigido por Eduardo Kizza y Luis Gerardo Méndez, narra la historia del boxeador tijuanense Miguel Galíndez, "Bayoneta", que después de perderlo todo en el boxeo, se auto-exilia en Finlandia. Entre el frío, la oscuridad y el alcohol, la depresión que lo persigue se hace cada vez más grande, pero el ring continúa esperándolo.