7 suculentos insectos que son parte de la cocina mexicana

Históricamente la gastronomía de México ha encontrado en los insectos unos grandes aliados.

Aunque para muchas personas resulte casi obsceno, o al menos desagradable, los insectos están cada hoy vez más presentes en el universo gastronómico. Esto se debe no solo al alto contenido proteínico que ofrecen, también hay que considerar que son muy fáciles de cultivar (de hecho existen naturalmente por millones) y que, bien preparados, pueden resultar bastante sabrosos. De hecho la FAO advirtió en un reporte publicado en 2013 que los insectos podrían ser la respuesta perfecta para combatir la hambruna mundial, por nutritivos e híper sustentables.

Curiosamente, más allá de las tendencias eco alimenticias que hoy promueven el consumo de insectos, en México existen milenarios platillos a base de este peculiar insumo. Y hasta la fecha es en este país donde se consumen más especies de insectos alrededor del mundo (de acuerdo con este mapa infográfico).

Si quieres tener un encuentro culinario con el mundo de los insectos, entonces te sugerimos a continuación una selecta variedad de insectos que podrían hacerte un adepto más a este plano de la “micro gastronomía”.

Ahuahutle (hueva de mosca axayácatl): un insumo típico de las regiones con lagos y lagunas, que es donde este tipo de mosca abunda. Existen diversos platillos a base de este peculiar ingrediente, entre los más comunes son tortitas guisadas, tamales o mixiotes.

tortitas_ahuautle

Escamoles (hueva de hormiga): Conocido como el “caviar mexicano” por la delicadeza y exquisitez de su sabor, el escamol ha sido un alimento muy apreciado desde tiempos prehispánicos. Principalmente se recolecta en Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y Guanajuato, y aunque lo más común es comerlos ligeramente fritos en mantequilla con un toque de epazote, también se pueden mezclar con huevos o hacer en mixiote.

Escamoles

Gusanos blancos: a diferencia de los rojos, los gusanos blancos de maguey son más escasos y por lo tanto preciados. Suelen guisarse con un poco de cebolla y comerse en tacos con una buena salsa.

gusanos_de_maguey

Chapulines: Tal ve el insecto más popular en la cocina mexicana. Se consumen en distintos estados de la República, aunque lugares como Oaxaca son famosos por el uso de este insecto en diversos platillos. Su sabor metálico, algo salado, hace de ellos un manjar para muchos y un reto para otros tantos. En tacos con aguacate o guacamole, limón y una buena salsa, pueden fungir como llave a un paraíso saboreo.

6891

Jumiles (chinche de monte): populares sobretodo en ciertas regiones de Morelos y Guerrero, su sabor resulta muy peculiar, un tanto “acanelado”, ya que se alimentan de tallos y hojas de encinos, lo cual hace de su sabor uno muy distintivo y original.

Jumiles

Chicatana (hormigas aladas): Uno de los insumos más impactantes son las chicatanas, hormigas de gran tamaño, rojas, que crecen a orillas de los ríos. Tras asarlas en el comal, se muelen en metate y se mezclan con ajo, chile, sal u otras especies. El resultado se come gustosamente sobre una tortilla de maíz y acompañado de una buena salsa.

IMG_2609

Chinicuiles: así se le conoce a los gusanos rojos de maguey. Son mucho más comunes que su similar blanco, y abundan entre julio y septiembre. Su fama se debe en buena medida a que muchas veces se introducen en botellas de mezcal.

hidalgo-1

Imágenes: 1)misopciones.com, 2)2.bp.blogspot.com, 3) Creative Commons, 4)image.posta.com.mx, 5)www.ucsj.edu.mx, 6)todochiapas.mx, 7) misopciones.com

 
Te podría interesar: Inectos mexicanos, deliciosos y nutritivos