Chiapanecos crean techos verdes económicos que refrescan las casas hasta 17º

En este proyecto colaboran varias universidades. Entre sus materiales está el PET reciclado, el cual atrapa las raíces.

La mitigación del cambio de temperatura global está asociada a decisiones individuales de consumo que puedan hacer una diferencia. De esta manera, aspectos que podrían parecer de moda, en realidad tienen el potencial de provocar incluso cambios de temperatura en tiempo real.

Uno de estos ejemplos es los techos verdes. Los jardines verticales desde hace unos años se han puesto de moda y parece que han llegado para quedarse. Además de estéticos, también cambian la temperatura del lugar y la vuelven más fresca. En esta tendencia los techos verdes son también cada vez más frecuentes.

También las azoteas donde incluso se cultivan alimentos son más recurrentes cada día. Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), gracias a una investigación de 12 años, ha creado techos verdes económicos y autoconstruibles, que mantienen el interior de las viviendas 17 grados más frescas que el exterior. Ahora este proyecto está desarrollándose por investigadores y alumnos de las universidades públicas estatales de Oaxaca, Mérida, Guerrero y Coahuila, coordinados desde la Unach. El financiamiento viene de un programa de investigación en cambio climático de la UNAM y del respaldo del  Laboratorio Nacional de Vivienda de CONACYT.

 

Las cualidades de sus techos

 

Entre sus bondades están el que protegen de la radiación solar.

Como los techos de concreto armado concentran el calor, ayudan a mitigiar hasta en 17º el calor al interior de la casa.

Este techo sustituye los impermeabilizantes.

Ayudan a reducir el fenómeno conocido como Islas de Calor en las ciudades (donde las planchas de cemento calientan el aire).

Disminuyen la velocidad de escurrimiento del agua, lo que ayuda a evitar las inundaciones.

Este prototipo tiene un costo 13% menor a los techos verdes más convencionales.

Utilizan un sistema de PET reciclado que atrapa las raíces y evita que se rompan los techos. Estas botellas, además, levantan la tierra y son de peso ligero.

El producto tienen una durabilidad de hasta catorce años.

Pueden ser colocados en una losa de concreto, común en casas de interés social o techos de madera.

Llevan  una capa que permite que el agua circule, un filtrante que evita que se escurra el sustrato y una capa vegetal.

El proyecto de investigación se llama Componentes y condicionantes de la vivienda. El doctor Gabriel Castañeda Nolasco, uno de los artífices del proyecto señala que estos techos verdes tienen un costo 13 por ciento menor en relación a los comerciales.

Estos techos pueden ser instalados por las personas mismas y la universidad dará la capacitación necesaria para que la transferencia de tecnología sea posible.

*Por la gran respuesta de nuestros lectores, buscamos al doctor Gabriel Castañeda Nolasco para pedirle algún canal de comunicación para los interesados, el correo que nos dio amablemente es el siguiente: gnolasco2@gmail.com

*Imagen: Agencia ID

Conoce a la empresa oaxaqueña que crea pintura a base de tierra de colores

Pintutierra es una pintura natural qué recoge fórmulas ancestrales y antiguas técnicas locales de construcción y diseño.

Traer de vuelta las tradiciones mixtecas y preservar el medio ambiente es el objetivo de la compañía Eco Constructores Oaxaca que fabrica una serie de pinturas naturales que sustituyen todo tipo de polímeros químicos. Utilizando tierra de colores y otros nutrientes naturales.

El arquitecto Marcos Ramón Sánchez, menciona que Pintutierra nace como un homenaje a la región mixteca del país, trayendo grandes beneficios a la comunidad. Obteniendo un ahorro del 90 por ciento en el costo de la fabricación, comparando con las pinturas vinílicas, además de una ventaja muy importante, son completamente libre de tóxicos.

Los ingredientes que emplean los arquitectos oaxaqueños, vienen de tierras con distintas gamas de colores, piedra braza y el engrudo que sirve de aglutinante natural para lograr la mezcla adecuada y obtener la pintura.

Eco Constructores Oaxaca, es una empresa innovadora en todo el país, por aportar y generar conciencia a la arquitectura natural. Apostando por un futuro ecológico con productos como Pintutierra, logrando un buen impacto social en las comunidades mixtecas de Oaxaca.

Gracias a esto Eco Constructores comenzaron a impartir Talleres de Construcción Natural, los cuales se han desarrollado en distintas comunidades, escuelas y universidades del estado, donde arquitectos nacionales e internacionales, comparten su conocimiento de la arquitectura natural y de paso preservar las técnicas mixtecas de construcción. Promoviendo y difundiendo la cultura ancestral oaxaqueña.

Recogiendo todo el peso de la historia mixteca, centrada en la zona cultural, económica y política compartida por los estados de Puebla, Guerrero y Oaxaca en el sur de México, surge un producto que gana cada vez más adeptos en el mundo del diseño interior y la arquitectura en el país.

eco-constructoresComo ejemplo, para pintar la fachada de color verde de una casa de dos pisos: se hace el pedido y Eco Constructores Oaxaca envía un equipo que se encarga de pintar el inmueble.

En el mundo existen cinco empresas que fabrican y comercializan productos similares a Pintutierra, ubicadas en Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Si quieres conocer más sobre la Pintutierra y Eco Constructores consulta aquí.

*Imágenes: noticias.arq.com.mx

Carlos Cid
Autor: Carlos Cid
Trotamundos en busca de neutrinos, siempre en modo Random.

¿Por qué conmovió México en la Muestra de Arquitectura de la Bienal de Venecia?

Este año México puso en la mira el rol social de la arquitectura, y enalteció a los numerosos individuos que son parte imprescindible del proceso arquitectónico.

La Bienal de Venecia se considera hoy quizá como la exhibición de arte contemporáneo más importante del mundo. Es una de las muestras en este rubro más antiguas, existe desde 1895.

De entre este magnífico evento, destaca también su Muestra Internacional de Arquitectura, donde numerosos países muestran al mundo lo mejor de sus manifestaciones en esta disciplina.

El año pasado, el papel de México consiguió particular relevancia. Con 4 invitados especiales y 31 equipos de trabajo en el Pabellón, la muestra se abocó a la arquitectura social que ha ido gestándose en el país.

Poniendo énfasis en proyectos donde el fin es el bien colectivo, o bien, la creación de espacios comunitarios, anteriormente edificados más bien por el Estado o las instituciones religiosas, en décadas recientes estos proyectos se han llevado a cabo más bien desde las entrañas de la misma sociedad.

Ahora, la arquitectura generalmente se ha visto como una disciplina donde el mérito lo recibe el arquitecto, al que suele ponérsele en el podium de visionario, diseñador, creador de espacios. Menos así con el resto de involucrados en la producción y construcción arquitectónica.

Por ello en esta muestra, con el nombre de Despliegues y Ensambles, se dio su lugar al enorme rol del resto de los involucrados en la tarea arquitectónica. También, se dio énfasis a proyectos de índole social, en los que la arquitectura trasciende su vertiente estética.

También, se hizo un pabellón itinerante que estará visitando distintas sedes en México, que así trascienda la Bienal. Y en un esfuerzo loable, se imprimieron 25 manuales de autoconstrucción que estarán repartiéndose en distintos momentos.

Entre los proyectos expuestos estubieron: centros comunitarios de México, estrategias para la autoconstrucción de Armando Casas, arquitectura escolar, viviendas construidas con adobe y bambú, tablados de Yucatán, etc.,

De algún modo la arquitectura no solo es proveedora de espacios, también de cultura. El tipo de arquitectura en el que nos desarrollamos también de alguna manera es el tipo de relación que tenemos con el entorno. Reconfigurar el papel de esta, donde se ponga como centro, tanto la ecología como el ser humano, es urgente y prometedor. 

pabellon mexico muestra arquitectura bienal de benecia 2016 despliegues y ensambles

pabellon mexico muestra arquitectura bienal de benecia 2016 despliegues y ensambles

pabellon mexico muestra arquitectura bienal de benecia 2016 despliegues y ensambles

pabellon mexico muestra arquitectura bienal de benecia 2016 despliegues y ensambles

*Si quieres conocer más sobre los proyectos presentados, explora este enlace.

*Imágenes: INBA

 

Contra la crisis, la creatividad de este mexicano para generar nuevos combustibles

Gerardo Nugaray Benítez, El Güero Bombas, ha conseguido un gran apoyo ciudadano para crear microrefinerías que generen combustible a partir de basura.

Por años se ha advertido que es tiempo de transitar hacia el uso de energías más limpias. Sobre todo los hidrocarburos como combustibles han generado una contaminación en la atmósfera sin precedentes en la historia del mundo.

Hoy que en México los precios de la gasolina han causado tanto descontento social, más que nunca, es tiempo de que imaginemos, y materialicemos, nuevas alternativas. Hace tiempo publicamos una nota sobre el mexicano Ricardo Flores, quien ha creado un motor de hidrógeno para autos que tiene un costo de solo 20 mil pesos. Así es, llenarías tu tanque solo con agua.

Hoy, otra opción ha llamado la atención. Gerardo Nugaray Benítez, de Zacatecas, está propulsando un proyecto para construir una refinería que genere combustibles a partir de la basura. Anteriormente ganó premios internacionales por haber creado un catalizador que convierte plástico en combustible.

Nugaray inició una colecta de firmas para que el gobierno del estado apoye la construcción de un refinería de combustibles a partir de la basura. Primero colocó un módulo con el que consiguió más de 8 mil firmas en físico; también inició una petiticón de Change.org que ha conseguido más de 12 mil firmas. Su proyecto se llama Ecoinova y el apoyo ciudadano que ha recabado es impresionante.

A “El Güero Bombas” también le ha sorprendido esta masiva aceptación, y de hecho, aún hoy, le continúan llegando firmas en físico desde toda la República. Su objetivo es que se construyan microrefinerías a lo largo del país, a partir de un apoyo conjunto entre la iniciativa privada y el sector público. Su caso es loable hoy que la ecología, y la economía, gritan por nuevas alternativas desde la imaginación.

Puedes apoyar y conocer su iniciativa, aquí.

*Imagen: Irma Mejía/ El Universal