El encantador pueblo de cantera rosa en Zacatecas: Jerez (FOTOS)

Llama la atención por sus edificios barrocos de peculiar cantera rosa. Sus fincas siempre guardaron buena fama por su belleza.

Uno de los cuatro pueblos mágicos que existen en Zacatecas es Jerez de García. Se trata de un pequeño poblado que ha sumado fama pues sus alrededores están rodeados por la Sierra de los Cardos; con sus monolitos que yacen como ejércitos agrupados de forma curiosa. También por sus calles adoquinadas encantadoras y sus edificios de cantera rosa.

Aquí nació el conocido poeta Ramón López Velarde y este se inspiró para mucha de su obra en este lindo pueblo. También aquí se hizo un sincretismo entre música prehispánica y española que dio origen a la conocida tambora zacatecana.

Jerez de García es ideal para pasarlo un fin de semana. Tienes que recorrer sus edificios más icónicos, la mayoría barrocos como: El Palacio Municipal, el edificio conocido como de la Torre, el Teatro Hinojosa, el Museo Regional de Arte e Historia, el Andador Artesanal y el Panteón de Dolores…

jerez de garcía pueblo mágico zacatecas

 jerez zacatecas pueblos mágicos

jerez zacatecas pueblo mágico

jerez de garcía pueblo mágico zacatecas 

*Imágenes: 1) zonaturistica2.scdn4.secure.raxcdn.com; 2) Rafael Doniz; 2) elecodetlaltenango.com; 3) Pinterest;

 

Los extraordinarios silos triangulares que irrumpen el paisaje en Zacatecas (FOTOS)

Como un ejército de una improbable arquitectura medieval modernista, estos 22 silos son uno de los atractivos más peculiares del Occidente de México.

En el siglo XIX México había pasado ya por la Guerra de Independencia y se ajustaba un periodo de paz. Y aunque fue un siglo con numerosos ajustes sociales y políticos, ofreció cierta estabilidad a los mexicanos (quienes por primera vez se asumían como tales), y propulsó el renacimiento de una economía pujante, que iba transformándose en nuevas haciendas que ejercían su producción sin el yugo de la colonia española (aunque seguía concentrada la riqueza entre los criollos).

En Zacatecas, en el siglo XIX, un paisaje rural iba tornándose en un sitio de producción de maíz, frijol trigo, además de su vocación minera. En este auge de mediados de siglo se erigió la hacienda de San Juan de Trancoso (la cual, luego hiciera famosa el pintor Francisco Goitia). Así, el lugar fue haciéndose popular regionalmente cuando se levantaron como parte de la hacienda 22 silos, inmensos conos para resguardar el maíz, frijol y trigo. Su forma poco usual irrumpe con el paisaje de una manera atrevida y hermosa hasta hoy: su nombre son “Los Conos de Santa Mónica”.

Luego de la pintura de Goitia los silos se hicieron tan conocidos que a mediados del siglo XX una compañía estadounidense instaló uno de los más sugerentes y alternativos hoteles de la época, y justamente, estos silos fueron las habitaciones. El proyecto no fue un éxito, realmente, así que volvieron a caer en el olvido.

Hoy se encuentran cerrados, pero son motivo de turismo y asombro en todo el mundo por su peculiaridad entre el paisaje  rural zacatecano.

¿Cómo llegar?

Se encuentran en el el pueblo de Santa Mónica, a solo 20 km al este de la ciudad de Zacatecas por la carretera Guadalupe-Trancoso.

Ver Mapa

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

silos de santa monica zacatecas triangulares conos

 
 
*Imágenes: 1,2, 3 y 7) minube.com/ Diana Patricia Montemayor Flores; 4) Tiberio Rivera Barragán/Flickr; 5 y 6)mexico.pueblosamerica.com; 7)mexicodesconocido.com

Cuetzalan, el pueblo que te espera en la frontera entre sueño y realidad

Un jardín de exuberancia botánica y cultural, así es Cuetzalan del Progreso, en la Sierra de Puebla.

Enclavado en la Sierra de Puebla se materializó un ensueño. Las cualidades oníricas de Cuetzalan del Progreso azoran incluso a los mexicanos que han tenido la fortuna de recorrer su país –uno que por cierto seguido se viste de imaginario.

Afirmar que México es un país que por naturaleza supera los límites de lo “real” es ciertamente un lugar común. Incontables son los rincones y situaciones que animan esta premisa, lo mismo que incontables son las voces que a lo largo de la historia lo han advertido –incluidos diversos próceres de lo “surreal”, como Buñuel, Dalí, Carrington y el propio Bretón. Pero cuando uno se topa con este pueblo, con Cuetzalan, es casi imposible no recalcarlo una vez más. A fin de cuenta puede que el nuestro sea, ante todo, un país preciosamente inverosímil.cuetzalan_calles_casas

Calles empedradas, laberintescas, sirven como arterias para recorrer este pueblo conformado sobretodo por construcciones sobrias con lomos entejados; iglesias entre las que destacan la Parroquia de San Francisco y el genialmente gotiquesco Santuario de Guadalupe (o “Iglesia de los Jarritos”) –por cierto, la primera de estas, se traslapa a la vista con el gigantesco poste del cual se arrojan los voladores, cuyas sombras al anochecer acarician literalmente la fachada del templo mientras vuelan.

Un caudal de insumos naturales que se ofrecen el día de mercado, en domingo, se encarga de recordarnos la riqueza original, desbordante, que tenemos en el país: vainilla fresca o seca, chiltepín, alberjón, enormes ramas de canela, tabaco listo para liar, incienso para las ceremonias y rituales, café de primera calidad y hasta cinco variedades de quelites; estos son solo algunos de los embajadores de la abundancia local.

El alumbrado de la plaza principal, cuya luz se entreteje con la neblina que seguido visita a Cuetzalan, colabora activamente en la creación de esta atmósfera de fantasmagoría semitropical. Montes que presumen verdes laderas, prolíficos cuerpos de agua, diversas variedades de helechos, algunos gigantes, de hasta tres o cuatro metros. Un ecosistema rebosante de alhajas botánicas, especie de bosque enjunglado, hace posible la coexistencia entre oyameles y hojas elegantes, entre liquidámbares y orquídeas.

dia de mercado en el pueblo de cuetzalan en puebla, mexico

Finalmente ese guion sensorial que se escribe al visitar el lugar, cobra sentido con el ingrediente humano: la calidez de su gente, esa que aún forma en esencia el lienzo colectivo de los mexicanos, es el máximo protocolo. El náhuatl se canta por todos lados, entre viejos y jóvenes, y los trajes típicos son aquí no un suvenir folclórico sino un elemento natural y cotidiano: ellos con camisa y calzón de manta amarrado a los tobillos, huaraches, sombrero de palma y morral de ixtle; ellas con camisas de manta adornada con cuello bordado, falda de enredo y generalmente descalzas.  

Así que si estás cerca de la Sierra de Puebla, o simplemente sientes un llamado a recorrer un destino azorante, recuerda que Cuetzalan está ahí, suspendido en atemporal neblina, siempre bien dispuesto a recibirte.


 

Todos los Pueblos Mágicos de México en una misma ilustración (INFOGRÁFICO)

111 pueblos integran la lista y son desplegados con esta herramienta en una sola ojeada.

El crecimiento de la población y la globalización, propulsada sobre todo por los grandes medios de comunicación, ha tendido a homogeneizar en el mundo la estética de las ciudades.

Pero en México, un país tan heterogéneo, afortunadamente, y quizá por la misma complejidad de su orografía, numerosos pueblos aún conservan sus particularidades en sus mezclas únicas entre coloniales e indígenas.

Desde el 2001 un programa de gobierno ha buscado reconocer a estos pueblos para que más personas los conozcan y figuren más entre las referencias turísticas y culturales de los mexicanos.

A la fecha han sido catalogados como pueblos mágicos 111 de todo el país. La lista es muy rigurosa y para formar parte de ella es necesario que los habitantes cumplan con requisitos puntuales como mantener por ejemplo ciertos puntos libres del ambulantaje.

El siguiente infográfico es muy útil porque en una sola ojeada expone los pueblos mágicos y divide los estados para tener más en mente su ubicación. Una herramienta por demás práctica.

pueblos mágicos méxico

*Imagen: antenasanluis.mx