Patricia Uresti, la mexicana que ilustra para entender el mundo (ENTREVISTA)

Checa las preciosas viñetas de esta ilustradora, donde habitan personajes con vida propia…

Ilustrar es un acto cautivante; de alguna forma implica reinventar lo cotidiano, permitirle estar presente, pero siempre desde un nuevo enfoque, uno que lo reinventa o que lo potencia. Por eso no es extraña la relación entre la ilustración y los niños. Sin duda ellos viven así, con un pie en un mundo enteramente propio que informa y alimenta el nuestro; a veces, incluso, lo critica, de una manera sutil y preciosa.

Patricia Uresti, ilustradora mexicana especializada en libros para niños, parece encarnar a la perfección este espíritu y, al mismo tiempo, se permite encontrarse consigo misma y con personajes magníficos que cobran vida propia en el papel y que le susurran delicadamente sus anhelos personales, su nostalgia y su cariño por la propia identidad y las cosas lindas que la conforman.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista

También en Más de México: Las ilustraciones de esta joven mexicana están reinventando los clichés nacionales (GALERÍA)

Esto nos contó sobre su experiencia como ilustradora:

MX: La pregunta obligada: ¿por qué ilustras? Nosotros pensamos que el oficio del ilustrador es alumbrar formas insospechadas de lo conocido y lo cotidiano. ¿Se relaciona con esto, de alguna forma?

P: Siento que tengo diferentes razones para ilustrar. La primera siendo porque quiero contar historias, aunque más que un deseo es una necesidad donde hay tantas cosas en mi cabeza que la mejor manera en que salen es a través de la hoja. También ilustro para entender. Me gusta mucho observar el mundo y a las personas y el dibujarlas me permite entender sus manierismos y recordarlos.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Feliz pequeño pueblo”

Sobre lo que me comentas, pienso que de cierta manera sí. En lo personal, mucho de mi imaginación viene de lo que observo en el mundo y se me hace curioso. Siento que también es muy divertido cómo con la ilustración puedes usar algo tan cotidiano y hablar de cosas muy importantes, por ejemplo un libro que me gusta mucho de Wolf Erlbruch, quién toma algo tan universal como es un pato para hablar de la normalidad de la muerte.

MX: ¿Qué inspira tu estilo?

P: Me gusta mucho la estética asiática y el folklore de diferentes países, siento que más que nada es la relación familiar que estos crean. También me inspiro mucho en lo que veo y esto cambia con mi vida, como verás por el momento en mi estilo sin darme cuenta tengo una fascinación con las casas, que lo relaciono mucho con la nostalgia que me da recordar mi tiempo en Reino Unido, al igual que la nostalgia por mi familia. Me gusta mucho hablar sobre las relaciones personales y los lazos en mis ilustraciones.

Bestiario de criaturas fantásticas en el arte mexicano (GALERÍA)

MX: Decidiste especializarte en Cambridge School of Art porque ahí tienen un máster en “Children’s Books” ¿por qué te interesa este campo, el de los libros infantiles?

P: Siento que es un campo que se puede explorar demasiado y tratar toda clase de temas. A veces queremos creer que debemos proteger a los niños de ciertos temas o pensamos que sólo ciertas cosas específicas les gustaran. Pero los niños son toda una caja de sorpresas, la inteligencia e imaginación de los niños me sorprende. Siento que ellos aceptan mucho más diferentes historias que algunos adultos.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Vamos a cazar una luna”

MX: ¿Qué tipo de temas tratas y quieres compartir con los niños?

P: Lo que más me interesa en sí son las relaciones de las personas, familiares, amigos, etc. No me gusta limitarme a los temas, porque aunque me gusta tratar con temas divertidos, no porque sean libros para niños me gusta alejarme de temas complicados como la nostalgia. Siento que el libro álbum debe de ser un espacio seguro para tratar cualquier clase de tema para los niños.

MX: Hablar con y sobre niños siempre tiene algo delicado, parece que frecuentemente nos aproximamos a ellos con condescendencia. ¿Crees que la ilustración puede difuminar esa barrera?

P: Siento que sí, siempre queremos proteger a los niños de temas que no consideramos apropiados para ellos, pero siento que la ilustración nos abre un campo imaginario y visual fantástico que nos permite tratar estos temas sin ser extremadamente agresivos en lo que mostramos y aún así transmitir nuestro mensaje.

MX: Tu estilo es mucho más universal, no creo que te concentres mucho en motivos locales, sin embargo ¿te interesa explorar la ilustración ligada a referencias cercanas a “lo mexicano” (sin clavarnos en definir qué significa ese adjetivo)?

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Vestuarios Mexicanos”

P: Curiosamente siento que ha veces no nos damos cuenta de qué es “lo mexicano”, porque ya está impregnado en nosotros. Los colores que usas en la ilustración, la clase de personaje que usamos y las temáticas que tomamos suelen ser bastante mexicanas sin que lo intentemos.  Durante mi maestría uno de mis personajes era un tlacuache y recuerdo que tenía que explicar a todos quién era esta clase de personaje y por qué tenía esa personalidad, recuerdo que me decían que era muy mexicano, cuando para mí era algo extremadamente normal. Elementos que usaba como las bugambilias y las clases de casas y personajes que usaban para los ingleses tenían motivos muy mexicanos.

Me ha parecido muy curioso que ahora en México me digan que dibujo como europea cuando allá me decían que dibujaba como mexicana. Si es algo que quiero explorar pero sí me parece muy interesante lo que consideramos mexicano en diferentes culturas.

MX: Por otro lado, ¿cuando ilustras (y simultáneamente narras) piensas en un contexto determinado? Quiero decir, ¿le hablas a un grupo de niños en especial?

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Los que amas hacen un hogar en tu corazón”

P: No sé si sonará algo narcisista pero en general ilustro para mí y la niña que era. Muchas veces ilustro pensando en qué me gustaría haber leído a mí cuando era pequeña y cosas que resuenen conmigo. Siento que a veces los temas que tratamos si somos el autor e ilustrador deben de venir de dentro de nosotros, sino siento que hasta puedes palpar la emoción falsa en la ilustración.

MX: Considerando lo último, ¿hay algún tema que te gustaría trabajar ligado a la niñez en el contexto de México?

P: Algo que me gustaba mucho de niña era el folklor mexicano y las leyendas que tenemos. De manera curiosa, esa extraña mitología y en algunos casos hasta violenta que tenemos en estos cuentos hace que las ideas sean muy mexicanas aún usando visuales más universales.

MX: ¿Qué implica para ti ser una creadora mexicana?

P: Siento que sin darme cuenta estoy empapada de México y aunque no creo que lo haga de manera consciente, el cómo son mis personajes, las temáticas que uso y hasta los colores vivos que me gusta usar demuestran fuera de mi país de dónde soy. También siento que mi imaginación es bastante distinta gracias a lo curioso que es nuestro país y como lo fantástico es parte de nuestra vida diaria.  

MX: Siguiendo esa línea ¿cómo sientes el ambiente creativo local? ¿a qué tipo de retos te tienes que enfrentar como artista en nuestro país?

P: Siento que sí es complicado el ambiente creativo, no sólo porque es difícil entrar, sino porque siento que sí se le da prioridad a cierta estética del momento entonces si un estilo no encaja con eso entonces se ignoran a muchos ilustradores muy buenos.

He notado que un reto que tenemos los ilustradores, es que como especie solemos ser muy introvertidos y a lo más fuerte que te enfrentas en México para ser visto es el tener que hablar, mostrar tu trabajo y darte a conocer con editores. El poder salir de ese cascarón es un fuerte reto inicial para los ilustradores.

patricia-uresti-la-mexicana-que-ilustra-para-entender-el-mundo-entrevista
“Chica Salvaje”

MX: Acercándonos al final. Escuchamos que lo más te gusta crear son personajes. ¿Cómo son estos personajes? ¿Qué tipo de ideas traen consigo? ¿Qué nos quieren decir? Y ¿qué función crees que puedan cumplir al introducirlos al imaginario de quien disfruta tu obra?

Los personajes que suelo hacer muchas veces tienen mente propia. Aparecen en mi cabeza y al dibujarlos me empiezan a mostrar su personalidad y es como si los conociera por primera vez. Muchas veces ellos deciden cómo será su personalidad. Pero de manera consciente veo que muchos de ellos son una amalgama de las personas que conozco y lo que me han enseñado. Me gusta mucho lidiar con la relación que tienen los personajes entre sí y cómo aprenden uno del otro.

Todo esto siento que me ayuda a que mi audiencia pueda empatizar y sentir algo por los personajes que dibujo, no sólo son una imagen, tienen una voz y una personalidad.

MX: Por último, ¿qué ilustradores mexicanos nos recomiendas?

Tres autoras mexicanas que me gustan mucho son Amanda Mijangos, Flavia Drago y Renata Galindo, quienes también puedes ver claramente su nacionalidad en su ilustración.

Estos oníricos paisajes ilustrados inauguran nuevos mitos mexicanos (GALERÍA)

Los paisajes de este artista mexicano inundan la cotidianidad con míticos personajes.

Tal vez la función esencial de los mitos mexicanos —y la razón por la que aún continúan siendo tan importantes para nuestro imaginario— es la de conectarnos con la naturaleza; el mundo que nos rodea. Mucho más que explicar lo sagrado como algo externo, los mitos nos ayudan a entender los deslumbrantes fenómenos que tiñen nuestra cotidianidad.

Sin duda, cultivar esta conexión es más importante que nunca. No solo porque el medio ambiente necesita el compromiso de nuestra parte; también porque a nosotros nos hace falta sentirnos envueltos por el territorio y sus maravillas.

Pero necesitamos una puerta de entrada a este mundo que se despliega entre lo divino y lo mundano, como entre sueños y visiones. Los oníricos paisajes de Carlos Marín-Campos podrían ser el perfecto punto de partida. Este artista visual mexicano (CDMX, 1983) se ha dedicado a explorar la identidad nacional y su relación con el entorno y con la urbanidad.

ilustracion-ilustrador-mexico-mexicano-mitos-surrealista-paisaje

Un asunto que le interesa enormemente es poder reactivar la importancia de ciertos espacios transitorios de la Ciudad de México (como el metro, las calles, los monumentos públicos), atravesandolos con mágicas criaturas: animales significativos (algunos endémicos) pero a muy gran escala, como re-apropiándose de la ciudad.

En sus palabras:

[…] los crecimientos desmesurados de las ciudades han originado que, para el hombre, el entorno inherente sea el urbano. Para el humano, los paisajes más comunes están llenos de estructuras ideadas por él mismo. En este ambiente es fácil que se desarrolle una desvinculación social de su propio entorno global y crea un individualismo exacerbado que propicia que los espacios, los paisajes, sean ignorados.

Un quetzal enorme brotando del World Trade Center o un ajolotote navegando las vías del metro, como si fueran canales subterráneos, son un potente mensaje que inaugura nuevos y muy necesarios mitos.

También en Más de México: Si la Luna fuera de pulque: un precioso mito ilustrado

Mira los curiosos y entrañables barrios en miniatura de una artista chicana

Las detalladas y coloridas miniaturas de cartón de esta joven artista retratan y celebran la vida en los barrios binacionales de Los Ángeles.

La obra de la artista chicana Ana Serrano es una auténtica curiosidad. Probablemente porque las miniaturas siempre llaman a nuestra mirada. Nos encanta la posibilidad de reinventar los objetos más cotidianos en el acto de dimensionarlos distinto. 

Este es tal vez el propósito central de sus piezas: redimensionar. Sus entrañables “barrios” en miniatura demuestran la belleza inherente a estas colonias binacionales que normalmente se oculta tras nuestros prejuicios

La artista mexicoamericana, nació en Los Ángeles, California y siempre ha estado rodeada de estos espacios “latinizados”, coloridos y adornados con detalles de la cultura popular que evocan los rincones más familiares de México —y otros países al sur de la frontera— combinándose con la realidad migrante.

arte-mexicano-artista-chicana-chicano-migrantes-mexico-estados-unidos-barrio

También en Más de México: Finos retratos de siniestra simetría, cortesía de un arquitecto mexicano

Las miniaturas de esta artista no son reproducciones; se ensamblan como sueños que enfatizan los detalles que se instalaron en su memoria: rótulos divertidos, grietas en las paredes, objetos desechables convertidos en adornos (como cubetas-maceta) y una extraña arquitectura que va de lo humilde o discreta a lo extravagante, según el gusto de quien la habita.

Y más que los habitantes, a Ana Serrano le interesa el “habitar”. Por eso se concentra en la manera forma en que las personas “mejoran” sus viviendas o se apropian de ellas, aunque sea con los objetos o herramientas que tienen a la mano. 

En un acto ingenioso, reservado y muy resiliente, los migrantes hacen suyo el espacio en donde viven, lo “territorializan” y construyen una perfecta mezcla que se siente como “casa”, desde cualquier ángulo que se mire.

Conoce más de la obra de Ana Serrano aquí.

Las aterradoras esculturas de Emil Melmoth muestran nuestro caótico y sombrío interior

Asociar muerte y belleza, descomposición y vitalidad es un ejercicio complejo, pero este artista mexicano lo hace con aterradora elegancia.

Asociar muerte y belleza, descomposición y vitalidad, dolor y placer, es un ejercicio realmente complejo. Pero en México lo hacemos constantemente. Tal vez las portadas de los periódicos amarillistas son un ejemplo preciso — aunque también, vulgar y evidente.

Y por otro lado, también se manifiesta esta peculiar capacidad nuestra en la forma en que celebramos y comprendemos a la muerte; en los aspectos que mantenemos vivos de los complejos dioses prehispánicos (que malavarean muy bien estas dicotomías) y en algunos de nuestros rituales contemporáneos.

artista-mexicano-contemporaneo-escultor-emil-melmoth-terror

Es claro que la obra de Emil Melmoth —joven escultor mexicano— emerge de esta rica cualidad. Aunque, en su caso, lo hace con un estilo muy personal, que integra con aterradora elegancia una clara influencia del barroco europeo, referencias a la tradición judeo-cristiana y un naturalismo descarado.

Es eso, su descaro, lo que las hace a sus piezas —a sus personajes— inevitables, deliciosamente atractivos y a la vez, completamente repulsivos y de muy difícil aproximación. La suya es la materia de las más seductoras pesadillas. Pero pesadillas que son necesarias, esas que se atreven a develar nuestro caótico y sombrío interior.

Pocos gustan o encuentran placer al pensar de manera plástica en el interior del cuerpo, con sus vísceras que, según la esquemática ciencia, tienen un orden y un lugar; pero que tornadas hacia fuera vibran sin pulso fijo y se desparraman viscosas. Menos aún pensamos en lo “deforme”; a veces hacemos el esfuerzo por “dignificarlo”, pero nunca —o, por lo menos, casi nunca— lo usamos como contrapunto para poner en cuestión la forma que consideramos natural.

artista-mexicano-contemporaneo-escultor-emil-melmoth-terror

El cuerpo es bellísimo, claro, por ser la superficie donde acontecen todos nuestros anhelos y lugar al que penetran todos los placeres posibles para nosotros. Pero también, por más sano que esté, por más cuidado y cercano a la norma estética que aprobamos, no deja de ser absolutamente desagradable, cuando se transgrede su superficie. Aunque eso sí, siempre resulta fascinante. Y las piezas de este mexicano nos ayudan a imaginar cómo sería experimentar con él, pasar de sus límites y desgarrar sus contornos.