Seductoras postales de los paisajes mexicanos en invierno

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación.

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación. El efecto alquímico del frío se apodera de los árboles, sus raíces, la hierba y las flores. Después de los veranos, con lluvias que no dan tregua, el cielo finalmente se reencuentra con su nítido azul, que se combina con las blancas nieves y la tierra agrietada.  

Aunque los paisajes mexicanos no suelen adornar la idea cliché y romantizada de las navidades, tal vez deberíamos otorgarles ese lugar especial. En México no solamente neva contundentemente —porque nuestro paisaje nacional ha sido tejido por toda clase de ecosistemas— sino que las montañas, los volcanes y los lagos se despliegan sin pudor alguno.

Las vistas invernales mexicanas son inmensamente dramáticas. Nos recuerdan que el ciclo del calendario comienza a extinguirse, realizando una promesa secreta de que las cosas prontamente serán mejores; también que los elementos naturales que componen la onírica visión tendrán su propio renacimiento, cuando la nieve termine de derretirse.

Así, es delicioso relajarse con los ojos inmersos en las seductoras postales de nuestros paisajes mexicanos en invierno.

También en Más de México: Hipnóticos time-lapse de algunos de los sitios más hermosos de México

4 destinos para vivir la magia del turismo rural

Viajes muy auténticos, diseñados para que aprendas sobre la vida en algunos encantadores rincones de México.

Si eres mexicano, tienes el deber de viajar por tu país. No nada más para conocerlo mejor; sobre todo porque viajar es la mejor forma de comprender la vida en otros lados. Y México es tan complejo, tan grande que podríamos decir que es más de un país a la vez —de hecho, se trata de cientos de pequeños “países”.

Sin embargo, no todas las formas de viajar son iguales. De hecho, nos atrevemos a decir que el turismo más “popular” y más accesible no es el más recomendable. En muchos casos el turismo no se preocupa ni por el medio ambiente, ni por las personas que articulan esos “destinos”. Y es urgente cambiar eso. 

Por suerte, cada vez hay más alternativas. Y una opción vital es el “turismo rural”. Se trata de un concepto de viajes que quiere promover la conciencia y el respeto a las comunidades rurales de México. Y no solo eso: también incentiva el intercambio cultural y la convivencia directa entre mexicanos de todas partes del país. 

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

La idea es realmente conocernos unos a otros, enseñarnos distintas formas de comer, cultivar la tierra, expresarse artísticamente, entender el mundo y hasta distintos idiomas y dialectos. Un viaje enmarcado en estas premisas es mucho más un paseo: se trata de una auténtica experiencia de vida. Al mismo tiempo, el viajero se compromete a respetar las normas de cada comunidad que visita y encarnarlas en sí mismo. Por eso el turismo rural es una propuesta sustentable

Por otro lado, este tipo de viajes nos vuelve sumamente sensibles a la función que otros mexicanos y sus comunidades cumplen en el esquema general de nuestra sociedad. Las comunidades rurales de México (que son muchísimas) son guardianas de los bosques, de la milpa y de muchas especies endémicas que las formas de vida más urbanizadas han puesto peligro (como las abejas). Además de esta conexión, guardan saberes sobre la naturaleza que se manifiestan en la tradición oral, como la medicina tradicional. 

También en Más de México: Un viaje increíble en Tlaxcala para aprender todo sobre las abejas

Si realmente imaginamos y aspiramos a construir un México más pacífico, es urgente conectarnos y reconocernos. Por eso te presentamos 4 destinos para vivir la magia del turismo rural, todos presentes en RUTOPÍA, una plataforma de viaje mexicana que le apuesta a esta clase de turismo y te ayuda a vivirlo sin muchas complicaciones.

También en Más de México: VISIT MÉXICO: una nueva era en la promoción de nuestro país

1: El Triunfo

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

En la espectacular Sierra Madre de Chiapas se encuentra la comunidad de Nuevo Paraíso, nublada y preciosa. En esta zona se siembra café orgánico y tú podrás aprender sobre cómo se hace y, por supuesto, degustarlo. Además, podrás convivir con la naturaleza muy de cerca, haciendo senderismo y avistamiento de quetzales silvestres. Convive con las familias y aprende un poco sobre la cultura tzeltal y sus ricas tradiciones. Aprende más aquí.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

2: El Veinte

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

Esta comunidad está dentro de la exuberante reserva de Calakmul. Según se detalla en la plataforma de RUTOPÍA este es uno de los pocos ejidos donde la selva se ha conservado intacta y es habitada, además. por especies endémicas como jaguares, monos araña y tucanes

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

Los artesanos de la zona han aprendido a transformar la hermosa materia de la selva en piezas increíbles de madera y textiles. Conecta presente y pasado visitando los talleres artesanales y las zonas arqueológicas del sitio que aún se mantienen. Camina por la selva, aprende sobre la extracción de chicle y acampa bajo las estrellas. Aprende más aquí.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

3: El Almacén

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

Para conectar con la cultura mixteca y sus tradiciones con mucha historia, este es el mejor lugar. En las montañas de Oaxaca se encuentra la comunidad de El Almacén, donde un grupo de mujeres, amantes de su cultura, se dedican a reactivar la enorme tradición pulquera.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

Si las visitas, puedes aprender a hacer pulque, a cocinar, a hacer artesanías tejidas de palma y hasta un poco de mixteco. Además hay hermosas caminatas por los cañones, fogatas nocturnas y la posibilidad de visitar las cascadas de Santiago Apoala. Descubre más aquí.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

4: Acaxochitlán

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

Esta comunidad hidalguense es perfecta para los amantes del bosque. Su paisaje, salpicado de cascadas y ríos, es custodiado por la comunidad náhuatl de la zona. Ellos celebran su vínculo con la tierra a través de la gastronomía, cocinando con ricos ingredientes de la zona como hongos, maíz y trucha. Además, hay una fuerte tradición artesanal ligada a los telares.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

En Acaxochitlán podrás caminar por el bosque, recopilar delicias silvestres y aprender a cocinar con ellas. Además, hacer paseos a caballo, bicicleta o lanzarte en la tirolesa. Por si fuera poco, las artesanas te recibirán en sus talleres para enseñarte sus procesos. Aprende más aquí.

mexico-destinos-mexicanos-turismo-rural-experiencias

*Imágenes: Rutopía.

4 paisajes de otro mundo que te están esperando en México

Llevando al límite las formas de la tierra o exhibiendo preciosos cuerpos de agua, estos destinos te harán sentir que estás en otra dimensión.

Casi todos los mexicanos podemos transitar con naturalidad entre dimensiones místicas y realidades concretas. Para muchos, esta es una de las cualidades más destacables de nuestra identidad. Sin duda esta particularidad está ligada al sincretismo que nos da lugar. Aunque también es posible que se la debamos al medio ambiente que habitamos.

Y es que los paisajes mexicanos son tan extravagantes y hermosos, que nos hacen “confundir” el mundo “real” con escenarios que solo podrían haber sido concebidos en finas narraciones. Llevando al límite las formas de la tierra o exhibiendo misteriosos cuerpos de agua policromáticos, hay paisajes mexicanos que son de otro mundo. Y te están esperando.

Aquí te presentamos 4 de los más extravagantes.

1: San Juan Parangaricutiro, Michoacán

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Era 20 de febrero de 1943 cuando la Tierra se abrió en Michoacán y el Paricutín brotó de sus entrañas. El evento, igualmente hermoso y espeluznante, dio lugar a uno de los paisajes más misteriosos y encantadores del país.

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

La lava del volcán recién nacido cubrió todo a su paso, incluyendo la iglesia y cementerio del pueblo de San Juan Parangaricutiro, aunque la torre y el altar quedaron al descubierto. Aún puedes admirar esta espectacular escena: la iglesia casi ahogada en piedra y el Paricutín al fondo.

2: Cenote Tak Be Ha, Yucatán

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

En Yucatán, el agua se filtra desde la superficie, formando corrientes subterráneas e intrincados sistemas de cavernas. A algunas podemos acceder a través de los cenotes: depresiones geológicas que se inundan, ofreciendo una visión excepcional y muy brillante.

En la península hay alrededor de 3000 cenotes y el de Tak Be Ha es solo uno de ellos. Se encuentra a 15 minutos de Tulum y es el sitio perfecto para explorar las entrañas acuosas, azules y turquesa, y las formaciones de piedra que sugieren figuras absolutamente insospechadas.

3 Piedra Volada, Chihuahua

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

La sierra de Chihuahua ofrece uno de los paisajes más complejos de México. Se trata de las Barrancas del Cobre. Aunque tal vez, entre toda la inmensidad de este sitio, hay un punto que destaca: Piedra Volada, un mirador natural que solo podría ser descrito como un afilado borde, donde el siguiente paso, es el abismo.

 

A los pies del mirador hay una cascada, con una caída de 453 metros. Frente al panorama cotidiano, de infraestructuras que nos constriñen, la experiencia de Piedra Volada más que ser de “otro mundo”, nos recuerda que habitamos un terreno que nunca dejará de sorprendernos.

4 Cuatro Ciénegas, Coahuila

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Cuatro Ciénagas, en Coahuila, es uno de los lugares más extraños de México y del mundo. Visitarlo es permitirse una experiencia surreal y sublime, donde la contemplación promete abrumarte y liberarte en igual medida. Por un lado, en este sitio se encuentran las Dunas de Yeso: un desierto de blanquísimas formaciones hechas de sulfato de calcio y silicio, que constantemente están cambiando por la erosión provocada por el viento.

destinos-mexico-mas-raros-extraordinarios-surreales-viajes

Y, como contraparte frente al cambiante paisaje desértico de las dunas, Poza Azul es un manto de agua que remite al origen de la vida: en esta espectacular poza hay altas concentraciones de estromatolitos, las formas de vida son las más antiguas de la Tierra.

La visión de los dos sitios te sacará de esta dimensión y, cuando quieras volver, puedes poner los pies en el pueblo de Cuatro Ciénagas, que —aunque mundanos— también tiene sus encantos.

Elegantes fotografías de nuestra tierra, romántica y aleatoria (GALERÍA)

El fotógrafo Maximilian Virgil capturó extraordinarias escenas de la vida, la comunidad y la naturaleza mexicanas.

A Maximilian Virgil, fotógrafo originario de Berlín, la constante diversidad que se despliega en nuestro territorio le resultó absolutamente fascinante. No en vano, describe su viaje a México como “romántico, vivaz y un poco aleatorio”.

Su opinión no es aislada, pues se suele asociar a México, desde el exterior, con cierto caos o aleatoriedad. Como si el territorio estuviera desorganizado; o, aún más profundamente, como si nunca hubiese tenido un principio organizador.

A algunos les podría parecer abrumadora la premisa de un país que simplemente carece de un eje que rige y equilibra todas las fuerzas sociales, identitarias, simbólicas, divinas y demás que lo habitan. Pero lo cierto es que, posiblemente esta falta de principio, esta elusividad del origen y la constante ruptura y cuestionamiento de las propias reglas, sean los elementos que vuelven a México uno de los destinos más cautivadores del mundo.

En eso tal vez recae otra asociación: la idea de que México es un país que encanta o un sitio perfectamente romántico, donde las emociones son exaltadas por absolutamente cada detalle, especialmente por la naturaleza y por la muy particular belleza de los sujetos mexicanos.

También en Más de México: Retratos sutiles del extraño y fantástico México

Todo esto, claro, se hace obvio para un ojo extranjero, que está completamente preparado para dejarse extrañar por lo que mira. Desde dentro, tendemos a organizar el caos o nos “hacemos de la vista gorda” y navegamos con inteligencia esta tierra fracturada. Así, de pronto, nos olvidamos de lo verdaderamente increíble (y a veces inverosímil) que es este espacio romántico y aleatorio.

Afortunadamente elegantes trabajos, como el que realizó el Maximilian Virgil al capturar extraordinarias escenas de la vida, la comunidad y la naturaleza de San Cristóbal de las Casas en Chiapas y de la Isla Holbox en Quintana Roo, nos recuerdan nuestra delicada rareza.

Al mismo tiempo, no debemos sorprendernos negativamente por esta falta de ejes, en cambio deberíamos recordar que si es difícil resumir lo que somos es porque nos desbordamos y somos infinitamente diversos en nuestras lenguas, flora, fauna, gastronomía, creencias, colores.

También en Más de México: La calle en los ojos de Alex Webb: retratos de mexicanidad