7 super alimentos del futuro son de origen mexicano, dice WWF

Por sus propiedades nutricionales, adaptación a tierras cultivables, sustentabilidad, pero también por su sabor, estos son los alimentos del futuro.

“Solo con maíz y tortilla se mantenían sanos hasta 250 mil habitantes en Tenochtitlán”.

Mario Enrique Rodríguez García, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM.

México, sabemos, ha sido medular en la alimentación de la población en el mundo. Solo para darnos una idea: actualmente el maíz es el cereal más cultivado del planeta, según datos de la FAO del 2016. 

Pero el maíz es solo el icono de la diversidad mexicana que ha enriquecido la dieta de la humanidad. En los últimos años, estudios resaltan las propiedades nutricionales de alimentos como la chía, el amaranto (uno de los principales alimentos de los astronautas) o el nopal; y hay evidencias de que la dieta prehispánica mejora la cognición, el metabolismo, la flora intestinal y es antienvejecimiento

La dieta básica de estas tierras nos mantuvo sanos durante milenios, prácticamente solo a base de tortilla nixtamalizada y frijol, ya que ambos hacen un mix proteínico formidable.

Ahora, un estudio de este año del Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) en alianza con Knorr, arroja 50 alimentos del futuro, entre los cuales, 7 son de origen mexicano.

alimentos-del-futuro-mexico

Qué es eso de alimento del futuro 

Para el 2050, según estimaciones de la ONU, seremos unos 9 mil millones de personas habitando la Tierra. Y esto conlleva que tendremos que cambiar de dieta si queremos sobrevivir como especie, pues la actual, a todas luces es insostenible.

Así, un alimento del futuro es el “una serie de cultivos seleccionados debido a su valor nutrimental, accesibilidad, sabor y bajo impacto ambiental".

Como decíamos, México es rico en esta oferta y aquí te pasamos la lista de sus alimentos que harán que tengamos una sociedad más ecoamigable y sana:

  • Verduras: nopales, flor de calabaza, jitomate.
  • Tubérculos: Jícama y camote.
  • Leguminosas: Frijoles negros.
  • Cereales: amaranto.

Hay que recalcar que algunos de estos insumos ya están mejorando las condiciones de vida de miles que están siendo afectados por el cambio climático: desde 2017, la FAO está realizando un esfuerzo por educar a comunidades afectadas por la sequía del cultivo de nopal.  Este delicioso cactus, además de nutritivo, no necesita de mucha agua para su supervivencia.

Aprovechamos también para recordarte, y no permitir que muera en su versión nixtamalizada: es un mito que la tortilla engorda, y dejar de consumirla es nocivo: nutriólogos. 

Checa la lista completa de WWF aquí.

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, periodista, colabora para diversas publicaciones. Y pintora con bordadora en 👉 ( http://bit.ly/2jkE8lD )