El poético mural que solo se revela si lo toca el agua (y celebra a una antigua cosmogonía)

Esta artista mexicana instaló un ingenioso mural en Campeche que solo puede ser visto cuando entra en contacto con el agua.

Las fascinantes cosmogonías de quienes habitaron estas tierras antes de la conquista, continúan dibujando el horizonte de nuestras creencias y definiendo lo que para nosotros significa lo “divino”. Tal vez no lo hacen con misma potencia de antaño. Tal vez lo que tenemos que esas cosmogonías hoy son interpretaciones contemporáneas.

Pero se mantienen activas, continúan haciendo identidad con nosotros a través de rituales y saberes populares; como si conformaran una antigua brújula indicando coordenadas en un idioma que desconocemos, pero que nos guía por un camino que nos sabe familiar. Así, aunque invisibles, están trazadas de forma indeleble en nosotros.

eva-vale-mural-maya-campeche-arte-contemporaneo-muralismo-mexico

Esta particular sensación es la que evocan los murales de Eva Vale, artista mexicana que utiliza una técnica muy especial. Sus enormes piezas están pintadas con una técnica impermeabilizante en negativo y cuando el agua toca los muros de cemento, se activan espectaculares diseños que evocan este antiguo —pero bien vivo— aspecto de la mexicanidad.

Su más reciente pieza está dedicada a la intrincada cultura maya. Teñida absolutamente por su entorno natural, a la cosmogonía maya pertenecen también la selva, los manglares, el mar y animales y plantas como la ceiba, las tortugas, la serpiente y la flor de loto. Todos estos son representado en “Naturaleza de lo divino”, el mural de 22 metros de largo y 4.5 de alto, situado en el malecón de Campeche.

eva-vale-mural-maya-campeche-arte-contemporaneo-muralismo-mexico

Además, Vale retoma del Popol Vuh a los dioses gemelos que crearon la tierra (Hunahpú e Ixbalanqué), acompañados de la diosa Ixchel (diosa de la luna, amor, fertilidad y trabajos textiles).

En el mural se aprecia la frase “In lak’ech hala ken” que significa “Yo soy tú, tú eres yo”, haciendo una declaración preciosa y necesaria: estas cosmogonías que nos guardamos bajo la piel, pero que se activan frente a ciertos contactos refrescantes y purificadores —como una conversación honesta— podrían transformarse en el punto de encuentro que tanta falta nos hace en esta, la era de la polarización.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La NATURALEZA DE LO DIVINO… Los mayas creían que al meterse el sol, tenía que luchar por su vida para volver a salir… Bajo ese argumento este mural de 22 mts x 4 está ubicado en el malecón, frente a palacio de gobierno… Donde los gemelos que crearon el mundo según el popol vuh (Hunahpú e Ixbalanqué) junto con la diosa Ixchel y la herencia de Campeche le acompañe todos los días. Esta pieza que aparece con el agua busca reconocer la riqueza de campeche… Donde a partir del jade se construye y de construye – calakmul sobre un árbol de ceiba (el elevador de los mortales al Inframundo), quien después se convierte en el cocodrilo y la tortuga (los encargados de traer a los Dioses a la tierra) el espíritu del quetzal, la flor de loto, los números mayas ( el cero) , el búho, la fortaleza de campeche y su ciudad amurallada … La máscara de calakmul de día y las manchas de jaguar como estrellas para la noche encapsulan mi enamoramiento por campeche En mi, solo hay extra agradecimiento al gobernador con dinamita en la sangre y miel en el corazón @alitomorenoc, a mi idea de serenidad @chriscastdemor, al programa @mexicobienhecho de Comex…y a mi todo en la vida @lucilagl…gracias a todos los que forman parte de este proyecto #muralcampeche #evavale #mayas #campeche

A post shared by Eva Vale (@evavale) on

Mira aquí un video que expone cómo se activan las piezas de Eva Vale y descubre más sobre su obra en su cuenta de Instagram.

La Quiñonera, un revolucionario espacio artístico con tres décadas de historia

En el barrio de La Candelaria, Coyoacán, se encuentra La Quiñonera, un espacio dedicado al arte y comprometido con la sociedad y el cambio.

La Quiñonera es un colectivo que surgió a partir de la necesidad de sus integrantes de explicarse una realidad que parecía resistirse al cambio, aferrándose a las viejas maneras de producir arte e intransigente en sus ideales. Quisieron romper con el espíritu cerrado, tradicional y localista de la época. Creían que el arte debía trabajar en conjunto con la sociedad, fungiendo como un agente de cambio.

La necesidad de un espacio alternativo para la creación artística atrajo cineastas, pintores, músicos, escritores, actores, críticos, curadores…en fin, artistas de toda índole. El 2010 vio cómo las actividades de La Quiñonera se reiniciaban, con tres ejes fundamentales, expresados en su página de Facebook: reconocer el cambio, limpiar y sanar el concepto de poder y dominio como poder civilizatorio y aceptar la muerte.

la-quiñonera
Imagen de: tejedoresdepelohumano.blogspot.com

La Quiñonera no se ha quedado en los ochentas: ha evolucionado con el tiempo y sigue respondiendo a los retos y necesidades del medio. Ataca las principales cuestiones que buscan limitar al ser humano y su espíritu creativo. Su objetivo es brindar un espacio donde las inevitables crisis, sufridas por individuos y colectivos, se puedan resolver de otra manera: con espíritu crítico y en compañía.

la-quiñonera
Imagen de: FB La Quiñonera

El resurgimiento de este espacio fue llevado a cabo por sus creadores: Héctor y Néstor Quiñones. Las exposiciones que atestiguaron el renacer de La Quiñonera fueron dos: la pintura y escultura de Germán Venegas y del conceptualista Alfonso Zárate Ávalos. La mayoría de las piezas expuestas estuvieron antes en el Museo de Arte Moderno de México.

la-quiñonera
Imagen de: FB La Quiñonera

Los Quiñones están convencidos de que el arte debe tener una identidad local, plural, libre y horizontal. Es vital romper con los anquilosados paradigmas de un medio hundido en la meritocracia y el compadrazgo. La lucha constante por liberar el arte contemporáneo de las cadenas mercantiles y consumistas es la fuerza que, más de treinta años después, mantiene a La Quiñonera en pie.

Dónde: Santa Cruz 111, La Candelaria, Coyoacán.

Horarios: miércoles a domingo, de 11:00 a 18:00 horas.

También en Más de México: 5 artesanías mexicanas fabulosas para regalar en estas fiestas.

* Imagen destacada ENPEG “La Esmeralda”

Doctor en bicicleta: el proyecto solidario de un joven médico campechano

La historia de un joven médico mexicano que atiende comunidades aisladas de Campeche a bordo de una bicicleta (y sin cobrar por sus servicios).

La diversidad en México también se manifiesta de formas negativas. Así como hay una gran variedad de fenómenos culturales, tradiciones, etnias y paisajes, también hay un montón de problemas. Como respuesta, hay muchos mexicanos en acción, tratando de cambiar el panorama. 

Luis Fernando Hernández es uno de ellos y su proyecto, Doctor en Bicicleta, está para celebrarse, pero también para inspirarnos y, en la medida de lo posible, replicar. Doctor en bicicleta comenzó como un reto personal. Luis Fernando, joven médico de 27 años y originario de Campeche, decidió dedicar sus fines a semana a ayudar a las comunidades aisladas de su estado. 

doctor-bicicleta-bici-atencion-gratuita-campeche-mexico-proyecto-comunitario

El sábado en la mañana, agarraba su bici y se lanzaba a los pueblos, buscando gente que necesitara su atención. Poco a poco se fue haciendo conocido y, además, compartía con los pacientes su teléfono e instaló una página de Facebook para que pudieran contactarlo y también conectarlo con nuevas personas. Nunca ha cobrado nada por este servicio.

El proyecto ha ido creciendo cada día más. En los últimos dos años ha llegado a atender a más de 5 mil personas. Y en comunidades como Cayal, Nohakal, Pueblo Nuevo, Tixmucuy, Bonfil y Melchor Ocampo ya lo conocen como el Doctor en Bici. Ayudado por su novia, Luis Fernando también organiza colectas de medicamentos, ropa, alimentos, juguetes y productos de higiene personal que lleva de forma gratuita a sus pacientes.

doctor-bicicleta-bici-atencion-gratuita-campeche-mexico-proyecto-comunitario

Su labor es muy intensa: entre semana trabaja para pagar sus gastos en el Centro Médico Campeche, unidad de urgencias y los viernes organiza las consultas del fin de semana, identifica las comunidades donde hacen falta insumos, se encarga de las colectas y el sábado se lanza en la bici, siguiendo el itinerario; mientras su novia lleva en un automóvil todo lo recolectado.

La consulta no solo se trata de la revisión, en muchos casos implica alimentar, cambiar y asear a los pacientes. Como agradecimiento, la gente de las comunidades los alimentan y ayudan a ensamblar los espontáneos espacios de atención. 

doctor-bicicleta-bici-atencion-gratuita-campeche-mexico-proyecto-comunitario

Doctor en Bicicleta ya es un Asociación Civil y Luis Fernando se ganó el tercer lugar del  Premio Kybernus al valor ciudadano (fue nominado por sus pacientes) y ya hay otros médicos que se han ofrecido a ayudarlo. 

Cuando empezó no sabía que se extendiera tanto, pero el Doctor en bicicleta ya es un miembro esencial de las comunidades a lo largo del estado. Como explica Luis Fernando el aparato de salud de nuestro país está pasando por muchísimos problemas: falta de insumos, personal, espacios y los médicos están frustrados por no poder ayudar.

doctor-bicicleta-bici-atencion-gratuita-campeche-mexico-proyecto-comunitario

Pero él está seguro de que los gobiernos solos no van a resolver cada una de estas aristas. Todos podemos ayudar a que los demás salgan adelante. Como explica, sabia y elocuentemente: ayudar a los más necesitados es una manera de contribuir a mejorar la calidad de vida de todos.

Sin duda, sin estar saludables, no podemos hacer que mejoren las cosas. El cuerpo cuidado y fuerte debería ser prioridad y podemos hacerlo juntos. Lo más lindo es que todo se ha construido en la solidaridad y la confianza. Esta debería ser evidencia suficiente de que las cosas pueden cambiar, si estamos dispuestos a creer en el otro y echar una mano.

Visita el Facebook del Doctor en Bicicleta, ayúdale a difundir su causa y, si vives en Campeche, no dejes de ayudar con las colectas.  

También en Más de México: En este hospital de Chiapas los pacientes pueden pagar con café y maíz

*Fuente: “Doctor en Bici atiende comunidades rurales”, Iván Cruz para El Universal.

*Imágenes: Facebook “Doctor en Bicicleta”

Mexican Pink: una vibrante representación de nuestra tierra (GALERÍA)

Paloma Rincón construye con sus fotografías hermosos mundos llenos de significado…

Cuando decimos que las fotografías de Paloma Rincón son vibrantes, es en serio. En ellas hay algo ineludible que captura el ojo y más que un elemento concreto, ese algo es una sensación que emerge del conjunto: entre colores brillantes, hermosas composiciones y una sospecha de que, lo que ahí se presenta es un mundo cargado de significado.

Te puede interesar: 9 fotógrafos mexicanos para encandilar la mirada

La fotógrafa mexicana ahora vive y trabaja en Madrid, pero en ella y su hacer se manifiesta algo que evidentemente se originó en otro lado. Su estilo definitivamente hace eco profundo con su profesión: la fotografía publicitaria; sus imágenes tienen un acabado impecable y siempre están sugiriendo algo que no termina de concretarse en el encuadre. Ella les llama juegos visuales y sin duda hay una invitación en su obra que apuesta por lo lúdico. Paloma dice:

La fotografía me permite trabajar con elementos del mundo real y descontextualizarlos para formar pequeños universos que de alguna forma representan de manera icónica conceptos o ideas que me gusta explorar.

Y es que su proceso implica mucho más que capturar un momento, Paloma se dedica a montarlo, a ensamblar la escena con lujo de detalles, contruyendo preciosos  —y ya muy característicos de su trabajo— bodegones contemporáneos.

“Mexican Pink” es una serie dedicada a bodegones inspirados en nuestra tierra. Nombrada para hacer honor el mítico rosa nacional, este proyecto es enteramente personal y el resultado final trae a presencia los hermosos colores mexicanos, los sabores, los olores y sin duda también, la rica y fina tradición artesanal local. En palabras de Paloma:

Todo lo que hacemos ahora se nutre inevitablemente del pasado, ya sea de la tradición o de expresiones artísticas anteriores que se van adaptando a las nuevas épocas. Nada es nuevo del todo pero sí se puede aportar una nueva mirada a algo ya existente. Hay muchas maneras de abordar un tema desde un nuevo punto de vista y con ello generar algo diferente.

Es claro que, con su hacer, Paloma está honrando nuestras tradiciones, pero también se permite encuadrarlas desde lugares insospechados, recordándonos que el ingenio es vital en la práctica creativa. Solo a través de la re-creación y la experimentación nos podemos encontrar con nuevas formas de leer e inventar el mundo que nos rodea. En ese sentido, “Mexican Pink” se vuelve también una pregunta por la identidad.

Me intereso mucho por técnicas de todo tipo y sobretodo las que tienen más conexión con lo hecho a mano […] Intento incorporar en mi trabajo formas de trabajar con materiales que aporten algo diferente y que a la vez tengan identidad.

Y la búsqueda termina bien. Aunque en su obra Paloma utiliza elementos típicos, con los que cualquiera de nosotros podría relacionarse o por lo menos puede reconocer, no deja de de-construirlos y re-construirlos, como diciendo que no somos solo los clichés. Es claro: ser mexicano es mucho más que eso. Para Paloma esta identidad es casi una forma de sentir el mundo:

Para mí el ser mexicana tiene asociada una forma de haber crecido, haberme relacionado y estimulado con el mundo de los sentidos a muchos niveles. Es una manera de entender el mundo a partir de las texturas, los olores, los colores y los sonidos. Esa riqueza artística y gastronómica además va acompañada de un gran peso cultural.

Conoce más de su obra en su web, Facebook e Instagram.

También en Más de México: Lecciones de visualidad, belleza y mestizaje, cortesía de una fotógrafa oaxaqueña